Cómo el Metrobus modificó el pulso de la Ciudad

Cómo el Metrobus modificó el pulso de la Ciudad

A seis años de inaugurado el primer corredor, la red trazada por el Gobierno porteño crece e impacta; el Metrobus facilita la movilidad de un millón y medio de personas y reduce en 49,1 mil toneladas de dióxido de carbono al año.

Pocas veces el pulso de una ciudad cambia tan rápido y profundamente como cambió el de Buenos Aires en los últimos años. La evolución de muchas de las principales arterias de la Ciudad en sistemas de circulación más inteligentes, a través de la implementación del Metrobus, ordenó y agilizó el tránsito de una manera que sorprendió tanto a conductores como a pasajeros.

https://www.youtube.com/watch?v=DJA-Hs3CMhQ

El primer corredor, que se extiende por la avenida Juan B. Justo entre los barrios de Liniers y Palermo, fue inaugurado en 2011. Este primer tramo no tardó en revelar los beneficios del sistema. Los pasajeros constataron rápidamente la notable mejora en la calidad de los viajes y el enorme ahorro de tiempo que significa que su colectivo habitual pueda circular por un carril único cuyas estaciones se ubican en el medio de la avenida. Pronto comprobaron beneficios extras y no menores: las nuevas paradas no sólo brindan refugio para la lluvia y facilidad de identificación mediante la claridad de la señalización, sino también mayor seguridad gracias a un potente sistema de iluminación.

Dos años más tarde, el éxito de esos tramos incentivó la construcción de un nuevo corredor de carriles exclusivos para colectivos a lo largo de la Avenida 9 de Julio, y poco tiempo después, del nuevo corredor que une la Estación Plaza Constitución con el Puente La Noria. Luego, llegaría también el que atraviesa las avenidas Cabildo (Nuñez) y Maipú, en Vicente López y el que se despliega sobre la Autopista 25 de Mayo, en donde funciona un sistema de carriles reversibles, de 6 a 12 hacia Capital Federal y de 15 a 21 hacia Provincia.

Recientemente, la red se amplió aun más con la construcción del Metrobus del Bajo, inaugurado en junio. Este octavo corredor, que se extiende sobre las avenidas Leandro N. Alem y Paseo Colón, cuenta con 2,9 km de extensión y agiliza la conexión entre los barrios de Retiro, Puerto Madero y San Telmo, y la circulación Norte-Sur de la Ciudad.

Gracias a la lógica de las obras y del planeamiento, actualmente se puede constatar un significativo avance en la conexión entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires: hacia el Sur, con el Metrobus Del Bajo, hacia el Suroeste, con el Metrobus Sur, hacia el Norte con el Metrobus Norte y finalmente, hacia el Oeste, con un sistema que comprende el Metrobus Juan B Justo, San Martín y AU 25 de Mayo. Esto significó un beneficio inmediato, no solo para el millón y medio de persona que utilizan la red sino también para los seis millones de personasque se trasladan a diario, ahora, en una ciudad más agil.

Pero además de ofrecer beneficios concretos en la vida diaria de tantas personas, el Metrobus responde a un Plan de Movilidad Sustentable que se propone también privilegiar modos de ahorro de energía y contaminación. Se estima, de hecho, que la implementación del Metrobus reduce la emisión en 49,1 mil toneladas de los gases que producen el efecto invernadero en la Ciudad. Un dato no menor: todo esto está en plena congruencia con el compromiso adoptado por la Ciudad para mitigar el cambio climático en conjunto con otras capitales mundiales.

 

Fuente:

La Nación

(Visited 80 times, 80 visits today)

1 comment

  • Claro y no se fijan en el tiempo que le hacen perder a los automovilistas, por el achique de las calzadas, y encama no contento con eso, sincronizan mal los semaforos para que a cada uno o dos cuadras haya que detenerse, congestionando las calles,
    Tampoco se fijan en las perdidas economicas de los frentistas dichas arterias, que nadie puede detenerse, entonces debieron cerrar sus comercios, por falta de publico. por que no se fijan en metrobuses de otros paises, PRIMERO APRENDAN DESPUES HABLEN

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *