Metrobus en ruta 8: menos tiempo de viaje y agentes de Capital para ordenar el tránsito

Metrobus en ruta 8: menos tiempo de viaje y agentes de Capital para ordenar el tránsito

Funciona mejor en el tramo de Tres de Febrero que en el de San Martín.

Cualquier cambio se iba a notar. Es que la Ruta Provincial 8, que atraviesa los distritos de San Martín y Tres de Febrero, espera desde hace años una remodelación integral. El primer paso fue la inauguración de un tramo del nuevo ramal del Metrobus, por el que transitan siete líneas de colectivos. La obra abarca 3,4 kilómetros. Unas 25 cuadras entre el Camino del Buen Ayre y General Lavalle, en Tres de Febrero, y poco más de un kilómetro en San Martín, hasta la rotonda de Márquez. En hora pico, en colectivo se tardaba hasta 35 minutos, y ahora el mismo trayecto demanda 25.

El Metrobus se extiende entre dos avenidas de alto tránsito: el Buen Ayre y Márquez, y atraviesa puntos estratégicos, como el Hospital Bocalandro. Para los autos quedaron tres carriles en cada sentido. Además de agilizar la circulación y beneficiar a unos 120 mil pasajeros por día, los trabajos implicaron mejoras hidráulicas y un ordenamiento del espacio público. Las estaciones son techadas, con iluminación LED y asientos. “Había 75 puntos lumínicos y ahora tenemos 198 entre laterales y columnas centrales. Fue una transformación total en una zona que ahora empieza a crecer”, detalló el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

El límite entre San Martín y Tres de Febrero no es sólo geográfico, sino también político. De las 14 paradas, once quedaron del lado de Tres de Febrero, cuyo jefe comunal es del PRO, y tres en San Martín, tras el pedido del intendente peronista, ahora aliado de Florencio Randazzo, Gabriel Katopodis, para incluyeran a su distrito en las obras. En el tramo mayor, además, hay agentes de tránsito de Capital ayudando a los vecinos a orientarse: muchos no conocen los cambios de sentido de las calles o se meten en los carriles exclusivos.

Pero en San Martín deben arreglarse sólo con agentes municipales. Allí también falta finalizar obras: “Se están terminando rampas, senderos hacia las colectoras y plantas. Estará completo en unos diez días“, dijeron fuentes del Ministerio de Transporte.

Uno de los principales cambios fue el sentido de las calles. Además, se hizo un trabajo para eliminar los giros a la izquierda, que históricamente complicaban el tránsito. Los agentes de Capital, que ya trabajaron en otros ramales de la Ciudad, estarán hasta la semana que viene.

“Estamos para guiar a los vecinos hasta que se acostumbren. No podemos hacer multas, es simplemente orientativo nuestro trabajo”, aseguró el supervisor del equipo porteño, Nicolás Chiaramonte. La tarea parece necesaria, ya que durante una recorrida por la zona, Clarín comprobó que aún se ven vecinos que esperan colectivos en lugares equivocados, otros que cruzan en forma indebida y hasta motociclistas y otros vehículos que invaden los carriles exclusivos.

“Volvía de estudiar a la noche y no se veía nada. Ahora es más seguro, está más iluminado”, opinó Esteban Peralta, que esperaba el 176. Melody Gorosito, por su parte, sumó: “Tardé la mitad que antes en ir del Buen Ayre al Bocalandro, aunque no era hora pico. Las paradas están un poco más alejadas, pero está bueno”.

El de San Martín y Tres de Febrero es el tercer Metrobus que llega al GBA. El primero fue de Cabildo-Maipú, en Vicente López, que por ahora es el único que conecta con Capital. El otro es el de La Matanza, que también generó una pelea política con la intendenta kirchnerista Verónica Magario.

 

Fuente:

Clarín

(Visited 17 times, 17 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *