Mendoza: “Si no hacemos los cambios en el Transporte Público, en 2 meses la gente no cobra”

Mendoza: “Si no hacemos los cambios en el Transporte Público, en 2 meses la gente no cobra”

Lo dijo el secretario de Servicios Públicos, Sergio Marinelli, para graficar la crisis de la empresa provincial de transporte.

Había una vez, una Empresa Provincial de Transporte de Mendoza que quiso brillar, ser un ejemplo y sobresalir por encima de todas las privadas. Tenía, como Cenicienta, un zapatito de cristal: el trole, un ícono que la hacía única y especial. Pero como en el cuento, ese carruaje cuya estela anclada a los cables de electricidad de la ciudad la hacían especial, un día se transformó en calabaza. Aunque intentaron salvarla y le pusieron adornos y la colmaron de anuncios, nunca pudo sobresalir.

La empresa siguió funcionando así con remiendos y costuras, el ícono se convirtió en un lastre que funciona mal, que es deficitario, que tiene deudas, conflictos con los trabajadores y que hay que ordenar, con todas las cartas sobre la mesa.
grafico1
La gestión del secretario de Servicios Públicos, Sergio Marinelli, pretende dejar de remendar esa calabaza enorme, cortar y dejar una más chica, que aunque no emita un brillo celestial, por lo menos sea una estrellita.
“El trole es un vehículo obsoleto, salvo como cuestiones turísticas, no sirve. Son cosas viejas, no son un medio de transporte permanente, hoy el mundo va a los híbridos y a los electrónicos, pero sin catenaria”, sostiene el funcionario.
En los próximos meses, Marinelli aplicará toda una reingeniería en la EPTM porque asegura que si no lo hace, no se podrán ni pagar los sueldos. “Si no hacemos los cambios necesarios, los empleados, en dos meses, no cobrarán los sueldos”, soltó.
grafico2
Los cambios serán, en cierta medida, similares a los que el Gobierno de Alfredo Cornejo viene aplicando en pos de una reorganización de lo público.
“Vamos a sacar la gente que le sobra y a redistribuirla en el Estado. Estamos haciendo un censo, una auditoría para saber quién es quién. Nadie que quiera trabajar se va a quedar sin fuente laboral, nadie va a ganar menos de lo que cobra hoy. Sí, les va a cambiar su convenio laboral, muchos van a ir de inspectores”, explicó Marinelli, quien dijo que en la administración pública “sobra personal pero falta en otros lados, los vamos a reubicar”.
“A la firma le vamos a dejar la cantidad de operarios necesaria, vamos a respetar la antigüedad que tengan los trabajadores”, agregó.
La idea es generar un nuevo modelo que va a tener la explotación del metrotranvía –el mejor servicio que tiene la EPTM– y un recorrido de troles: probablemente, el Godoy Cruz-Las Heras que es troncal, con la mira de ir a coches eléctricos, de los que está prometiendo el Ministerio de Transporte de la Nación.
“Queremos darle el formato de sociedad anónima, unipersonal, no vamos a privatizar, pero sí va a poder contratar servicios”, sostuvo.
grafico3
Marinelli cree que hoy la situación de la EPTM es “gravísima”: “Cada vez tienen menos coches funcionando, tienen menos recorridos, hay que cortar con las deudas que tienen, no tienen coches nuevos y en cualquier otra empresa la antigüedad de una unidad es de 4 o 5 años. Para ser claros: de un sueldo que es para tres, están viviendo diez”, ejemplificó.
“El Estado no tiene por qué tener una empresa de transporte, la debería privatizar, pero por el momento no se anima. Lo que sí tiene que hacer es regular, controlar que se cumplan los servicios, que se paguen los boletos. En este caso, el fisco ha fallado en su dimensión técnico administrativa, se han despilfarrado recursos. La fortaleza está en la capacidad de ejecución, no en ser un Estado gordo, ser chico no es sinónimo de ser débil”, teoriza el politólogo y profesor de Teoría del Estado, Alberto Isuani, sobre por qué el Gobierno provincial no pudo mantener a flote una empresa propia.

Esperan los micros eléctricos que prometió la Nación

El Ejecutivo de Mendoza está a la espera de incorporar a la Empresa de Transporte de Mendoza una flota de colectivos eléctricos que comprará el Gobierno nacional.
La licitación será realizada por el Ministerio de Ambiente de la Nación y la flota de 400 micros será distribuida en distintas ciudades argentinas.
Estos colectivos tienen una autonomía diaria de entre 200 y 250 kilómetros, no emiten ruidos ni gases contaminantes.
Los micros urbanos deberán ser 100% eléctricos a baterías, de piso bajo y deberán incorporar todos los componentes del sistema de propulsión eléctrica.

 

Fuente:

Diario UNO

(Visited 72 times, 72 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *