Una ciudad china tiene más autobuses eléctricos que 5 grandes urbes de EE.UU.

Una ciudad china tiene más autobuses eléctricos que 5 grandes urbes de EE.UU.

China va un paso por delante en materia de vehículos electrificados. Tanto es así que una única ciudad dispone de una flota de autobuses eléctricos mayor a la suma de las 5 grandes flotas de Estados Unidos. Sumando el número de autobuses –a combustión inclusive– disponibles en Nueva York, Los Ángeles, Nueva Jersey y los suburbios de Chicago y Toronto, que hacen un total de 14.200 unidades, todavía no alcanzamos la cifra de 14.500 autobuses eléctricos de que disponen en la ciudadShenzhen, en China.

Hace ya 8 años que esta ciudad, situada al sur del país asiático, ofreció al público su primer autobús eléctrico. Ahora Shenzhen dispone de una gran flota, aunque éstos solo representan una pequeña parte de las ventas totales de autobuses eléctricos en China: en 2016 se llegaron a las 116.000 unidades. La periodista de Bloomberg, Aleksandra O´Donovan, cree que existen cuatro factores clave para impulsar el despliegue de los autobuses eléctricos en China: el apoyo del gobierno, las nuevas infraestructuras, la polución y la política industrial.

Primero de todo hay que contar con el apoyo del gobierno. Los amplios subsidios nacionales y regionales han ayudado a reducir el precio de los autobuses eléctricos. En la actualidad, en China el precio final de un autobús eléctrico es muy parecido al de los propulsados por motores de combustión interna. Otro factor clave que destaca la periodista es la contaminación del aire y el deseo de reducir las importaciones de petróleo por parte del gobierno.

Además, O’Donovan comenta que muchas ciudades han construido sus redes de tránsito desde cero. De este modo, se puede construir una nueva infraestructura específica para autobuses eléctricos, y estos pueden desplegarse sin tener que ajustarse al ciclo de renovación de una flota existente. Por último, la política industrial también forma parte de estos factores clave para impulsar el despliegue del autobús eléctrico en el país asiático. El gobierno central fomenta activamente la inversión en la fabricación de baterías.

Otra razón por la que los autobuses eléctricos han ido aminorando su precio de venta es gracias al coste de las baterías. Éste también se ha reducido con el paso de los años y con el mayor aumento de fabricación de vehículos eléctricos. Según un informe de Bloomberg New Energy Finance, el precio de un paquete de baterías de ion-litio se ha rebajado en un 80% desde 2010.

“Cuando pienso a dónde van los vehículos eléctricos, resulta evidente que China liderará el mundo en el desarrollo de este tipo de vehículos”, ha comentado William C. Ford Jr., presidente ejecutivo de la compañía automovilística Ford.

Estas mejoras significativas en los costes de producción son el resultado de una serie de mejoras en cadena. Un menor coste de producción equivale a un precio final más asequible. Esto provoca una mayor demanda, por lo que se sigue aumentado la producción y los precios siguen bajando gracias a una mayor fabricación de vehículos eléctricos.

 

Fuente:

Híbridos & Eléctricos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *