Empiezan a instalar cámaras de seguridad en los colectivos

Empiezan a instalar cámaras de seguridad en los colectivos

En diez días arranca la instalación del sistema en las unidades. En un mes y medio saldrán a la calle los primeros 50 coches videovigilados.

Finalmente, las cámaras de videovigilancia en los colectivos del transporte urbano de pasajeros serán una realidad en 40 días. El sistema grabará todas las imágenes a bordo, pero sólo podrá transmitirlas al 911 de la policía si se acciona el botón de pánico. El registro de un robo podrá verse en directo en las zonas donde exista transmisión de datos por las antenas de telefonía celular. De lo contrario, el hecho quedará almacenado en un soporte informático.

El Ministerio de Seguridad santafesino confirmó que la puesta en marcha de la infraestructura informática y los cámaras comenzará a partir del 28 de junio en las primeras 50 unidades de las 150 que estarán monitoreadas por el 911 de la policía, la Municipalidad y las concesionarias del servicio público. Será una inversión de 20 millones y dos años de plazo a cargo de una empresa rosarina encargada de desarrollar el sistema.

La incorporación de tecnología vinculada a la seguridad surgió como una opción de los funcionarios ante la ola de asaltos a bordo de los ómnibus. La licitación se había puesto en marcha en septiembre del año pasado y tuvo como adjudicataria a Crayon Web, una firma local que deberá en los próximos tres meses montar el sistema de transmisión de imágenes a bordo.

Primero serán 50 (que cumplen frecuencia en horario nocturno). Luego habrá un total de 6 meses para la colocación definitiva de los dispositivos que transmiten imágenes a bordo en 150 coches del transporte de una flota total de 700 unidades.

Entre las prestaciones se incluye además de la instalación y puesta en funcionamiento de un micrófono ambiente, un botón de pánico y 4 cámaras de video vigilancia: un aparato con vista a la trompa del vehículo (que capta los siniestros viales), otra en el ascenso de pasajeros, otra en el descenso y otra que observa todo el interior del habitáculo.

En tres etapas. El montaje de los aparatos en los colectivos se hará por tercios en 30, 60 y 90 días a partir del próximo 28 de junio.

El sistema de cámaras grabará permanentemente todo lo que ocurra a lo largo de los recorridos, pero las imágenes sólo aparecerán en la pantalla gigante de la central de monitoreo 911 (que funciona en los altos de Gobernación) si el conductor decide accionar el botón de pánico.

La transmisión de las imágenes captadas por las cámaras podrá realizarse en siete terminales: dos a cargo del Ente de la Movilidad, otras dos en la central provincial de monitoreo y tres terminales para cada una de las concesionarias del servicio público (Semtur, La Mixta y Rosario Bus).

A los fines de prevenir un delito, será la terminal del 911 la que podrá enviar a la policía, desde el resto de las terminales, los operadores podrán comunicarse con la central para solicitar auxilio. De todos modos, la tecnología servirá para dar una respuesta más rápida ante un hecho de inseguridad o un accidente.

Mientras no ocurra un episodio violento, vandálico o de robo, las imágenes se irán descargando en un punto Wi-fi cuando el coche ingrese a la punta de línea. Entonces, se hará una descarga de todo el recorrido en un servidor, que estará conectado con un servidor central (en un data center de la provincia).

Es decir que no sólo se podrá conocer en tiempo real el estado de los dispositivos existentes dentro del vehículo, sino que se podrá operar en forma remota las cámaras de video vigilancia, y monitorear su funcionamiento.

Vía antenas. Una alta fuente del Ministerio de Seguridad que aportó gran parte de los datos a este diario hizo una importante salvedad. “Donde no hay señal por telefonía celular tampoco habrá manera de transmitir on line los datos. Es un cuello de botella. Ahora, en donde sí existe transmisión, contamos con un ancho de banda preferencial donde se montará este sistema”. Las imágenes viajarán por la frecuencia 3 G de la firma Personal.

“Las primeras 50 unidades de colectivos estarán equipadas en unos 40 días, contando desde el 28 de junio. Todos los planes de videovigilancia son escalables, pero ahora empezamos con estos primeros 150 ómnibus”, afirmó el funcionario que depende directamente del ministro Maximiliano Pullaro.

La infraestructura informática permitirá diferentes vías de acceso al material acopiado. Todo el material grabado podrá recuperarse. Ya sea en las unidades de grabación, o de forma remota con una computadora que “baje” un recorte de lo que se quiere observar a bordo del mismo colectivo, a través de una clave y con un puerto USB. “Por más que un hecho se haya producido en una zona sin señal, queda registrado y se puede ver”, agregó el asesor del ministro.

Crayon Web es una firma rosarina que compitió en esta licitación con siete empresa nacionales de primeras marcas en el rubro. Las cámaras estarán montadas con un engranaje de amortiguación que permitirá absorber los impactos de la vibración que produce el coche al desplazarse. Tiene tecnología Full HD y discos de almacenamiento de estado sólido (es decir que son más estables en caso de golpes o movimientos bruscos). Los gabinetes que reciben las imágenes a bordo tiene sistemas antivandálicos.

Según los funcionarios, las pruebas previas a la licitación dieron resultado exitoso. La gran diferencia con las cámaras de videovigilancia montadas en la vía pública es que éstas transmiten las imágenes por la red de fibra óptica. Por ende, garantiza estabilidad en el envío permanente de la señal, a diferencia de las cámaras en colectivos que dependen de la señal de los celulares para enviar imágenes a las centrales de monitoreo.

Fuente:

La Capital

(Visited 73 times, 73 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *