Transporte público giroscópico: la disparatada idea que quiere cambiar para siempre la forma de viajar

Transporte público giroscópico: la disparatada idea que quiere cambiar para siempre la forma de viajar

Al ver la imagen lo primero que nos viene a la mente son esas locas y divertidas predicciones futuristas realizadas en el pasado, aquellas que imaginaban que viviríamos en la Luna y tendríamos coches voladores. Pues bueno, la propuesta de transporte público que conoceremos hoy es una de esas locuras que nos quieren vender como futuro, porque vamos, todos queremos vivir ahí, sin importar de qué año estemos hablando.

El proyecto se llama ‘transporte público giroscópico’ y es una idea de la compañía Dahir Insaat, quien se ha dedicado desde hace varios años a proponer conceptos futuristas de varios productos y servicios que usamos habitualmente, como el supermercado. Lo curioso de todas estas ideas es que ninguna se ha vuelto realidad, al menos no hasta el momento.

Como si estuviéramos viajando en platillos voladores

Según la compañía, se trata de una forma visionaria de transporte urbano que reemplazará autobuses, tranvías y trolebuses, el cual consiste en una especie de disco que se mueve gracias a un mástil extensible que circula sobre una especie de raíl (riel). Esto permitiría que el disco pudiera cambiar de altura para pasar por debajo de puentes o pasos elevados.

La idea sería tener hasta dos capas de este transporte, una que esté encima de los coches y que tenga más estaciones, mientras que la otra capa pasaría por encima de la primera y sería para viajes largos a alta velocidad. Cada disco circularía en medio de los carriles y no entorpecería el tráfico.

La compañía menciona que cada disco será completamente eléctrico y funcionará a base de energía soalr, además de que se podrán tener varias configuraciones ya sea para puro transporte público o bien, como vehículos de lujo con diversas comodidades. Incluso se menciona que gracias a la versatilidad de esta idea, los discos pueden circular por avenidas peatonales, ya que no interfieren con al trafico a nivel de calle.

Los responsables de esta loca idea también están presentando opciones para vehículos de emergencia bajo el mismo concepto, y aunque todo esto puede sonar atractivo, la realidad es que no dan más detalles o especificaciones técnicas. Sí, en el vídeo luce muy bonito y espectacular, pero ya tenemos el ejemplo de aquel autobús elevado en China, el cual se anunciaba como una revolución y terminó siendo uno de los más grandes fraudes de 2016.

Eso sí, la compañía trata de vender esta idea como la innovación más grande e importante que ha llegado al transporte público, donde incluso dicen que están abiertos a ofertas que van desde licenciar la idea hasta vender la licencia de fabricación y el derecho exclusivo de operación de este transporte público giroscópico. Veremos quién es el primer valiente.

 

Fuente:

Xataka

(Visited 64 times, 68 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *