Busair, proyecto pionero para medir cómo se respira en el interior de buses

Busair, proyecto pionero para medir cómo se respira en el interior de buses

No hay ninguno similar sobre el microambiente en el interior de autobuses públicos con este enfoque integral y multidisciplinar

Se está desarrollando el proyecto Busair de estudio de la calidad del aire en los autobuses de Barcelona. Por ello se pueden ver equipos de toma de muestras a bordo de algunos autobuses, son esenciales para hacer la caracterización físico-química y biológica del ambiente interior.

El Equipo de Investigación de Calidad del Aire del IDAEA-CSIC y TMB colaboran de nuevo, después de sacar adelante el proyecto Improve Life de medición y mejora de la calidad del aire en la red de metro. Desde primeros de año se está realizando un programa de muestreo y análisis centrado en la caracterización físico-química y biológica del aire que se respiraen los autobuses, mediante la medición simultánea de gases (CO2, CO, NO2) y partículas inhalables.

Se trata de un estudio pionero, ya que no hay ninguno similar sobre el microambiente en el interior de autobuses de transporte público que haya adoptado este enfoque integral y multidisciplinar, combinando la medición de contaminantes, el análisis químico de componentes inorgánicos de PM2.5 y el estudio detallado de los bioaerosoles presentes en el aire dentro del autobús. El Ministerio de Economía y Competitividad ha dado su apoyo.

Para los investigadores del IDAEA-CSIC el sistema de autobuses de Barcelona es de especial interés por varias razones: por la composición mixta de la flota, con vehículos diésel modificados, de gas natural, híbridos y eléctricos, así como por el esquema de red de base ortogonal que se está implantando. También esperan comprobar el efecto de las medidas que se apliquen para reducir las emisiones del tráfico en Barcelona y el área metropolitana.

Para el proyecto, que se alargará tres años, se utilizan equipos portátiles capaces de medir un amplio rango de parámetros, incluyendo el número y el tamaño de las partículas ultrafinas, concentraciones de PM10, PM2.5 y PM1, la composición química de PM2.5, el carbono negro, compuestos orgánicos volátiles, CO, CO2, NO2, NH3, temperatura y humedad relativa, y concentraciones y tipología de bioaerosoles.

Creación de base de datos

El objetivo principal del proyecto es reunir la mayor base de datos obtenida hasta ahora sobre las condiciones atmosféricas en el interior de autobuses públicos urbanos identificando las principales fuentes de contaminación y desarrollando un protocolo que resuma la mejor metodología para maximizar la calidad de el aire para los pasajeros.

 

Fuente:

Nexotrans

(Visited 33 times, 33 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *