Toyota presenta en Tokio dos nuevos prototipos de hidrógeno

Toyota presenta en Tokio dos nuevos prototipos de hidrógeno

“Ambos concepts auguran una sociedad baja en carbono, con el uso avanzado del hidrógeno y las energías renovables”

Toyota presenta en Tokio dos nuevos prototipos de hidrógeno: el Fine-Comfort Ride, un vehículo familiar con más de 1.000 kilómetros de autonomía y el Sora, un autobús de pasajeros que llegará en 2018 para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

Toyota Fine-Comfort Ride

Este concept mide 4.830 mm de longitud, 1.950 mm de ancho y 1.650 mm de altura. Propone un nuevo formato para los vehículos familiares de alta gama con un interior flexible aprovechando el espacio que deja disponible su sistema de tracción eléctrica y su sistema de generación de electricidad a partir del hidrógeno.

Ofrece una autonomía de unos 1.000 km en el ciclo de homologación japonés, menos exigente incluso que el europeo.

Cuenta con un habitáculo en forma de diamante más estrecho en la parte posterior y de mayores dimensiones en el frontal y la parte central, maximizando el espacio en la segunda fila de asientos y mejorando el rendimiento aerodinámico. El motor eléctrico está situado en las ruedas y utiliza una cubierta inferior de la carrocería que  rebaja el centro de gravedad e incrementa la estabilidad.

Utiliza un Agente de Inteligencia Artificial y una pantalla táctil dispuesta en torno a los asientos del conductor y el pasajero. El habitáculo puede disponerse como espacio individual o como lugar de comunicación entre varias personas. Los asientos se pueden ajustar según la postura y las pantallas permiten al conductor y los pasajeros acceder libremente a la información.

Toyota Sora

Este prototipo de autobús movido por pila de combustible de hidrógeno está próximo a la producción que arrancará en 2018 con más de 100 unidades que prestarán servicio, principalmente en el área metropolitana de Tokio, antes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

El diseño del Toyota Sora busca una forma estereoscópica que resulte distinta del tradicional de forma de caja de los autobuses convencionales. Estas características del diseño hacen que el nuevo autobús de pila de combustible sea reconocible al instante.

Toyota ha desarrollado este prototipo guiado por dos ideas: sacar el máximo partido de las características de las pilas de combustible y mejorar el confort de los pasajeros que se desplazan en autobuses urbano.

Toyota Sora, un prototipo de autobús de hidrógeno que llegará en 2018

El sistema de pila de combustible de Toyota (TFCS), desarrollado para el Mirai, ha sido adoptado para este vehículo, eliminando las emisiones de CO2 y las sustancias nocivas que se producen al circular. Está equipado con un sistema de alimentación externo que ofrece un suministro eléctrico de gran potencia y capacidad, 9 kW de potencia máxima y un suministro eléctrico de 235 kWh², y que se puede utilizar como fuente de alimentación de emergencia en caso de catástrofe.

Los asientos horizontales con mecanismo de pliegue automático aumentan el confort y dejan  espacio a carritos infantiles o sillas de ruedas. Así, hay más plazas para que se sienten pasajeros convencionales cuando no se necesita el espacio para carritos ni sillas de ruedas.

Presenta además otras tres características distintivas: función de vigilancia periférica, función de control de la aceleración y control de llegada automático. Ocho cámaras de alta definición montadas en el interior y el exterior del autobús detectan a peatones y bicicletas en las proximidades y ofrecen una función de control periférico que avisa al chófer con sonido e imágenes, potenciando así la seguridad. La función de control de la aceleración elimina los acelerones y permite acelerar suavemente desde el arranque.

El sistema de control de llegada automático detecta una línea de guía sobre la superficie de la carretera, y recurre a la dirección y deceleración automáticas para estacionar el autobús a entre 3 y 6 cm de distancia de la parada, con un margen de 10 cm por delante o por detrás de la parada. Así resulta más fácil subir y bajar del autobús para los pasajeros con carritos o sillas de ruedas.

El sistema ITS Connect, que se basa en las comunicaciones entre vehículos y entre vehículos e infraestructuras mejora la capacidad, la velocidad, la puntualidad y la comodidad del transporte en autobús y fomenta una conducción más segura, junto con sistemas compatibles con convoyes de autobuses, que dan prioridad en las señales de tráfico (PTPS⁵).

 

Fuente:

Movilidad Elèctrica

(Visited 69 times, 69 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *