En los últimos 20 años, el boleto de colectivo aumentó un 1.714 %

En los últimos 20 años, el boleto de colectivo aumentó un 1.714 %

En Bahía Blanca la comuna analiza una nueva suba que podría ser en dos tramos, una parte antes de fin de año y otra en 2017.

Durante las últimas dos décadas el boleto de colectivos urbanos aumentó un 1.714% y, en caso de prosperar el pedido que la semana próxima el Departamento Ejecutivo elevará a consideración del Concejo Deliberante, la tarifa plana del pasaje superaría por unos pocos centavos el valor de 12 pesos, lo cual lo ubicaría entre los más altos del país.

En octubre de 1996, vale señalar, comprar una Tarjebus implicaba pagar 70 centavos.

Si bien el municipio mantiene el hermetismo sobre una eventual nueva suba antes de fin de año, este diario confirmó que el reciente estudio de costos arrojó la necesidad de un ajuste del 38,5% de la tarifa, porcentaje que supera la expectativa manifestada desde la propia comuna, que apostaba a un ajuste que no superara el 30%.

“No será esta semana”, comentó a este diario la secretaria de Gobierno, Laura Biondini, sobre la fecha de envío del expediente al Concejo para que se inicie la discusión de un aumento que se anticipa como muy compleja.

La idea del Ejecutivo es dosificar el ajuste, aplicando un 28,5% antes de terminar el año –llevaría el pasaje más caro a 11,30 pesos– y aplicar el 10% restante los primeros meses de 2017, que lo ubicaría en 12,43 pesos.

En un encuentro mantenido el martes pasado con la Unión Tranviario Automotor (UTA), el gremio no cuestionó una aplicación escalonada, aunque de ser así pretenden que se trate de un porcentaje mayor –sugieren un 43%– para compensar el tiempo que transcurra sin que la tarifa alcance el valor final del estudio de costos.

Hoy el boleto más alto cuesta 8,80 pesos para pasajeros eventuales sin tarjeta Bahía Urbana personalizada. Si está personalizada, vale 7,60. El pasaje más barato lo abonan los usuarios frecuentes con 80 o más viajes por mes: 5 pesos. En el medio hay distintas variantes.

A modo de comparación, en octubre de 1996 el boleto a 70 centavos representaba el 70% del valor de un dólar. Hoy equivale al 58%. Si se verifica el ajuste del 38,5% trepará al 80%.

De todos modos referir la tarifa al dólar no resulta muy confiable, ya que en los últimos 20 años sus variaciones fueron tan complejas como desparejas. En 2002, por caso, el pasaje a 90 centavos equivalía al 30% del billete verde, mientras que en 2013, a 4,15 pesos, representaba el 93%.

Otra manera de analizar el incremento es la inflación, índice que desde 1996 a la fecha ha pasado de tener mediciones mensuales negativas a porcentajes del 40,9%.

En el valor del pasaje intervienen diversos factores, desde el valor del combustible, pasando por una carrocería y los neumáticos, hasta el salario de los choferes y personal.

También es clave el Índice Pasajeros Kilómetro (IPK), que relaciona la cantidad de pasajeros transportados por kilómetro recorrido. En nuestra ciudad se ubica entre 1,9 y 2,1; lo cual es considerado desventajoso por los empresarios, ya que un IPK favorable debiera estar entre 2,8 y 3.

La gran desventaja de la ciudad, al decir de las compañías, es su extensión y el bajo recambio de pasajeros en el recorrido. Por eso también resulta complicado comparar las tarifas entre ciudades. Hoy Bahía Blanca está por encima de localidades como Mar del Plata (6,86 pesos); Capital Federal (6) y Córdoba (8,50).

 

Fuente:

La Nueva

(Visited 11 times, 11 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *