La industria carrocera teme por las importaciones desde Brasil

La industria carrocera teme por las importaciones desde Brasil

La industria carrocera del Gran Rosario transita días de angustia luego de que se confirmaron los primeros números de la cantidad de colectivos usados para viajes de media y larga distancia llegados desde Brasil. El año pasado había crecido más de un 30 por ciento y las empresas pidieron al gobierno de Cambiemos que garantizara que el 70 por ciento de las unidades fueran hechas en Argentina. A partir del relevamiento del Observatorio de Importancias del Ministerio de Producción de Santa Fe, los ingresos de coches están lejos de llevar calma a las 4 mil familias que dependen de la industria ubicada también en las vecinas localidades de Alvear y Villa Gobernador Gálvez. En los primeros tres meses del 2017 ya entraron 152 unidades desde Brasil, la mitad de lo que ingresó en todo el 2015. En febrero el gobierno nacional visitó la región y prometió hacer un programa conjunto con el Ministerio de Producción de la Nación y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) destinado a potenciar la industria y sectores afines. El ministro de Producción provincial, Luis Contigiani, señaló a El Ciudadano que plantear una reconversión sin proteger de las importaciones es un engaño.

En números

En 2015 entraron al país 333 colectivos y en 2016 el número creció a 447, lo que significó una avanzada de más de 34,2 por ciento tras la apertura de las importaciones, una de las políticas económicas más resonantes del gobierno de Mauricio Macri. Tal como publicó este medio, la industria carrocera del Gran Rosario, donde se “visten” los colectivos, vio con preocupación la avanzada porque significa menos producción, y para los empleados, un riesgo laboral. De forma mancomunada las seis empresas de la región pidieron intervención al gobierno nacional. En abril les habían dicho que iban a asegurar que más de la mitad de los coches fueran de fabricación nacional.

La importación de colectivos complica a las carroceras locales

Recién en febrero el subsecretario de Integración de Políticas Productivas de la Nación, Gustavo Perego, y el diputado nacional de Cambiemos José Núñez informaron sobre un programa que potenciaría la industria luego de que el Ministerio de Producción nacional se interiorizara de la situación. En marzo los números de las importaciones nuevamente pusieron en aprieto a lo anunciado por Cambiemos. “Si la tendencia continúa como el primer trimestre está en riesgo la fuente de trabajo de 4 mil familias”, apuntaron desde la cartera de Producción santafesina.

“El plan es difuso. Plantear una reconversión sin proyección industrial y sin protección de las importaciones, es lo mismo que desindustrializar”, opinó el titular de la cartera santafesina, Luis Contigiani. Para el funcionario sería mejor comprometer a las empresas de transporte de media y larga distancia para comprar a la industria nacional como una condición para seguir recibiendo los subsidios que tienen.

Pasado y presente

Los memoriosos del sector carrocero ven en la falta de cupo de importaciones y de respuesta sobre el programa anunciado una vuelta a la década del 90 cuando se fundieron firmas con décadas de trabajo en Santa Fe justamente por no proteger las de la llegada de coches brasileños.

Carroceras: importaciones atentan contra la industria

Entre 2000 y 2010 bajo políticas más celosas de ingreso de importaciones la industria se revitalizó al punto de que, de las casi mil unidades que se vendían por año, más de la mitad eran hechas en Argentina.

Fuente:
(Visited 204 times, 204 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *