Rosario espera un demorado trámite de Nación para poder lanzar la nueva Línea Q

Rosario espera un demorado trámite de Nación para poder lanzar la nueva Línea Q

La Subsecretaría de Industria aún no homologó las 12 unidades compradas en Rusia, pese a que la Municipalidad inició los trámites en agosto del año pasado.

La puesta en funciones de los 12 trolebuses rusos de la nueva Línea Q está a la espera de una demorada homologación de las unidades por parte del Gobierno nacional. Los coches arribaron a la ciudad a mediados de abril y se encuentran listos para comenzar a prestar servicio. La Subsecretaría de Industria de la Nación tiene desde agosto de 2016 toda la documentación enviada por la Municipalidad de Rosario, pero no avanza en la firma de las homologaciones necesarias para que cada trolebús pueda salir a las calles.

Sucede que todo vehículo que se fabrique o importe, para poder ser liberado al tránsito debe cumplir con las condiciones de seguridad activa, pasiva y de emisión de contaminantes. El decreto reglamentario de dicha Ley establece que la autoridad competente, la Subsecretaría de Industria, podrá validar total o parcialmente la certificación de los modelos o las partes efectuadas en otros países.

En abril, acorde con la llegada a la ciudad de las nuevas unidades de la empresa rusa Trolza, el municipio renovó el pedido a la Nación para obtener la autorización que permitiera lanzar el servicio, que conectará las zonas sudoeste y oeste con el área central y la Ciudad Universitaria. Ante el reclamo de las autoridades locales, la administración nacional pidió la homologación que entregó la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa. Esta comisión en materia de seguridad vehicular, verifica todos los requisitos de seguridad activa y pasiva.

En este sentido, desde el municipio se aclaró que esta homologación está avalada por 39 ensayos, cuando en la normativa nacional son 10. Es decir, son mucho más abarcativos que los ensayos nacionales. De todos modos, desde Nación pidieron que estos ensayos vengan apostillados: se trata de un sello de La Haya que se tramita en Rusia, cuya gestión el municipio ya ha iniciado.

Esperamos que a la mayor brevedad posible den la autorización necesaria para que circulen los nuevos coches”, indicó el secretario de Gobierno, Gustavo Leone. “Hace casi un año que se presentaron todos los documentos solicitados por la Subsecretaría de Industria y estamos a merced de la burocracia nacional que poco parece tener de la eficacia y eficiencia que tanto pregona esta gestión de gobierno”, agregó. Asimismo, señaló: “Esperamos que no sea otra dilación producto la especulación política electoral”.

Por su parte, la secretaria de Movilidad y Transporte, Mónica Alvarado, señaló: “Nosotros esperamos y estamos trabajando para que rápidamente los trolebuses salgan a la calle”. “Desde el Ejecutivo municipal, y también por parte de ediles que integran la Comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal, realizamos todos los pedidos formales para que el Gobierno nacional otorgue el aval, y la línea Q pueda comenzar a circular por las calles de la ciudad”, agregó. “Esperemos la semana que viene poder tener estos papeles y que rápidamente el Gobierno nacional los autorice. Los mismos troles se encuentran funcionando en la ciudad de Córdoba, aprobados con la misma documentación que nosotros presentamos en agosto del año pasado”, finalizó.

Hacia un transporte innovador y sustentable

Conservando su tradición en la prestación de servicios de transporte eléctricos, apostando a una movilidad más sustentable y fortaleciendo el compromiso hacia políticas innovadoras y sustentables, la Municipalidad de Rosario lanzará la nueva Línea Q de trolebuses, que responde a los ejes de sustentabilidad y cercanía, pilares de la actual gestión.

En su recorrido, las unidades utilizarán el corredor de Av. Francia, tomando los pares San Juan – Mendoza y llegando a la Ciudad Universitaria, con una longitud total de recorrido de 25,6 kilómetros y con un trazado en común con la actual línea K de 11,4 km. Esta superposición entre ambas prestaciones permitirá además duplicar la oferta de servicios.

Las nuevas unidades, llegadas desde Rusia, cuentan con piso bajo, rampas para personas con movilidad reducida y equipos de aire acondicionado frío-calor.

La nueva empresa estatal Movi, que fusiona a Semtur y La Mixta, será la encargada del nuevo servicio y contará con 12 unidades con autonomía, equipadas con baterías que admiten operar largas distancias alcanzando una independencia de hasta 20 kilómetros (ya que funcionarán sin catenarias hasta Av. Francia y Arijón), que demandaron una inversión de más de 4 millones de dólares. Otro de los beneficios con los que cuenta es su durabilidad, ya que supera la vida útil de los autobuses diésel.

En relación a la infraestructura necesaria para el funcionamiento del servicio, las obras incluyeron la ampliación de galpones en la empresa Semtur (Brasil 1036); el equipamiento necesario para potenciar las catenarias; la adquisición de 4 nuevas subestaciones ubicadas en Berutti y La Paz, Lagos al 1500, Río de Janeiro y 3 de Febrero y en Mendoza y Wilde, además de la compra de 30.000 metros de alambrado ranurado.

 

Fuente:

Rosario Noticias

(Visited 48 times, 48 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *