El grupo Cirigliano vende varias líneas de colectivos urbanos

El grupo Cirigliano vende varias líneas de colectivos urbanos

Dejará de operar las que son de su firma Ecotrans; se hacen cargo 4 empresas.

Ya se conocían las negociaciones, pero ahora se formalizaron. El grupo Cirigliano decidió dejar de explotar varias de sus líneas de colectivos que funcionaban bajo el nombre de la empresa Ecotrans.

Según consta en el juzgado donde tramita el concurso preventivo de la compañía, el grupo se desprendió de las líneas 136, 153, 163, 174, 243, 317, 321, 322, 503 y 635, todas operadas por Ecotrans. Los compradores, las empresas Libertador San Martín, Sargento Cabral, Microómnibus Saavedra y La Cabaña, se harán cargo de la “explotación y prestación de servicios de transporte de pasajeros”.

A cambio, la empresa, cuyo socio principal es el grupo Cirigliano, recibirá un alquiler que se depositará en el juzgado.

De acuerdo con el convenio al que accedió LA NACION, Ecotrans recibirá un alquiler mensual de un millón de pesos durante 60 meses, que se depositarán en la cuenta del juzgado. A su vez, la empresa, y no el juzgado, recibirán otros 60 millones de pesos en el término de un año, también por el uso de las instalaciones.

La compañía de colectivos, que opera básicamente en la zona Oeste del conurbano bonaerense, recibió en 2015 subsidios por alrededor de 439 millones de pesos, según surge de los cálculos de LNData en base a información oficial. Los problemas de flujo de la empresa coinciden con la pérdida de poder del grupo Cirigliano después de la tragedia de Once. En 2011, la firma recibió subsidios por 245 millones de pesos; un año después, en 2012 y pese a la inflación, la cuenta terminó por debajo: 230,01 millones de pesos. Al año siguiente se recuperó (llegó a 263 millones de pesos), pero nunca pudo reponerse.

Esas líneas de colectivos siempre tuvieron un fuerte componente de subsidios. Sucede que la mayoría de los viajes son largos, con lo que el índice de pasajeros por kilómetro (elemento que hace más o menos rentable una ruta) es bajo. De ahí que el régimen de subsidios las beneficia más que a otras.

Por ahora, la Justicia aún no se expidió sobre la autorización o no del plan. Según consta en el expediente, el 16 de mayo, un día después de presentado el acuerdo, intimó al vendedor a que informe “cómo se repartirán las líneas y dónde trabajará cada uno de los empleados de la empresa”.

ecotrans

El contrato prevé que todos los empleados sean ubicados en las nuevas compañías y la renovación de la flota de 350 colectivos. Pese a que consta que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) rubricó el convenio, los empleados de la empresa lo cuestionan. “El acuerdo, que fue preparado a espaldas de los trabajadores, plantea el desmembramiento del servicio y la cesión de sus recorridos a cuatro empresas que se harían cargo de las líneas”, dice un comunicado enviado por los delegados de la compañía. Los trabajadores anunciaron un paro y movilización al juzgado que interviene en el concurso para hoy a las 12 del mediodía.

El acuerdo establecía que los empleados pasarían en su totalidad a las nuevas empresas mañana, 1° de junio, y que se respetaría la totalidad de las condiciones de trabajo vigentes. Hasta anoche, el juzgado no había resuelto sobre el convenio.

El repliegue del grupo Cirigliano comenzó ni bien ocurrió la tragedia de Once. Tres meses después, le fue revocada la concesión de los ramales ferroviarios Mitre y Sarmiento, que explotaba Trenes de Buenos Aires, una empresa entre cuyos accionistas estaba Ecotrans. Poco tiempo después, y tras días de conflictos que tuvieron a los trabajadores movilizados en la Avenida General Paz, se cerró el taller ferroviario Emfer. Los empleados fueron reabsorbidos por empresas del Estado relacionadas con el mundo de los trenes.

En el predio, además, se fabricaban colectivos bajo la marca Tatsa. El modelo Puma, de los que circulan cientos en el área metropolitana, se vendía generalmente a empresas que también participaban en Ecotrans. Aquella fábrica también cerró.

En el interior, los transportistas empezaron a perder negocios. Bahía Blanca y Santa Rosa fueron dos de las ciudades en las que dejaron de operar el servicio de colectivos urbano.

A la venta de Ecotrans se le suman los rumores de la venta de todos los colectivos que operan bajo el emblemático nombre de Plaza. Según trascendió, varias de las líneas de colectivos que funcionan en el área metropolitana ya habían sido ofrecidas a otro grupo de transportistas.

 

Fuente:

Diario La Nación

(Visited 68 times, 68 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *