Alstom reinventa el autobús eléctrico urbano

Alstom reinventa el autobús eléctrico urbano

Su maniobrabilidad es mayor gracias a las cuatro ruedas direccionales que le permiten reducir en un 25% la superficie ocupada en las maniobras en curva.

Aptis es el nombre del nuevo concepto de autobús eléctrico que Alstom y NTL han presentado en Duppigheim (Alsacia) y que por sus características, heredadas de la experiencia tranviaria, supone una reinvención del transporte urbano.

Ventajas funcionales y económicas del Aptis

Aptis es un autobús de 12 metros de largo con una capacidad de hasta 95 pasajeros, 4 plazas para movilidad reducida y dos zonas para carritos de bebé o sillas de ruedas.

La maniobrabilidad del autobús es única

Cuenta con un motor eléctrico de 180 kW de potencia, que le permite velocidades de hasta 70 km/h. Su autonomía es de 200 kilómetros. Aptis incorpora dos sistemas de carga. Una lenta utilizable en las cocheras por la noche y un sistema de carga rápida de cinco minutos para las paradas finales de cada línea, durante la operación diaria.  El sistema de carga rápida puede funcionar bien con tecnología SRS (carga estática por suelo) o con catenaria rígida.

Alstom comercializará en España un autobús eléctrico inspirado en un tranvía

¿Qué diferencia este nuevo autobús de los que conocemos hasta ahora? Lo fundamental de Aptis es que está diseñado desde cero para incorporar las ventajas de un tranvía a un autobús. Según el fabricante su plataforma baja integral de 20 m2 le dota de total accesibilidad. Las dos o tres puertas dobles en uno de los laterales, del tamaño de las que se montan en los tranvías, facilitan la entrada y salida de pasajeros, así como el acceso de sillas de ruedas y carritos de bebé. La mayor superficie acristalada, hasta un 20% le da mayor luminosidad y visibilidad con vista de 360º.

El fabricante asegura que gracias a sus bajos costes de mantenimiento y operación, y a una vida útil superior a la de otros autobuses, Aptis tiene un coste total de propiedad equivalente al de los actuales autobuses diésel.

Su maniobrabilidad es mayor gracias a las cuatro ruedas direccionales que le permiten reducir en un 25% la superficie ocupada en las maniobras en curva. Esta solución también facilita las paradas en las estaciones puesto que necesita menos espacio para aproximarse a la marquesina lo que amplía el espacio para estacionamiento de otros vehículos.

Las primeras unidades de prueba de Aptis

Las dos primeras unidades del Aptis arrancarán una fase de pruebas en el segundo semestre de 2017 en colaboración con los operadores RATP y STIF que gestionan los servicios de transportes de París y de la región de Ile-de –France respectivamente.

Henri Poupart-Lafarge, Presidente y CEO de Alstom, explicó  durante la presentación el reto que supuso la creación de este nuevo concepto, “es el resultado del conocimiento de NTL en tranvías sobre neumáticos, junto con la experiencia de Alstom en materia de tracción eléctrica e integración de sistemas”

La oferta de Alstom y NTL no se limita al suministro del Aptis, sino que ofrecen un paquete cerrado e integral que incluye los sistemas de carga, la infraestructura, así como opciones de leasing y la garantía. Es la primera vez que Alstom se diversifica con un producto no ferroviario, que complementará su cartera de soluciones para ofrecer una gama completa de sistemas sostenibles de transporte urbano. Alemania, Bélgica, Francia, España y los Países Bajos constituyen los principales mercados para este nuevo producto. Se estima que, en 2025, la demanda de autobuses eléctricos alcance las 7.000 unidades anuales en Europa (frente a los 150 previstos para 2018).

 

Fuente:

Alstom

(Visited 93 times, 93 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *