Cumple 3 años el Metrobus que le cambió la cara a la 9 de Julio

Cumple 3 años el Metrobus que le cambió la cara a la 9 de Julio

Venció la resistencia inicial y para los pasajeros bajó a la mitad el tiempo para transitar la avenida de punta a punta. La opinión de los usuarios.

Resistido al principio, incluso frenado por la Justicia, el Metrobus de la 9 de Julio, quizá el que causó la mayor transformación urbana entre los ramales del sistema de transporte, cumplió tres años ayer y logró imponerse entre los pasajeros, que lo reconocen como un acierto que logró bajar el tiempo para atravesar el centro porteño a la mitad.

El recorrido de “La Caravana Histórica de Colectivos Antiguos” por el Bicentenario de la Independencia

“Ahora tardo 40 minutos para ir de Recoleta a Avellaneda, cuando antes del Metrobus demoraba por lo menos una hora, e incluso bastante más dependiendo del tránsito. Me tomo el 17 en Santa Fe y Libertad y me bajo en el Fiorito, donde trabajo. Recuperé mucho tiempo”, le contó a Clarín Fabiana Rico, que trabaja en el hospital de Avellaneda.

“Salvo cuando hay piquetes, voy de Constitución a Palermo mucho más rápido ahora. Tardo unos 40 minutos y el colectivo va siempre por avenida, ya que después de la 9 de Julio el 10 agarra por Santa Fe y luego por Las Heras, hasta Plaza Italia. Incluso hago más rápido que con el subte, ya que no tengo que hacer combinación”, contó Silvana Sarini.

desfile de antiguos

Inaugurado en 2013, es utilizado por 11 líneas de colectivos, tiene 3 kilómetros de extensión en 17 estaciones y, según información oficial, es utilizado por 255.000 personas por día. Los carriles exclusivos centrales están entre la avenida San Juan y la calle Arroyo, y además se calcula que, desde su inauguración, se logró la reducción de un 25% en el uso de combustibles de la flota de colectivos y de un 10% en los vehículos particulares.

Once líneas de colectivos ya utilizan los nuevos túneles del Metrobus

El principal problema que sigue enfrentando el ramal es que la avenida 9 de Julio sigue siendo el lugar preferido para las protestas que incluyen cortes de calles. Y el Metrobus, aunque en menor medida en los últimos tiempos, en ocasiones sufre los piquetes que causan demoras para los vehículos particulares y también para el transporte de pasajeros.

tunel3-750x499

Con el Metrobus, también avanzó la prioridad peatón en el área central. Así, se redujo al mínimo la circulación de colectivos en las calles paralelas a Alem y la 9 de Julio. Y también se quitó al transporte público de las “colectoras” Carlos Pellegrini-Bernardo de Irigoyen y Cerrito-Lima, con lo que allí también mejoró la circulación de vehículos particulares. Además, para agilizar más el tránsito, se hizo la terminal de combis debajo del Obelisco, con lo cual se eliminaron las paradas que había en la zona.

Metrobus-9julio

Otro de los aciertos para completar la eficiencia del ramal fue la construcción de los túneles que vinculan la 9 de Julio con la zona de Constitución, y que sirven para que los colectivos entren y salgan por vías exclusivas, sin mezclarse con el resto del tránsito.

 

Fuente:

Diario Clarín

(Visited 182 times, 182 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *