Francia: París testea los primeros taxis acuáticos de Europa

Francia: París testea los primeros taxis acuáticos de Europa

La imagen parece sacada de una escena de la extensa saga del agente 007 pero se trata del servicio de “acuataxis “ a batería que permitirá cruzar la ciudad en un cuarto de hora por el Sena.

París será la primera gran ciudad de Europa en experimentar taxis fluviales, un servicio que permitirá cruzar la ciudad en un cuarto de hora por el Sena con pequeños barcos a batería que se cargarán en estaciones montadas en los muelles con paneles solares y turbinas que aprovecharán el movimiento de las aguas, informó la agencia Atlas.

La empresa Seabubbles (Burbujas de Mar), del navegante Alain Thébault, fabricó los taxis con fibra de vidrio y espuma de alta densidad, con un diseño muy aerodinámico que reduce el contacto con el agua hasta en un 40% cuando navega deslizándose sobre patines, con una autonomía de hasta 100 kilómetros y a una velocidad máxima de 8 nudos (15 km) por hora, según se había adelantado este año en la feria tecnológica VivaTech.

Los “acuataxis” parisinos pueden trasladar al piloto y hasta cuatro pasajeros y si las pruebas son exitosas en esta primera etapa, otras grandes ciudades europeas ya se interesaron en replicarlas, como por ejemplo Ginebra, reveló la prensa francesa cuando se probaron los prototipos en abril pasado.

“Fueron mis hijas las que dispararon la idea”, reveló el navegante Thébault a la prensa francesa, quien había roto un récord de velocidad acuática con otra ingeniosa nave de su diseño y fue desafiado por su familia a “hacer algo útil para el planeta”.

Thébault había creado el “hidróptero”, un trimarán que “vuela” al ras del agua y con el que en 2012 batió el récord de velocidad en la Bahía de San Francisco (California), donde recorrió una milla náutica (1.852 km) entre el Golden Gate y la isla de Alcatraz a una velocidad promedio de 37,5 nudos (69,5 km/hr).

Víctima como muchos de la congestión de tráfico en las calles de ciudades con ríos o lagos, como en París o Ginebra, el navegante imaginó estos taxis que combinan flexibilidad, silencio y confort.

“Comencé a diseñar el taxi actuático por mi cuenta, confiando en el sentido común, porque funciono como un campesino de alta tecnología. Sólo después acudo a ingenieros y sus computadoras “, explicó Thébault.

 

Fuente:

Télam

(Visited 57 times, 60 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *