Iveco y MAN toman ventaja en el concurso de los autobuses híbridos de Valencia

Iveco y MAN toman ventaja en el concurso de los autobuses híbridos de Valencia

El expediente 128 de 2016 del Ayuntamiento de València es uno de los contratos más sustanciosos de esta legislatura, Urbanismo al margen. Es el de suministros de 37 autobuses para el consistorio valenciano, 35 híbridos (21 estándar y 14 articulados) y dos eléctricos. Con un valor inicial estimado de 16,2 millones de euros, IVA excluido, es la gran compra de cara a la renovación de la flota de vehículos de la EMT de València.

Este lunes el consejo de administración de la empresa municipal estudiará la propuesta de adjudicación que han realizado los técnicos, en la sesión que tendrá lugar a la una de la tarde en el domicilio social de la entidad, en la plaza Correo Viejo. La decisión es el tercer punto del orden del día y resolverá uno de los concursos más apetecidos este año por las grandes firmas de la automoción y por el cual han competido hasta seis marcas multinacionales.

Si bien el acuerdo oficial se adoptará hoy a mediodía, hay unos favoritos. En concreto, dos marcas europeas, la italiana Iveco y la alemana MAN, en función de la valoración que le han dado los técnicos. La propuesta de adjudicación que los funcionarios elevarán ante el consejo de administración se ha realizado acorde lo que se considera “más adecuado a los intereses de EMT” y reparte entre estas dos marcas la mayoría de los autobuses a adquirir.

 

Un concurso en tres apartados

El concurso estaba dividido en tres apartados. En el primero se sustanciaba la compra de 21 autobuses estándar híbridos a diésel/biodiesel. En el segundo, 14 autobuses articulados híbridos a diésel/biodiesel. Y, finalmente, en el tercero, la adquisición de dos autobuses estándar eléctricos.

Para el primero, los técnicos apuestan por una decisión casi salomónica. Atendiendo a las puntuaciones obtenidas, propondrán al consejo la compra de 14 autobuses marca MAN, modelo Lion City con carrocería original, y la de otros siete autobuses marca Iveco, modelo Heuliez, con carrocería original.

Por su parte, en el segundo, la firma italiana, o mejor dicho, su filial francesa Heuliez, en el caso de salir adelante la propuesta de la comisión técnica, recibirá el encargo de 14 autobuses Iveco, modelo Heuliez, con carrocería original. Mientras que la compra de autobuses eléctricos se repartirá entre la marca española Irizar y la china BYD, que recibirían la propuesta de remitir sendos vehículos a València.

El importe económico total que alcanza la adjudicación propuesta por los técnicos es de 14,56 millones de euros, con lo que se cumple la premisa inicial de que el contrato final sea inferior al presupuesto de la partida.

Fundamentos del acuerdo

Para los 21 autobuses estándar las dos firmas que han obtenido las valoraciones más altas en los criterios de adjudicación definidos han sido Iveco y Man, con apenas punto y medio de diferencia entre ambas. En el reparto del contrato entre estos dos únicos suministradores ha pesado la experiencia de los empleados de la EMT València en la explotación de autobuses híbridos de estas dos marcas.

Asimismo se ha evitado abrir la adjudicación a más fabricantes para reducir la dispersión de modelos y fabricantes distintos de la flota actual de la empresa, “teniendo en cuenta la satisfacción de nuestros conductores en el uso que vienen haciendo de estos modelos”, según señala el informe al que ha tenido acceso Valencia Plaza. Por otra parte, se justifica la adjudicación repartida entre los dos mejores clasificados porque contribuirá también a facilitar el cumplimiento de los plazos de entrega.

En el informe también se explica que en la elección del modelo Heuliez, de los dos ofertados por Iveco, ha influido que es el más barato y el que mayor puntación general presenta, y se insiste en que se trata de las dos marcas con mayor implantación en la EMT. Los técnicos resaltan que ambos fabricantes “disponen de unos excelentes servicios de Asistencia Técnica y de Talleres Concesionarios, que prestan a EMT el servicio que les demanda”.

La ventaja en puntuación de Iveco ha sido aún mayor en el concurso para los 14 autobuses articulados híbridos, tanta que los técnicos no tienen ninguna duda de que todos le sean encargados a esta firma, “porque la diferencia en la valoración es considerable”.

Probar los eléctricos

Finalmente, el contrato más pequeño, pero no por ello el menos importante ya que puede ser muy relevante de cara al futuro, es el de los dos autobuses estándar eléctricos que comprará la EMT. Ante la igualdad, se ha optado por dos marcas que se estrenan con la EMT: la vasca Irizar y la china BYD.

La propuesta de los técnicos se fundamenta en que, al no disponer de experiencia previa ni en los buses eléctricos, ni en ninguno de los dos fabricantes, consideran conveniente no descartar a ninguno de ellos ya que la diferencia de puntos entre ambas marcas “no es lo bastante significativa” y esta adjudicación permitirá a la empresa valorar su idoneidad y tener criterio propio en el futuro.

 

Fuente:

Valencia Plaza

(Visited 20 times, 20 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *