Londres dice adiós a las emisiones contaminantes del transporte público

Londres dice adiós a las emisiones contaminantes del transporte público

El alcalde de la capital británica, Sadiq Khan, ha presentado un borrador con un ambicioso paquete de medidas.

“No podemos permitirnos desplazarnos de la misma forma en la que lo hacemos actualmente, y menos teniendo en cuenta el continuo incremento de población, que añadirá más presión al sistema”. Son las palabras de Sadiq Khan, alcalde de Londres, en un comunicado en el que ha anunciado la elaboración de un borrador, Transport Strategy, para convertir la red de transportes de Londres en un sistema libre de emisiones contaminantes en 2050.

Un proyecto ambicioso, pero en consonancia con las medidas que ya se están tomando en la capital británica, como la introducción de vehículos híbridos en la flota de autobuses, que pretenden que sea totalmente eléctrica en 2037. Fomentar el uso del transporte público es uno de los pilares de este borrador que pretende reducir los desplazamientos en coche en tres millones al día, además de intentar conseguir que el 80% del total se hagan en bicicleta, transporte público o andando.

Para alcanzar estas cifras, Khan ha mostrado su intención de que en 2041 todos los ciudadanos de Londres puedan tener acceso y vivir a 400 metros de un carril bici “seguro y de calidad”. Una iniciativa que los miembros de London Cycling Campaign (LCC) ven con buenos ojos. “El ciclismo masivo reduciría la congestión y la contaminación, además de mejorar considerablemente la salud de los londineneses”, explicaba Simon Munk, uno de sus responsables, al periódico británico The Independent.

Desde Greenpeace también han mostrado su apoyo a este paquete de medidas y han resaltado la importancia de plantear objetivos no solo ambiciosos, sino también necesarios, como la inversión para mejorar el transporte público. “Es crucial para resolver de forma efectiva el problema de la contaminación atmosférica”, destacaba Paul Morozzo, que trabaja dentro de este ámbito en la organización.

Desde el ayuntamiento pretenden implantar esta zona libre de emisiones, en primer lugar, en el centro de Londres, para después extenderla a toda la ciudad en 2050. Además, el borrador se puede consultar y se aceptan propuestas hasta el 2 de octubre, día en que se cerrará y, si todo sale como está previsto, se empezará a trabajar para convertir la capital británica en una ciudad más limpia y sostenible para sus habitantes.

A corto plazo, la ciudad se sumará a otras capitales europeas como París o Madrid que han decidido eliminar los vehículos diésel del centro urbano en 2025.

 

Fuente:

Huffington Post

(Visited 38 times, 42 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *