Bariloche tiene colectivos parados

El 25% de la flota de MiBus no está rodando por las calles, porque el cupo del gasoil subsidiado no alcanza. Nación no incrementó en el interior la cuota que redujo en la zona metropolitana.

La flota de 100 colectivos cero kilómetro fue uno de los méritos más publicitados de la empresa Semisa cuando llegó a Bariloche para hacerse cargo del transporte urbano, pero en la práctica 25 de las unidades están paradas porque no tienen subsidio nacional.

Si fueran incorporadas al servicio se podrían extender varias rutas y mejorar frecuencias en horarios pico, como demandan los usuarios. Aunque deberían hacerlo con gasoil a precio de mercado, que es bastante más caro, porque Transportes de Nación no reconoce hasta ahora ninguna ampliación.

El concejal Gerardo Avila (Juntos) explicó que el acomodamiento de la nueva empresa -cuyo nombre comercial es Mi Bus- cuesta más de lo previsto y no puede emplear todo su potencial.

Dijo que la comisión ya tiene detectadas varias ampliaciones de recorridos que permitirían servir mejor a los barrios nuevos como las 645 Viviendas, o algunas zonas del este.

También está previsto implementar líneas nuevas que estaban en el pliego de licitación, como “la ida y vuelta” por detrás del cerro Otto, que aprovecharía la ruta 82, pavimentada recientemente. Otros proyectos son acortar las frecuencias en los servicios al oeste y mejorar la cobertura en Península San Pedro y Colonia Suiza.

Pero nada de eso es posible porque la empresa debería hacerlo a un costo bastante mayor, con combustible sin subsidio.

Todo el sistema de transporte barilochense tiene reconocido el combustible a 9,59 pesos el litro para cubrir 544.000 kilómetros por mes. Según Avila -quien integra la comisión de seguimiento del transporte-, hoy recorren ya 580 mil kilómetros, porque hay refuerzos que son imprescindibles. Pero necesitarían “600 mil como mínimo”.

Señaló que el excedente deben prestarlo con el gas oil premium a precio de surtidor, es decir 18,79 pesos. Explicó que Nación hace pocos meses retrajo los subsidios en el área metropolitana de Buenos Aires con la promesa de aplicar esos recursos al transporte del Interior, históricamente desfavorecido. “Pero hasta ahora no aprobaron un peso” para los pedidos que les llueven desde casi todas las provincias, afirmó Avila.

Por esa razón, Mi Bus tiene el 25% de su flota ociosa. Ponerla a circular les implicaría un costo que no está reconocido en la tarifa.

En los últimos días algunos de los colectivos exhiben ploteos de publicidad. Avila dijo que ese recurso extra está previsto en el contrato y que “va a ser incluido en la ecuación económica” a la hora de fijar un nuevo cuadro tarifario. Señaló que la empresa recauda por ahora 30 mil pesos mensuales por esos anuncios y todavía le quedan muchos colectivos con sus laterales y lunetas en blanco.

Según el concejal, también está previsto que el municipio use parte de esos espacios en forma gratuita para campañas propias.

 

Fuente:

Río Negro

(Visited 194 times, 194 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *