La tasa por publicidad en los colectivos rinde muy poco

La tasa por publicidad en los colectivos rinde muy poco

Bariloche. El municipio no tiene participación en lo que paga el cliente a la transportista.

La explotación de espacios publicitarios en el transporte urbano está “tercerizado” y el municipio sólo cobra por el derecho de cartelería, a razón de 50 mil pesos por mes, pero no tiene participación alguna en lo que paga el cliente.

El jefe de Gabinete, Marcos Barberis, dijo que la facturación por los anuncios colocados en las lunetaslos laterales y el interior de los colectivos es embolsada por la empresa Grupo Visión, que comercializa esas carteleras luego de suscribir un acuerdo on Amancay, la concesionaria del transporte.

La percepción de un ingreso por la publicidad como parte de la ecuación económica del transporte urbano estaba prevista en el pliego de las dos licitaciones realizadas en 2016, que quedaron desiertas, pero desapareció a la hora de redactar el contrato de adjudicación directa a Amancay, cuyo nombre comercial es Mi Bus.

Barberis explicó que el contrato autoriza a la firma a comercializar la publicidad en los micros (durante años había estado prohibido) y el municipio sólo cobra el derecho correspondiente, como en cualquier cartel callejero.

La empresa Visión hasta ahora no pagó un peso por ese gravamen y acumuló desde abril pasado una deuda 308 mil pesos. Según Barberis, el municipio también contrató en los colectivos algunos espacios para promociones propias, que sumarían la mitad de esa cifra. Por eso esperan acordar en breve una compensación, “que deberá pasar por la comisión de Transacciones”.

El funcionario dijo que están a punto de firmar un convenio con Grupo Visión para que esa firma pague una suma fija de 50 mil pesos mensuales por el ploteo de los colectivos, que son alrededor de 70. Ese acuerdo liberaría al municipio de la tarea de fiscalizar todos los días, uno por uno, cuáles son los que tienen publicidad para luego cobrar el derecho.

Según Barberis, la empresa comercializadora vende los laterales del micro a razón de 1.200 pesos por mes. Admitió que le parece una suma exigua, pero insistió en que el municipio no tiene injerencia ni participación en ese negocio.

También dijo que lo ingresado por el derecho de publicidad va a Rentas Generales y no queda en el sistema de transporte, por ejemplo, para compensar parte de los costos y abaratar el boleto, como reclamaron varios de los oradores en la última audiencia pública.

Según Barberis, hay concejales del oficialismo que trabajan en un proyecto para crear un fondo orientado a aliviar el costo a los pasajeros. El fondo tendría aportes de diverso origen, incluida la publicidad en las unidades.

 

Fuente:

Río Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *