Aceleran la obra del Metrobus de La Matanza, un ícono del macrismo que llega a territorio K

Aceleran la obra del Metrobus de La Matanza, un ícono del macrismo que llega a territorio K

Son 16 km en la Ruta 3, que prevén inaugurar en tres semanas. Clarín recorrió las obras: carriles para 21 líneas de colectivos, veredas y paradas para 240 mil pasajeros diarios. El Gobierno Nacional, en busca de rédito político.

No es el primero, tampoco el más largo, ni el que mayor cantidad de pasajeros moviliza. Pero a pesar de no cumplir con ninguno de estos requisitos, esperables para que una obra de infraestructura se destaque de la media, el Metrobus de La Matanza, que se inaugurará en tres semanas, hará la diferencia en un terreno tanto más significativo: es el primero financiado por el Estado Nacional, bajo el mando de Cambiemos, en el municipio más vasto y hostil del Conurbano.

“Esta es una obra enorme que estamos haciendo en la Provincia, y la estamos haciendo en La Matanza, que no es un distrito amigo del gobierno ni mucho menos. Era impensable que en el gobierno anterior se hiciese una obra así en un distrito no gobernado por ellos”, puntualiza el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, sobre el proyecto que vino a reemplazar al original, que estaba a cargo de la Comuna y que, según explican, tenía un sistema de funcionamiento que lo llevaba directo al fracaso.

“Si bien todos los metrobuses tienen un impacto en el entorno urbano, acá será mucho más grande por la falta de infraestructura previa. No sólo para los colectivos, también para los autos. El tema iluminación, veredas que no existían, rampas para personas discapacitadas”, enumera el titular de Transporte. Y se anima a afirmar que “nunca en la historia de la Provincia de Buenos Aires se hizo infraestructura específica para el transporte público”.

Con 16 kilómetros de extensión sobre la Ruta Nacional 3, entre la Ruta Nacional 21 y Presidente Juan Domingo Perón, el nuevo corredor comprende tres carriles exclusivos para las 21 líneas de colectivos, con cerca de 50 ramales, que circulan por esa vía. Estos servicios mueven a diario cerca de 240.000 pasajeros que, en promedio, reducirán su tiempo de viaje total unos 12 minutos (de 45 a 33).

“Más allá del ahorro del tiempo se trata de devolverle la dignidad al transporte público que iguala y redistribuye el espacio del suelo en función del uso y no en función del que más tiene. Como está armado actualmente, el que más tiene es el que viaja en auto, y el auto ocupa todo”, sentencia Dietrich.

En ese sentido, el tránsito general contará con dos carriles por mano, además de las colectoras que se mantendrán vigentes entre Federico Pedro Russo y avenida Cristianía, permitiendo a los autos ganar poco más de cinco minutos durante el trayecto.

Las obras incluyen nuevas veredas, repavimentación dentro y fuera del corredor, nuevas estaciones (cada 400 metros aproximadamente) con señalización y demarcación y nuevos cruces peatonales seguros.

“Esta trama, por más que es muy urbana, para la gente no deja de ser una ruta, por eso hay tantos puentes peatonales, porque había muy pocos semáforos. Todo eso lo reforzamos: sumamos semáforos viales e incorporamos semáforos peatonales. Antes la gente cruzaba por donde podía, ahora va a cruzar por la esquina y con un semáforo”, explica Manuela López Menéndez, secretaria de Obras del Ministerio.

Además de las localidades que se pretende revalorizar con esta obra (Lomas del Mirador, San Justo, Isidro Casanova, Gregorio de Laferrere, Gonzalez Catán y Virrey del Pino), a la altura de la Ruta 21funcionará un Centro de Trasbordo para el tren Belgrano Sur, colectivos, combis, vehículos, particulares, taxis, motos y bicicletas.

La otra pata que hace viables estos proyectos es el factor humano, en este caso, representado por los conductores y delegados de los ómnibus, y los agentes de tránsito comunales.

“Este sistema cambia no sólo el nivel de estrés, sino que también modifica la relación pasajero-chofer, que se vuelve mucho más amigable y ordenada”, cuentan.

Por ello, ya se capacitó a 4 mil empleados para el uso del nuevo Metrobus, que ya tiene un 80% de la obra concluida y una inversión de $1.721 millones. Aunque la inversión política sea mucho más cuantiosa.

El Centro de Transbordo, en marcha

Como parte de las obras del Metrobus de La Matanza, están construyendo un Centro de Trasbordo en el cruce de las rutas 21 y 3, que pemitirá hacer combinación entre tren, colectivos, combis, taxis, vehículos particulares, motos y bicicletas.

A este centro ingresarán diez líneas de colectivos (205, 620, 630, 622, 180, 88, 96, 86, 382 y 218). Además, contará con una conexión con la estación Independencia del ferrocarril Belgrano Sur.

Habrá dos edificios interconectados con oficinas administrativas y de control, comercios, sanitarios, estacionamiento para vehículos particulares, guardamotos, espacios de regulación de buses, seguridad y un sector diferenciado con sanitarios para los choferes.

Por otra parte, se están recuperando arterias clave del Gran Buenos Aires. “Hoy se están haciendo en paralelo el Metrobus de La Matanza y el de Tres de Febrero y se están pavimentando 20 kilómetros de calles donde circulan colectivos en todo el Conurbano, y que eran de tierra -detalla el ministro Dietrich-. Estamos haciendo a nuevo 8 kilómetros de corredores, incluyendo Rivadavia, Calchaquí, Camino General Belgrano y la Ruta 234 en Pilar. Y todo es una mirada de infraestructura para el transporte público”.

 

Fuente:

Clarín

(Visited 108 times, 108 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *