Una empresa alemana ofreció boletos de transporte público gratis a cambio de ver un anuncio (y el sistema colapsó)

Una empresa alemana ofreció boletos de transporte público gratis a cambio de ver un anuncio (y el sistema colapsó)

En Düsseldorf, los pasajeros podían ver avisos en una app y no pagar los 2.60 euros que cuestan los viajes. Una oleada de personas aprovecharon la idea.

¿Qué es peor? ¿Meterse la mano al bolsillo para pagar su boleto de transporte público o ver un montón de molestos avisos publicitarios a cambio de viajar gratis? Una aplicación alemana lanzada este mes apostó que la gente preferiría la segunda opción.

La app, llamada WelectGo, permite a los pasajeros de Düsseldorf, Alemania, bajar un boleto en la forma de un código QR que es válido por un viaje de ida, el que cuesta 2.60 euros (2.80 dólares). Para esto, tendrían que ver cuatro avisos publicitarios de 20 segundos cada uno en su celular. La aplicación fue exitosísima entre las personas que necesitaban usar el servicio una vez y se daban cuenta que no tenían dinero en ese momento. Pero, ¿está la gente en general realmente preparada para ver una tanda de comerciales cada vez que se suban a un bus o a un tranvía?

Claro que sí.

La gente está obsesionada con todo lo gratuito, incluso cuando lo que obtienen no vale mucho. A mí no me sorprendería ver una fila de horas de gente acomodada, esperando en el frío para lamer la mitad de una almendra azucarada. Por esto, no es sorpresa que WelectGo haya sido fenomenalmente exitoso: está ofreciendo algo que, de hecho, la gente utiliza y necesita a diario.

La idea ha sido tan exitosa, de hecho, que la oferta de pasajes disponibles se acaba todos los días en unas pocas horas. La página de iTunes ahora alerta a los potenciales descargadores que ya no hay suficientes boletos, lo que demuestra que los desarrolladores no pensaron en la demanda que existiría.

Esto se debe a que no calcularon bien los números. Los creadores de la app, la compañía Welect, estimaron que tendrían 1,000 descargas a fines de este año. Pero, luego de un mes, ya tenían más de 20,000 usuarios. Debido a sus bajas expectativas, Welect lanzó el programa solo con cuatro avisos: uno de una perfumería local y tres de una empresa energética, de acuerdo al diario Der Westen. Sin suficientes ganancias, rápidamente se quedaron sin dinero para comprar más boletos.

Es un misterio cómo no vislumbraron esta posibilidad. La aplicación solo te demanda 80 segundos de atención y luego te da un ticket que vale 2.80 dólares. Si lo tomaras como un a forma de ingresos, esto equivaldría a ganar 120 dólares la hora. Por mucho que no te guste ver comerciales, pocos se rehusarían a ese trato.

Welect todavía podría salvar la aplicación si consiguiera más anunciantes, obligando a los usuarios a ver más avisos o cobrando por la aplicación. Artículos en otros medios han sugerido que también han planeado expandirse a otras ciudades. Si lo hicieran, esto plantearía interesantes preguntas. Por ejemplo, ¿cuánto sería el tiempo máximo que los usuarios estarían dispuestos a dedicar a estos avisos antes de sentirse que están trabajando por ellos? ¿Tener que ver más avisos o por más tiempo quitaría el gusto de sentir que te están regalando algo o la app transformaría en una especie de carga por tu tiempo?

Por ahora, el esfuerzo que requiere WelectGo es tan bajo que parece como un claro triunfo para los usuarios, si es que logran alcanzar a sacar un boleto, claro.

 

Fuente:

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com

(Visited 25 times, 25 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *