Buses eléctricos: Bergman tiene un foco de ‘incendio’ con Dietrich y transportistas

Buses eléctricos: Bergman tiene un foco de ‘incendio’ con Dietrich y transportistas

Días atrás circularon fuertes versiones de renuncia o apartamiento del titular del Ministerio de Medio Ambiente Sergio Bergman, que coincidieron con el desplazamiento de Alfonso Prat Gay y el arribo de Dujovne y Caputo. Las versiones podrían ser interesadas o ciertas, ya que se ha cuestionado mucho al rabino en su función y existen internas en el gabinete. Antes de quedar en el foco de atención por los incendios en La Pampa, logró imponerse ante su par de Transporte, Guillermo Dietrich, con una licitación para la compra de colectivos eléctricos a una empresa china.

Así, Bergman no sólo se metió en el área de su colega de Gabinete, sino que además afecta los intereses de los grandes empresarios del transporte de colectivos local que ven amenazado su negocio y los subsidios del Gobierno con la irrupción de los nuevos vehículos ecológicos. Sin embargo, la licitación de Bergman también es cuestionada y el lobby para frenarla continúa.

La provincia de La Pampa está siendo azotada por los incendios desde hace varios días, pero la situación se agravó ayer (3/1) por los fuertes vientos.

El intendente de la localidad de La Adela, Juan Barrionuevo se quejó por la falta de ayuda del Gobierno nacional, especialmente del rabino Sergio Bergman, titular del ministerio de Ambiente que octubre pasado tuvo la infortunada frase “para el verano lo más útil que podemos hacer es rezar”, en relación a los incendios forestales.

El Gobierno intervino en la compra de buses eléctricos de Bergman

Bergman también cobró protagonismo en los últimos días por rumores que indicaban su desplazamiento del ministerio e incluso la posibilidad de que sea degradado nuevamente a Secretaría. Las versiones corrieron en el contexto de la salida de Alfonso Prat Gay, el arribo de Dujovne y Caputo y la advertencia de Marcos Peña de que podría haber más cambios en el Gabinete nacional. Pero quedó la sospecha sobre si esas versiones sobre Bergman eran reales o interesadas.

Ocurre que el rabino viene de lograr cumplimentar la licitación para adjudicar 50 colectivos eléctricos por US$35 millones en una prueba piloto que se haría en Buenos Aires, Neuquén, La Plata y Paraná.

Eso fue el 30 de diciembre, pero antes hubo quejas de las otras empresas que compitieron en la licitación.

En el medio, se desató previsiblemente una fuerte interna con Guillermo Dietrich, titular de Transporte, que siente que el rabino se metió en su área y que además perjudica a las grandes empresas de colectivos que temen que la nueva competencia las prive a futuro de beneficios gubernamentales como los subsidios.

Se dice que Dietrich intentó anular la licitación a la que llamó Bergman, pero no lo logró. Sólo pudo reducir la cantidad de 400 colectivos a los 50 que finalmente se adjudicaron.

El diario La Nación atendió el asunto en un editorial del lunes pasado (2/1): “Ha sido evidente durante el último año que la actuación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable ha incomodado actividades de otras carteras. Sería extraño que ello no ocurriera y eso habla del necesario funcionamiento de la institución”.

“…la licitación de colectivos ciento por ciento eléctricos lanzada por el Ministerio de Ambiente como prueba piloto por instalarse en algunas ciudades, que causó la molestia del Ministerio de Transporte, que intentaba implementar vehículos híbridos, cuyo funcionamiento en modo eléctrico es muy limitado”.

En la Ciudad analizan incorporar un 12,5% de colectivos eléctricos en 2018 en Capital y para 2030 aspiran a renovar todo el parque.

Volviendo a la licitación de los colectivos eléctricos, la ganadora fue la empresa china ByD.

Los problemas comenzaron cuando la firma Vía Bariloche reclamó que la comisión evaluadora de las propuestas dictaminó que –junto Higher, también china- eran las que mejor habían pasado las calificaciones técnicas y legales. Peor a pesar de eso, los excluyeron por la falta de presentación en término de su apoderado.

Otra empresa que se presentó junto con una firma china, Colcar, podría reclamar a la Justicia para impugnar la licitación.

Según el portal La Política Online, el ministerio de Ambiente defendió a ByD y buscaron elegir una empresa que no formara parte del “oligopolio” de transportistas que reciben miles de millones de pesos en subsidios por año -entre otras cosas para el combustible-, un subsidio que no recibirá la empresa adjudicataria de los colectivos eléctricos.

A ese sector respaldaría Dietrich.

Además, el dictamen de la comisión evaluadora está en el despacho de Bergman, que debe adjudicar la licitación. Como el monto es multimillonario, luego deberá aprobarlo la Jefatura de Gabinete. Es por eso que los empresarios locales que compitieron en la licitación y perdieron intentarán que Marcos Peña frene todo.

Según el portal Autoblog, desde las terminales agrupadas en Adefa aseguran que no fueron consultados sobre la introducción de los colectivos eléctricos. En el país hoy no se producen buses eléctricos y la compra repentina de 400 unidades sólo podría ser ganada por un importador. Por las especificaciones técnicas demandadas por Bergman, sólo los fabricantes chinos podían quedarse con esa compra.

La postura de Adefa cuenta con el respaldo del sindicato Smata, que viene de lograr una victoria política tras obtener el consenso necesario para que avance la Ley Autopartista. Consideran que es una contradicción de Bergman importar 400 buses eléctricos, cuando el resto del Gobierno aceptó la idea de aumentar la integración nacional de piezas de los vehículos fabricados en el país.

La apertura de las ofertas para la polémica licitación se realizará el 3 de octubre. Recién ahí se sabrá quién ganó. En la puja por la licitación. Y en la pulseada política.

 

Fuente:

Urgente24

(Visited 50 times, 50 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *