Metrobus del Bajo: abrió el primer tramo y la segunda etapa se haría recién en 2018

Metrobus del Bajo: abrió el primer tramo y la segunda etapa se haría recién en 2018

Fue inaugurado este mediodía. La traza va de Independencia hasta Retiro. Para avanzar a La Boca deben demoler un edificio tomado.

Tras siete meses de obras y caos de tránsito, el Gobierno porteño finalmente dejó inaugurado hoy el Metrobus del Bajo. Se trata del séptimo en la Ciudad, que beneficia a 300.000 personas todos los días. La idea es que el recorrido llegue también hasta La Boca, pero esa extensión se haría recién el año que viene.

Los carriles exclusivos empezarán a funcionar durante la tarde, tras el acto oficial que se realizó al mediodía con la participación del presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. Por este Metrobus pasan 30 líneas de colectivos, en las avenidas Paseo Colón y Leandro N. Alem, entre Independencia y Retiro. Hoy Macri habló del Metrobus del Bajo como “una obra que es sinónimo de progreso y no de corrupción”.

La obra había arrancado en noviembre y causó muchos problemas en el tránsito, por los cortes de los carriles centrales. Para colmo, hubo muchos días de lluvia que impidieron avanzar más rápido, según explicaron en la Ciudad. En horas pico, para circular por esa zona se podía demorar hasta una hora, incluso si el tránsito se desviaba por Madero/Huergo o Alicia Moreau de Justo. Ni hablar los días de piquetes, como el miércoles pasado, cuando una protesta interrumpió el tránsito en la 9 de Julio y hubo que desviar a los vehículos hacia el Bajo.

Pero ahora las demoras deberían ser mucho menores. Según informaron en la Secretaría de Tránsito y Transporte de la Ciudad, el tiempo de viaje en el tramo se reducirá un 45%, de 20 a 11 minutos. El corredor tiene 2,9 kilómetros y 25 paradores separados cada cuatro cuadras, aproximadamente. Como en los anteriores Metrobuses, la obra se completó con arreglos en las veredas, mejor iluminación, semáforos con cuenta regresiva para peatones y 16.000 m2 de espacios verdes.

La ventaja también debería sentirse en el tránsito particular. Para los autos, en la mayor parte de la traza quedarán tres carriles libres por mano más uno de detención, salvo en el tramo entre Córdoba y Sarmiento que serán dos por lado. También instalaron dársenas para los camiones de caudales en la zona del Microcentro y cajones azules para la carga y descarga de mercaderías.

El nuevo circuito obliga a modificar los recorridos de algunas líneas:

* Hacia el norte, las líneas 2 y 103 irán por Moreno, Paseo Colón, La Rábida, Rivadavia, Bolívar, Avenida de Mayo y seguirá su ruta.

* La 111 ya no tendrá el giro a la izquierda en Belgrano para ir al sur. Se habilitará un contracarril en Venezuela y seguirá por Azopardo y Belgrano.

* La 159, en sus ramales Barrio Gráfico y Ramal 2, irá por Perón, Leandro N. Alem y seguirá su camino.

Cuando se anunció la construcción de este Metrobus, en 2013, la Ciudad había dicho que uniría Retiro con La Boca, a través de la avenida Almirante Brown hasta Wenceslao Villafañe. Pero casi desde el mismo momento de la presentación del proyecto aparecieron las resistencias: grupos vecinales se mostraron en contra de las demoliciones que, sí o sí, debía hacer el Estado para ensanchar la avenida y que tuvieran lugar las dársenas con las paradas.

El Metrobus del Bajo beneficiará a usuarios de 30 líneas de colectivos

El foco de conflicto eran las seis cuadras entre Independencia y Brasil, donde había una sede del Indec, un centro cultural, una gomería, un predio deportivo del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), la Escuela Taller del Casco Histórico, un centro de atención de niños y adolescentes, un estacionamiento del diario Ambito Financiero, el colegio Isauro Arancibia, el edificio Marconetti y el ex centro de detención Club Atlético (el Gobierno siempre aclaró que no lo tocaría).

Muchos de esos conflictos se resolvieron, con mudanzas o convenios con los dueños de los inmuebles. Fuentes del Gobierno de la Ciudad explicaron que hoy los únicos temas pendientes son el colegio Arancibia y el edificio Marconetti, que está tomado hace años: la Ciudad ya logró acuerdos con la mayoría de los ocupantes.

“El Metrobus del Bajo aliviará el tránsito en dos vías clave como Paseo Colón y Leandro N. Alem. La gente experimentará una mejora sustancial en su calidad de viaje”, aseguró el secretario de Trasporte Juan José Méndez. Para el PRO, el Metrobus sigue siendo una bandera. Este circuito será el séptimo que se inaugura en la Ciudad, contando los de Juan B. Justo, 9 de Julio, el del Sur, el de Cabildo, San Martín y la autopista 25 de Mayo, al que habría que sumar el que abrieron hace un mes en La Matanza.
Fuente:

Clarín

(Visited 144 times, 150 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *