Tucumán: Estudiantes de la USP-T diseñaron refugios para Yerba Buena

Tucumán: Estudiantes de la USP-T diseñaron refugios para Yerba Buena

Los vecinos elegirán entre las opciones de paradas de ómnibus. Luego la Municipalidad construirá una de ellas.

Los alumnos de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad de San Pablo-T podrían ser los autores de las nuevas paradas de ómnibus que se sembrarán en la avenida Aconquija, en Yerba Buena. Los posibles modelos fueron exhibidos en una muestra que organizó esa casa de altos estudios en ocasión del VII Octubre Tecnológico, actividad en la que todos los años se presentan los trabajos de los estudiantes de las diferentes carreras.

Todavía no se ha definido cuál será el diseño elegido para poblar las calles de la “Ciudad Jardín”, pero los docentes y los alumnos confían en que uno de ellos, quizás con algunos cambios y pequeñas diferencias, sea el que finalmente se construya. “Este proyecto surge de un convenio de cooperación recíproca entre la USP-T y la Municipalidad de Yerba Buena. Es un sistema de trabajo que venimos impulsando desde hace tres años, y esta es la primera vez que lo hacemos con un organismo público. Nos entusiasma que haya sido la propia municipalidad la que viniera a buscarnos”, celebró Matías Röhmer-Litzmann, director del Instituto de Diseño, Estrategia y Creatividad.

SUSTENTABLE. Las nuevas paradas usarían energía solar para la luz interna.

SUSTENTABLE. Las nuevas paradas usarían energía solar para la luz interna.

Los convenios que traba la universidad con empresas privadas, y ahora con el municipio yerbabuenense, consisten en que los estudiantes realicen trabajos prácticos insertos en un ambiente de trabajo real, con objetivos precisos. Así es como este año, los chicos de Diseño de Indumentaria hicieron una práctica en una empresa local, donde diseñaron y confeccionaron prendas deportivas que serán parte de una futura colección de la marca.

“En el caso de los alumnos de Diseño de Indumentaria, ellos ponen sus conocimientos y sus ideas, con el apoyo de los docentes, y la empresa pone los materiales y la estructura industrial para producir las prendas. Los estudiantes se llevan una formidable experiencia y la empresa se oxigena con nuevas ideas, y también descubre talentos que luego puede incorporar, como ya ha sucedido en varias oportunidades”, destacó Röhmer-Litzmann

Sustentabilidad

El objetivo de la sustentabilidad está presente en casi todas las propuestas de paradas de ómnibus que desarrollaron los chicos para Yerba Buena. Casi todas cuentan con paneles fotovoltaicos que permitirían que se autoalimenten de energía para la iluminación de las garitas, por ejemplo. “La Municipalidad tiene la idea de hacer paradas inteligentes, que además de la autonomía de la iluminación, pudieran contar con cargadores de batería para el celular, Wi-Fi y alguna forma de información sobre el tiempo de espera del ómnibus. Por supuesto, esas son decisiones que tomarán ellos en base a sus recursos”, explicó, por su lado, Bernabé Pico Estrada, docente de la cátedra de Diseño Industrial III. Esa y su correlativa, Diseño IV, son las materias en las que se desarrollaron las paradas.

“Han surgido ideas muy interesantes porque no se pone el foco en la parada como un objeto aislado, sino que se piensa en el uso, en el entorno y también en la recepción que tendrán en la comunidad. Los alumnos estudiaron, como caso, las paradas que se instalaron en la capital y observaron, entre otras cosas, que no era muy confortable que sean de paneles transparentes que no filtran el agresivo sol tucumano en verano, por ejemplo”, contó el docente.

En total se podrían construir 33 paradas para toda la avenida. Según los profesores, se puso particular énfasis en que el diseño no contraste demasiado con el entorno y con la cultura yerbabuenenses y, además, que los materiales y tecnologías a usar en la construcción puedan hacerse en la provincia. Uno de las opciones es que los refugios sean modulares, es decir que puedan adaptar su tamaño en relación a la concurrencia de cada parada. Ahora, la última palabra la tiene el municipio.

 

Fuente:

La Gaceta

(Visited 34 times, 34 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *