Suman colectivos con aire acondicionado, pero el total de la flota sería cubierto en 2024

Suman colectivos con aire acondicionado, pero el total de la flota sería cubierto en 2024

El 45% de las 9.175 unidades que unen Capital con el GBA están refrigeradas.

Viajar en colectivo en la Ciudad es una experiencia que en verano se atraviesa a duras penas, a fuerza de abanico, sudor y botellita de agua. Por eso, en los días en los que el sol derrite el asfalto, que llegue a la parada una unidad con aire acondicionado es un alivio. De a poco, se van sumando: casi la mitad de los colectivos que circulan por el área metropolitana están climatizados. Así lo indica un nuevo relevamiento de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

Por la Ciudad circulan 126 líneas de colectivos, cuyos números van del 1 al 200. Muchas de ellas continúan su recorrido en el GBA. En total, son 9.175 unidades, de las cuales 4.172, el 45%, ya tienen el aire instalado.

La gente prefiere esperar las líneas de colectivo con refrigeración.

Renovar la flota con unidades climatizadas es obligatorio desde octubre de 2013, con la Resolución N° 843 del Ministerio del Interior y Transporte de la Nación. En ese momento se estableció que todos los colectivos cero kilómetro que fueran incorporándose debían tener aire acondicionado.

Fue entonces 2014 el último año en el que se permitieron vehículos nuevos sin sistema de climatización. Como la normativa establece además que el tiempo de vida de las unidades es de diez años, se supone que para fines de 2024 dejarán de circular colectivos sin aire.

Pero, además de esta reglamentación, la cantidad de colectivos con aire acondicionado crece gracias al incremento de subsidios a las unidades nuevas. Si esta tendencia se mantiene, el objetivo podría lograrse mucho antes: ya para 2020, el 100% podría contar con aire acondicionado, indican desde el Ministerio de Transporte de la Nación.

Con todo, todavía falta para que el total del parque automotor esté en esas condiciones. Es que los colectivos pueden circular con hasta diez años de antigüedad, y hoy la flota tiene un promedio de 4,82 años.

En la actualidad, todas las líneas cuentan con coches climatizados. Algunas con porcentajes muy bajos y unas pocas en el 100% de su flota, según datos de la CNRT.

Siempre de acuerdo a ese relevamiento, las líneas que tienen equipos con aire en todos sus coches son la 20, 68, 101, 117, 132, 136, 153, 163 y 174. Las que menos unidades climatizadas suman son, en cambio, la 4, 6, 23, 50, 67, 87, 93, 97, 99, 109, 143, 181 y 195, con menos del 10%.

En la CNRT estiman que en menos de cuatro años todos los colectivos tendrán aire acondicionado.

Para los pasajeros, esta diferencia no es menor. Algunos optan por viajar en determinadas líneas cuando saben que todos sus coches están climatizados. “Yo tomo el colectivo en la parada del Metrobus de Cabildo y Lacroze. A mi casa me llevan el 67 y el 41 por igual, pero prefiero esperar al 41, que tiene aire”, cuenta Abril Ferrer (24), vecina de Saavedra.

“Trato de ir en líneas con aire y cruzo los dedos porque no todas las unidades tienen”, reconoce Pablo Larrosa (33), que vive en Villa Pueyrredón. “Busco salir con tiempo a tomar el colectivo, así puedo elegir”, agrega Antonella Sanabria (20), de San Telmo.

Cuando esto no ocurre y a la parada llega un colectivo sin aire, esta carencia se siente. “Si te pasa eso, viajar es un parto, no se puede estar. Llegás destrozado al laburo”, explica Guido Pellegrini (30), que viaja todos los días desde Caballito hasta Colegiales en una línea que cuenta con aire acondicionado en la mitad de su flota.

De acuerdo a la normativa vigente, las unidades que tienen sistema de climatización “no podrán prestar servicio si el equipo de aire acondicionado no se encuentra operativo”. En caso de que se rompa, la unidad debe dejar de circular hasta que se repare.

En 2011 hubo conflicto, porque la empresa Plaza quiso cobrar más en las unidades con aire acondicionado.

En 2011, el aire acondicionado fue foco de conflicto: la línea 140 del grupo Plaza había subido los pasajes entre un 8% y un 12%. Es que, como aún no se había sancionado la Resolución N° 843, Plaza se basaba en otra, de la década del 80, que permitía cobrar valores diferenciales en los vehículos nuevos que tuvieran mejoras tecnológicas como, por ejemplo, el aire. Pero a las pocas horas la Secretaría de Transporte dispuso que la empresa debía retrotraer los ajustes porque no habían sido autorizados por la CNRT, medida que finalmente fue acatada.

Porque, en una Ciudad cada vez más calurosa, el aire acondicionado en el transporte ya no es un lujo, sino una necesidad.

 

Fuente:

Clarín

(Visited 151 times, 151 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *