Estas son las 10 obligaciones que los taxis tienen con los usuarios

Estas son las 10 obligaciones que los taxis tienen con los usuarios

Estas son algunas de las exigencias que marca la ley del Sutrappa (Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros en Automóvil) que depende de la Dirección de Transporte Público de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán.

1. Ordenanza 4.547/ 13- Las unidades que renueven licencia desde 2.013 tienen la obligatoriedad de poseer y usar el aire acondicionado

• “Los días de mucho calor busco taxi fuera de las paradas y que se vea que tiene aire acondicionado. Si no, no subo, porque no lo prenden” (Alejandra Corbalán, 47 años, locutora nacional)

• “Me pasó, varias veces, pedirles que prendan el aire acondicionado porque hacía mucho calor y no accedieron, poniendo todo tipo de excusas. Entonces trato de subirme a uno que tenga el cartel de aire en la ventanilla” (Débora Ledesma, 26 años, obstetra)

• “Me cuesta conseguir taxi con aire. No sé si hay pocos o yo no tengo suerte. De todos modos, si subo a un auto que parece que tiene aire, no suelo pedir que lo prendan porque no sé si funciona…” (Lucía Fernández, 26 años, estudiante)

• “Es bastante complicado conseguir un taxi con aire acondicionado. Y cuando subo al auto no le consulto si tiene o no. Porque supongo que si lo tuviera estaría encendido” (Alberto Barbo, 49 años, empleado administrativo)

El aumento de la tarifa de los taxis, aprobado por el Concejo Deliberante capitalino hace una semana, hizo subir los valores de la bajada de bandera (ahora cuesta $17) y también elevó el nivel de disconformidad que tienen los usuarios respecto de este servicio.

Precio y calidad son dos parámetros que hace tiempo son observados con detenimiento por los clientes. Aunque en las paradas de taxis la mayoría de los pasajeros se queja, son pocos los que se bajan de un auto de alquiler si no les agrada el viaje.

LA GACETA revisó la ordenanza N° 3.713 (2006), con la cual se creó el Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros en Automóvil (Sutrappa), y todas las modificaciones que tuvo en los últimos años. Y salió a preguntar a los usuarios cuáles de esas obligaciones que tienen los taxistas se cumplen. Estas son las más sobresalientes:

2. Art. 7 a- Es derecho del usuario del servicio la libre elección de la unidad automotor disponible para realizar el viaje,

• “Jamás tuve la posibilidad de elegir en qué taxi subirme, mucho menos si están acomodados en fila” (Alejandra Corbalán, 47 años, locutora nacional)

• “Cuando lo tomo en la calle suelo elegir el auto. Pero cuando uno llama por teléfono no. Te toca el que te toca” (Andrea Sueldo, 42 años, empleada de comercio.

3. Art. 7 d- Es derecho del usuario del servicio que el conductor del servicio lo lleve a destino por el itinerario más corto y de forma segura.

• “A veces sí te preguntan por dónde querés ir. Otras se largan directamente, algunos son vivos y eligen el camino más largo de gusto…” (María Sánchez, 24 años, encargada de un bar)

• “La mayoría de las veces me preguntan cuál es el trayecto que prefiero. Pero me pasó que me llevan por avenidas llenas de semáforos… y termino pagando mucho más” (Inés González, 38 años, empleada)

4. Art. 7 f- Es derecho del usuario del servicio el cobro justo por el viaje.

• “Siempre te cobran de más cuando hacen redondeo de la tarifa que indica el reloj taxímetro. Aunque no debería ser así. Siempre la diferencia es a su favor y no al del consumidor” (Mariana García, 25 años, comunicadora social)

• “En mi caso podría decir que tengo suerte. Me suelen cobrar menos de lo que es, o sea redondeando para abajo. Es que soy cliente fijo y frecuente de algunos taxistas” (Alberto Barbo, 49 años, empleado administrativo)

5. Art. 7 g- Es derecho del usuario del servicio exigir la entrega del recibo o ticket de viaje.

• “Nunca me entregaron un ticket. Sólo cuando pedí o indiqué que lo necesitaba me dieron boleta” (Juan Grande, 34 años, abogado)

• “Una sola vez me entregaron un ticket, que ¡hasta me sorprendí!. Pero en general, nunca” (Rossana Juárez, profesora de Artes Plásticas y Visuales)

6. Art 58 c- El conductor debe exigir el uso del cinturón de seguridad.

• “Nunca. Además no suelo encontrarlo en el asiento…” (Carla Frías, 20 años, vendedora)

• “Nunca. Sólo me indicaron que por precaución los menores viajen atrás” (Daniel Scrocchi, 31 años, empleado de call center)

7. Art 58 b- El conductor debe alertar al pasajero cuando no disponga de dinero para el cambio.

• “Ninguno te avisa ni pregunta con cuánto vas a abonar. Por lo general, yo les pregunto. Ya me pasó llagar a destino y bajarme del auto a buscar cambio” (Débora Ledesma, 26 años, obstetra)

• “Sí me avisan y me preguntan, casi siempre, apenas subo, con cuánto voy a pagar” (Juan Grande , 34 años, abogado)

8. Art 60 c- Son deberes del conductor del servicio mantener la unidad automotor en perfecto estado de funcionamiento, uso, seguridad, estética e higiene.

• “La higiene deja mucho que desear. Algunos taxistas coquean mientras trabajan. Lo cual me parece una falta de respeto. Deberían cuidar más su presencia porque subir a un auto así te da inseguridad, miedo…” (Carolina C, 26 años, estudiante de la Facultad Filosofía y Letras)

• “El mantenimiento del auto es regular, algunas veces bien, pero hay otras que están muy sucios. El trato es casi siempre bueno, algunos conversan y otros no. No recuerdo haberme topado con alguno que sea “brusco” en el trato” (Diego Moreno Villagra, 24 años, estudiante)

9. Art 60 d- Son deberes del conductor prestar el servicio correctamente aseado y vestido, y atender respetuosamente todas las consultas de los usuarios.

• ” Algunos dan mala impresión, están de musculosa exhibiendo los pelos de las axilas; o de bermuda como si fueran a la playa…” (Juan Sosa, 73 años, jubilado)

• “Pocas veces me tocaron choferes que no estaban en condiciones de higiene. Y casi siempre van atentos a la conversación”. (Alejandra Corbalán, 47 años, locutora nacional)

10. Art 62 c- Les está prohibido a los conductores fumar sin el consentimiento del pasajero.

• “Por lo general siempre fuman sin consentimiento. Muy pocos me preguntaron si me molestaba. Y las pocas veces que les pedí que lo apagaran se enfadaron. Por suerte, no todos fuman” (Lucía Fernández, 26 años, estudiante).

• “Me tocó subir y que estén fumando; les pedí que lo apaguen porque me hace mal y lo hicieron al instante. A veces me piden permiso y les digo que no, les explico que soy alérgica y todo bien” (María Sánchez, 24 años , encargada de un bar).

Sutrappa

“Hay normas obligatorias y otras, como El trato amable, que no se pueden controlar”, Víctor Mascaró, subdirector del Sutrappa (Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros en Automóvil) informó a LA GACETA qué no reciben gran cantidad de reclamos o denuncias de usuarios sobre el servicio de transporte que ofrecen los taxis. Lo que sí es un tema recurrente entre los usuarios – especificó – es la falta de autos con aire acondicionado.

“La ordenanza 3.713, establece que todos los autos que el Sutrappa dio de alta a partir del 1 de enero de 2013, deben obligatoriamente hacer uso del aire acondicionado. Pero a los autos anteriores a esa fecha no les exigimos ese servicio. A pesar de ello, el usuario no debe preocuparse porque se irá actualizando a medida que pase el tiempo”, explicó. Y agregó: “Si los conductores no quieren usarlo o está roto es otra cosa. Cuando eso pase, el cliente debe acercarse a la Dirección de Tránsito y Transporte de la Municipalidad y hacer la denuncia con el número de licencia del taxi. Y aquí nos encargamos de citarlo al chofer con el auto e inspeccionar la situación mediante un testeo en el que se analizan las condiciones en que funciona el sistema”.

“En cuanto al trato hacia el pasajero, más que nada es un tema personal de cada chofer, la educación y la predisposición para ayudar a las personas nace de cada uno. Es difícil legislar y controlar la buena predisposición de las personas. Lo ideal sería que los taxistas, como servidores públicos, se comporten como tales. Aunque no sucede siempre”, reflexionó el subdirector del Sutrappa.

“El usuario puede elegir en qué auto subir, pero en cada parada de taxis habilitados hay reglas diferentes en cuanto a ese tema. Y la Municipalidad no legisla sobre ellas”, precisó.

“Hay cuestiones que son obligatorias y que deben cumplirse como el uso del cinturón de seguridad porque lo indica la Ley Nacional de Tránsito que rige en toda la provincia. El conductor debería informar al pasajero que lo use, principalmente, si va sentado adelante”, detalló Mascaró.

“En cuanto a si puede fumar o no, está prohibido encender un cigarrillo dentro del automóvil”, concluyó severamente.

Los taxistas

“La gente tiene que hacer valer su plata. Si el auto se está cayendo a pedazos, no suba…”

Los taxistas son otra voz dentro del debate de sí el servicio es de buena calidad o no. La mayoría concuerda en que la falta de controles fuera de las cuatro avenidas del Gran San Miguel atenta contra su trabajo y asegura que las principales quejas son por la mala atención y el mal estado de algunos coches.

Mientras detiene la marcha de su taxi en la parada céntrica, Jorge Ávila comenta : “muchos usuarios se han quejado del servicio, del cigarrillo, la falta de aire acondicionado y de que algunos taxistas son irrespetuosos”.

“Considero que depende del servicio que queramos ofrecer. Esto es un trabajo en el que hay que relacionarse con los clientes, y hay que respetarlos”, resume. “Otro tema es que no hay controles; hay autos ilegales y conductores que “de prepo” se dedican a la actividad y se olvidan de los usuarios”, agrega.

“La gente tiene que hacer valer su plata. Si el auto se está cayendo a pedazos, no suba; busque otro taxi . Si hay una fila de autos y no le gusta las condiciones que tiene, vaya al siguiente; el usuario sí puede hacer eso. Elegir…”, asegura Rubén Flores, que es taxista hace tres años. “Además exigiendo un buen servicio, obliga al mantenimiento del vehículo, y a que se hagan los controles”. Juan Carlos Espeche, al contrario, refuta las palabras de Rubén: “la gente viene a las apuradas y se sube al primer taxi que pare o que esté en la fila. Y después se queja de que el taxi está en mal estado o que no tiene aire. Es su plata y ellos están pagando el servicio… también deben hacerse cargo de reclamar siempre, no sólo cuando se produzca el aumento de la tarifa”.

Alberto Villa trabaja hace 10 años y admite que se escucha de todo acerca del servicio. ” Dicen que cuando el río suena, piedras trae …” y prosigue “hay pasajeros que hablan de choferes acosadores o maltratadores”. “Uno tiene que cuidar su imagen personal, la que queremos que los otros vean de nosotros. Y desgraciadamente depende de cada uno”, aclara Villa.

“Me guío por dos parámetros: paciencia y respeto. Con el respeto uno llega a cualquier lado y por el buen camino. A mí me gusta charlar con el pasajero, si quiere charlamos, y si no, no”, comenta Fabián Saade.

 

Fuente:

Tucumán a las 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *