La urbanización de la Villa 31 frenó la licitación de la terminal de ómnibus de Retiro

La urbanización de la Villa 31 frenó la licitación de la terminal de ómnibus de Retiro

Hoy se tenían que abrir las ofertas técnicas y económicas pero el Gobierno decidió anular el llamado y convocar a un periodo de sugerencias y consultas

El gobierno nacional volvió a readecuar los plazos para la licitación de la terminal de ómnibus de Retiro. El pasado 23 de mayo era la primera fecha propuesta para la apertura de las ofertas técnicas y económicas. Luego se corrió para hoy, 13 de junio, pero nuevamente se modificó.

El Ministerio de Transporte resolvió ayer, mediante una resolución, llamar a una nueva fecha para licitar la remodelación y la concesión del la terminal de transporte terrestre más grande del país por la que transitan alrededor de 50.000 personas por día.

A través de la Resolución 355-E/2017 publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno anuló la “Resolución N´ 47-E/2017 dictada el 8 de febrero pasado en donde habían sido aprobados los Pliegos de Bases y Condiciones Generales, Condiciones Particulares y Reglamento para el funcionamiento de la estación terminal.

Este nuevo llamado, que mantendrá el concepto inicial que preveía un proceso de concesión de 20 años a cambio de un canon, sí podría presentar modificaciones en el costo estimado de inversión que, según habían proyectado inicialmente las autoridades nacionales, era de poco más de 500 millones de pesos porque el cambio tiene que ver con obras de reorganización urbana que podría modificar la fisonomía del anteproyecto inicial.

 Tanto es así que, aunque la nueva norma afirma que esta modificación se sustenta en la cantidad de consultas recibidas, fuentes oficiales explicaron a El Cronista que el conflicto se suscitó y definió el llamado a una nueva convocatoria para a una etapa previa de observaciones y/o sugerencias a los Proyectos de Pliego de Bases y Condiciones Particular y General, se debió al proyecto de transformación de Villa 31 y 31 Bis del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Se recibieron propuestas de inversión que requerirían modificaciones al plan original. Inversiones importantes y de difícil comparación, por eso definimos y decidimos ir de nuevo a un data room para uniformar la información y recibir las inquietudes entre los diferentes oferentes”, explicó la fuente.

Mientras se prepara un nuevo llamado, la terminal sigue operada por la actual concesionaria, la empresa TEBA de Néstor Emilio Otero –empresario acusado a de haber pagado los alquileres de dos departamentos al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime–.

La concesión a favor de TEBA venció en mayo del año pasado, pero el Gobierno la extendió por el 2017 mediante un acuerdo con la concesionaria.

Mientras tanto, ya se inauguró la Terminal Dellepiane de ómnibus de media y larga distancia en Villa Soldati y que apunta a competir con la de Retiro.

La obra en este caso llevó dos y una inversión de más de u$s 30 millones, se realizó a través de una iniciativa público-privada entre Terminales Terrestres S.A. y la Ciudad de Buenos Aires.

La intención inicial de las autoridades de Transporte de la Ciudad era la de derivar hasta un 35% del flujo de viajes de mediana y larga distancia que hoy están en Retiro a la terminal en el Sur de la Ciudad

 

Fuente:

Cronista

(Visited 116 times, 116 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *