Así es la startup californiana que quiere revolucionar el futuro de los autobuses

Así es la startup californiana que quiere revolucionar el futuro de los autobuses

La startup californiana Proterra quiere cambiar la industria de los autobuses y el transporte público. ¿Cómo? Mediante avanzados autobuses eléctricos capaces de cubrir largas distancias.

El transporte ya mira hacia lo eléctrico. Algunos como Tesla han hecho un all-insobre esta tecnología; otros como Volvo han fijado ambiciosas fechas para completar la transición; y los más grandes, tradicionalmente más conservadores, también han mostrado un sólido compromiso con esta nueva era del transporte.

Estados Unidos: Un Autobús eléctrico batió el récord de distancia recorrida con una carga

No obstante, la transición hacia el eléctrico no es solo cosa de turismos —pese a ser el tipo de vehículo más popular—. Otros segmentos como los autobuses —esenciales en cualquier sistema de transporte público— también comienzan a recibir el estímulo de los electrones. De hecho, justo en ese pequeño nicho, una startupcaliforniana bautizada como Proterra ha comenzado a captar cierto interés tras sus sorprendentes y recientes hitos.

Esta compañía, hace aproximadamente un mes, logró fijar una asombrosa marca: recorrer 1.772,2 kilómetros con un autobús 100% eléctrico sin realizar una recarga intermedia. Lo hizo con el modelo Catalyst E2 Max, y gracias a ello protagonizó todo tipo de titulares en la prensa internacional.

Las condiciones en las que se consiguió este hito, eso sí, estaban controladas en todo momento. El autobús circuló a una velocidad constante en busca de la máxima eficiencia de sus sistemas eléctricos. A esta práctica se le conoce como hypermiling, y ya se ha llevado a cabo con otros vehículos como el Model S de Tesla.

La distancia cubierta por el autobús de Proterra equivaldría, aproximadamente, a un trayecto entre Granada y París (1.683 kilómetros). No obstante, la autonomía real de este autobús —circulando bajo condiciones normales— sería, en realidad, un tercio de este hito. La compañía, basada en los tests EPA, estima que podría cubrir unos 560 kilómetros.

El precio de este modelo es de 700.000 euros, pero su rentabilidad a largo plazo (doce años, según la estimación de la compañía) es superior a la de un autobús híbrido o diésel tradicional. La clave está en los costes de mantenimiento de los vehículos eléctricos, generalmente inferiores a cualquier otro tipo de motorización.

Además de todo esto, el autobús que fijó la marca de los 1.772 kilómetros también soporta un sistema de carga rápida que permite pasar del 0% al 100% en solo cinco horas —un periodo muy reducido considerando la gran capacidad de su batería.

 

Fuente:

Hypertextual

(Visited 39 times, 44 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *