Metrobus: arranca la obra en el Bajo y habrá cortes en la zona hasta abril de 2017

Metrobus: arranca la obra en el Bajo y habrá cortes en la zona hasta abril de 2017

Desde hoy estará cerrado el tramo de Paseo Colón, entre Belgrano e Yrigoyen. El nuevo corredor de 2,9 km. unirá Retiro, por Alem, con la avenida Independencia. La apuesta por el transporte público suma más problemas para moverse en auto por la Ciudad.

Circular por el Bajo va a ser mucho más complicado a partir de hoy, por el arranque de la obra del Metrobus que irá por las avenidas Alem y Paseo Colón. Y el tránsito para los vehículos particulares no va a mejorar en el futuro. Por el contrario, este nuevo corredor de 2,9 kilómetros de carriles exclusivos para colectivos se enmarca en el plan del Gobierno porteño para privilegiar al transporte público en detrimento de otros medios de movilidad menos sustentables, como los automóviles. También forma parte de un plan de obras en toda la Ciudad, que generan trastornos de tránsito.

El Metrobus del Bajo, que sería habilitado en abril de 2017, será utilizado por 29 líneas de colectivo y beneficiará a 300.000 pasajeros. Se va a extender en los carriles centrales de las avenidas involucradas, entre la calle San Martín y la avenida Independencia. La segunda etapa, hasta La Boca, recién se iniciaría cuando esté habilitada la primera.

Actualmente, hacer el recorrido entre Retiro e Independencia en colectivo lleva entre 30 y 40 minutos. “Con el Metrobus, el tiempo de viaje se reducirá un 30%”, estimó ayer el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, en la presentación que hizo del proyecto junto al jefe del Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia.

Arranca la obra para la construcción del Metrobus del Bajo, en las avenidas Alem y Paseo Colón. Foto Juan Manuel Foglia

Arranca la obra para la construcción del Metrobus del Bajo, en las avenidas Alem y Paseo Colón. Foto Juan Manuel Foglia

La primera fase de la obra consiste en rehacer los carriles centrales de las avenidas con una calzada de hormigón. Esta tarea se realizará en cinco tramos y, según las estimaciones oficiales, tomará unas cuatro semanas por cada cuatro cuadras. El primero será en Paseo Colón, entre Hipólito Yrigoyen y Belgrano: desde hoy permanecerán cerrados al tránsito los carriles centrales, por lo que por los laterales circularán los colectivos . La parte más crítica, que es Alem entre las avenidas Córdoba y Corrientes, será repavimentada en enero, cuando hay menos movimiento.

Proyección. Con la obra finalizada, los cuatro carriles centrales serán para los colectivos y los paradores.

Con la obra finalizada, los cuatro carriles centrales serán para los colectivos y los paradores.

Mientras dure la obra, en el Ejecutivo recomiendan usar como alternativas para viajar las combinaciones de subte hacia Retiro o Constitución, el Metrobus de la avenida 9 de Julio, o las bicicletas del sistema gratuito Ecobici.

En la actualidad, el corredor Alem-Paseo Colón tiene entre 8 y 10 carriles en los que circulan juntos autos, motos y colectivos. En el futuro, habrá 4 centrales exclusivos para el transporte público, dos en cada mano y, a los costados, de 2 a 3 carriles en cada sentido para el resto del tránsito. El giro de Alem hacia el norte a la altura de la calle Paraguay será eliminado, y el de Paseo Colón y Belgrano será trasladado a Venezuela. El estacionamiento en el corredor quedará prohibido.

Cortes por obra. Gráfico: GCBA

Cortes por obra. Gráfico: GCBA

Cuando la calzada esté lista, construirán 25 paradores, con plataformas de 40 cm de altura y 3,30 metros de ancho. En los tramos más angostos, habrá uno solo y los de cada sentido quedarán desfasados. Y en los más anchos, habrá dos paradores enfrentados, uno para cada dirección. Las paradas de cada línea de colectivo estarán ubicadas a intervalos de 400 metros.

El Metrobus del Bajo será el único con estaciones laterales

“El bulevar arbolado central se va a integrar a los paradores y donde hoy no hay árboles, se van a incorporar -anticipó Méndez-. Esto se puede hacer porque el Metrobus es un concepto versátil, que se puede adaptar a la realidad urbanistica y las necesidades de los pasajeros de cada corredor”.

En el Ejecutivo explican que este nuevo Metrobus forma parte del plan integral para la reconversión del Bajo porteño, que incluye al Paseo del Bajo, la llegada del RER y la futura inauguración de la extensión de la Línea E de subte hasta Retiro. Además, servirá para unir Retiro con el sur de la Ciudad, con conexiones con las líneas A, B, C, D y E de subte, los ferrocarriles Mitre y San Martín, y la terminal de combis de Puerto Madero.

“El Metrobus del Bajo representa una enorme mejora en la calidad de vida para los usuarios del transporte público. La gente va a ganar mucho tiempo libre, porque hoy Alem y Paseo Colón es una de las zonas donde se producen los peores embotellamientos“, sostuvo Rodríguez Larreta.

Una vez que la obra esté terminada, la red porteña de BRT (Bus Rapid Transit) contará con 62,5 km y transportará a 1.300.000 pasajeros por día, a una velocidad promedio de 24 km/h. “El Metrobus se está equiparando al subte, que en los días pico también llega a transportar esa cantidad de pasajeros”, señaló Moccia.

Para una etapa futura, aún sin fecha, se prevé que el Metrobus del Bajo llegue hasta La Boca a través de Paseo Colón y Almirante Brown, un tramo con puntos donde hay que ensanchar la avenida. Esto implica mudar y expropiar edificios para demolerlos. Por ejemplo, el del CAINA, que será reubicado en Balcarce y San Juan.

 

Fuente:

Diario Clarín

(Visited 72 times, 72 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *