Telenovelas Argentinas: Rolando Rivas Taxista

Telenovelas Argentinas: Rolando Rivas Taxista

Un país se detenía para ver a Rolando Rivas en su taxi recorriendo las calles de Buenos Aires. La telenovela escrita por Alberto Migré llegó a medir hasta 60 puntos de rating y marcó un antes y un después en la historia de la televisión argentina.

Rolando Rivas, taxista fue una telenovela argentina protagonizada por Claudio García SaturSoledad Silveyra y Nora Cárpena creada por Alberto Migré, uno de los libretistas más famosos de Argentina en la década 60-80. Emitida originalmente por Canal 13 de Argentina en forma semanal en el horario de los martes a las 22, fue la telenovela más exitosa de la historia de la televisión argentina y logró trascender el género con una popularidad que aún conserva a 40 años de su emisión original.

El primer capítulo se emitió el 7 de marzo de 1972 y el último el 27 de diciembre de 1973. Debido al impresionante éxito se produjo una segunda temporada en 1973, sólo que en este segundo año de emisión cambió la actriz protagonista, puesto que Soledad Silveyra había sido contratada por Canal 13 para protagonizar junto a Arnaldo André otra exitosa telenovela, Pobre diabla. Así fue que la segunda temporada de Rolando Rivas, taxista fue protagonizada por Claudio García Satur y Nora Cárpena. Una historia de amor que atrajo la atención de millones de espectadores argentinos, alcanzando un rating que superó los 40 puntos en cada capítulo, y más aún considerando que en aquellos tiempos no existía la televisión por cable y la variedad de programas que se ofrecen en la actualidad. Era la primera vez en la que los hombres formaban parte del público fiel de una telenovela.

Telenovelas Argentinas: Un mundo de 20 asientos

La telenovela fue filmada en blanco y negro, y logró reflejar la cultura porteña argentina, el mundo de los taxistas (profesión del personaje protagonista), y las relaciones familiares mediante un lenguaje coloquial, sencillo, inclusive más realista que le dio un giro al formato de las telenovelas emitidas hasta ese momento en la televisión.

Además, en la historia se hacía referencia en diversas oportunidades a la realidad social y política vivida en el país en aquel tiempo (años setenta).

Luego de la finalización de la telenovela en 1973, cuyo último capítulo tuvo como actor invitado al mismo autor y creador de la historia, Alberto Migré, quien interpretó a un pasajero de taxi, se produjo una versión cinematográfica con la secuela de la historia, para la cual se convocó nuevamente a Soledad Silveyra para el rol de Mónica Helguera Paz estrenándose en 1974.

Rolando Rivas, taxista cautivó a millones de espectadores y aún hoy se la recuerda permanentemente en los programas actuales de televisión. Luego de 35 años de su emisión original, el canal argentino de cable Volver (con todo el archivo filmográfico de Canal 13) emite nuevamente la telenovela durante 2008.

La telenovela original fue reeditada en el año 1979 —durante la dictadura militar (1976-1983)— de manera diaria y con los efectos propios de la censura, que cortó un segmento de la tira original en donde se mencionaba que uno de los personajes pertenecía a la agrupación guerrillera Montoneros.

En 1988 se realizó una telenovela basada en la historia de Rolando Rivas, titulada Ella contra mí, protagonizada por Gustavo Garzón y Carolina Papaleo y la segunda temporada fue protagonizada por Gustavo Garzón y Liliana Weimer. También en 1995 se grabó una nueva versión de la telenovela para Brasil (en portugués), con el nombre de Antonio Alves, taxista, en los Estudios Ronda (de Argentina), en una coproducción de Omar Romay con SBT (Sistema Brasileño de Televisión). Sin embargo, los problemas en la adaptación hicieron que la trama no tuviera éxito en este país.

¿Dónde está el taxi en la actualidad?

El taxi se encuentra en la actualidad en Villa María, a casi 150 kilómetros de la ciudad de Córdoba, reposando en el Museo Don Iris, propiedad de Alberto Fenoglio.

Finalizada su etapa de mayor popularidad, el auto volvió a la compañía de taxis que lo había rentado al equipo de Alberto Migré para la novela. Una vez que finalizó su vida útil en el mercado laboral, Daniel Brusca, el dueño en ese momento decidió restaurarlo.

Un pariente en común y la casualidad del destino, lo puso en contacto con Alberto Fenoglio, un coleccionista de autos cordobés, quien lo convenció de venderle el vehículo con el que Rivas transitaba la ciudad. Fenoglio lo incorporó a la exposición permanente de su museo en Villa María donde tiene nuevos usos. “Me lo piden mucho para bodas y eventos. La gente se emociona cuando sabe la historia del vehículo. Con el auto recorrimos varios lugares de la provincia, ya que el motor está intacto. Si nos llaman de alguna exposición ahí estamos, despacito porque el auto no da más de 90, pero llegamos”, cuenta entre risas.

Si te quedaste con ganas de volver a ver la novela, te dejamos el primer capítulo:

Fuente:

Recopilación de diversas fuentes de Internet

(Visited 73 times, 73 visits today)

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *