VW invertirá US$1.700 millones en buses eléctricos y camiones

VW invertirá US$1.700 millones en buses eléctricos y camiones

Volkswagen AG está ampliando su producción de coches eléctricos con planes de fabricar vehículos comerciales a batería destinados a áreas urbanas a medida que las crecientes preocupaciones públicas por la calidad del aire aumentan la demanda.

La división de camiones y autobuses de Volkswagen invertirá 1.400 millones de euros (US$1.700 millones) en nuevas tecnologías, incluyendo sistemas de transmisión eléctrica, sistemas autónomos y software basado en la nube, dijo Andreas Renschler, jefe de la división, en una entrevista en Hamburgo. Para ayudar a distribuir los costos, la afiliada estadounidense Navistar International Corp. adoptará la transmisión eléctrica.

Volkswagen e-Delivery

Un camión a batería de VW, llamado e-Delivery, saldrá de las líneas de montaje de Brasil en 2020, mientras que el fabricante alemán MAN y Scania ofrecerán autobuses completamente eléctricos el próximo año a las ciudades europeas, que se sumarán a los sistemas híbridos de biodiésel y gas natural.

“Creemos en una amplia gama de transmisiones y combustibles alternativos, dependiendo de la disponibilidad local, la demanda social y local y las necesidades de los clientes”, dijo Renschler en un evento de prensa. “Por lo tanto, es crucial que los estrategas adopten un enfoque neutral desde el punto de vista tecnológico” en cualquier normativa.

Los camiones eléctricos para repartos locales probablemente excederán una cuota de mercado del 5% para 2025, según Renschler. Eso se compara con un pronóstico de alrededor del 25% para los automóviles a baterías. Los fabricantes de vehículos comerciales han tardado en desarrollar modelos eléctricos porque las cargas son más pesadas que para los automóviles y cubren una gama más amplia de necesidades de la industria.

Normas diferentes

Lo complicado es que las camionetas ya varían considerablemente en todo el mundo debido a las diferencias en las normas, lo que dificulta la construcción de vehículos en volúmenes suficientemente grandes como para generar economías de escala. Tras el escándalo del engaño de emisiones de Volkswagen, algunos municipios quieren prohibir los motores diésel para reducir la contaminación del aire.

El competidor alemán Daimler AG, el mayor productor de vehículos comerciales del mundo y antiguo empleador de Renschler, ha intensificado el desarrollo de motores incluyendo versiones totalmente eléctricas e híbridas, así como servicios digitales para defender su liderazgo. Volkswagen también se enfrenta a nuevos rivales como Tesla Inc., que lanzará un camión a batería el 16 de noviembre.

Una mejor tecnología de baterías será clave para hacer más atractivos los camiones eléctricos al reducir los costos de operación, dijo Renschler. Además de unos precios más altos para los sistemas y los retos de recarga, los paquetes de energía “son pesados ​​y roban espacio”, reduciendo la capacidad de carga, dijo Renschler.

“Con los autobuses urbanos, recién estamos alcanzando el punto de equilibrio en comparación con las soluciones convencionales”, agregó el ejecutivo. “Se espera que los camiones eléctricos de reparto resulten convenientes económicamente en 2020-25”, mientras que las baterías de larga duración para vehículos pesados tardarán más en aportar ganancias a sus dueños.

 

Fuente:

Pulso

(Visited 56 times, 56 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *