China: Cómo los autobuses eléctricos afectan a la industria del petróleo » REVISTA COLECTIBONDI | La Primer Revista de Bondis
China: Cómo los autobuses eléctricos afectan a la industria del petróleo

China: Cómo los autobuses eléctricos afectan a la industria del petróleo

Cuando el autobús eléctrico que circula por las calles de China perjudica a la industria petrolera. Alrededor de 279.000 barriles diarios de combustible no serán necesarios este año. China añade una flota de autobuses eléctricos del tamaño de Londres cada cinco semanas, si desglosáramos, en realidad es un cada 5,3 minutos.

Todos podemos reconocer que china es un país de contrastes y en muchos sentidos, de cambios radicales. Su transición energética hacia las renovables está provocando diferentes reacciones alrededor del mundo, unas más positivas y otras menos, pero cabe destacar que su esfuerzo dado el tamaño del país afectan en muchas direcciones y en este caso, las nuevas flotas de autobuses eléctricos que se están incorporando en masa sobre las cientos de ciudades chinas en beneficio de mejorar la calidad del aire están afectando a la industria del petróleo, aunque ni siquiera los expertos lo podían vaticinar.

En realidad, hace siete años, el autobús eléctrico fue vistos como una broma en una conferencia del sector en Bélgica, cuando el fabricante chino BYD Co mostró un modelo primerizo… “Todo el mundo se reía de BYD por fabricar un juguete”, recuerda Isbrand Ho, director ejecutivo de la empresa con sede en Shenzhen, en Europa. “Y mira ahora. Todo el mundo quiere uno.”

Si miramos los números… Nos asombramos!. China es el mayor productor de autobuses eléctricos a nivel mundial. Y además, la demanda interna en China está fuertemente impulsado por objetivos de ventas nacionales, subsidios de apoyo y objetivos municipales para mejorar la contaminación atmosférica de sus ciudades.

Ciudades de China como Shanghai y Shenzhen han dejado de comprar autobuses con motores de combustión interna y solo están comprando eléctricos. Como resultado, China tiene alrededor del 99% de los aproximados 385.000 autobuses eléctricos existentes en las carreteras de todo el mundo (Representa solo un 17% de toda la flota del país).

Las ventas de autobuses eléctricos en China saltaron de 69.000 unidades en 2015, y 132.000 unidades en 2016. En 2017, las ventas fueron ligeramente inferiores a las del año anterior como resultado del recorte en subvenciones.

Si estos autobuses se desplegaran uno por uno, la tarifa se desglosaría en unos 271 autobuses eléctricos nuevos cada día, o un autobús cada 5,3 minutos, repartidos por varias ciudades.

Los nuevos vehículos públicos de emisiones cero que se incorporando a las ciudades Chinas están produciendo una reducción palpable de la demanda de combustible (En media, en una ciudad, un autobús consume unas 30 veces más combustible que en un automóvil de tamaño medio).

En el siguiente gráfico, vemos la cantidad de autobuses eléctricos e híbridos que tenemos en Europa…

Creemos que el resumen de la gráfica anteriores es… No comment!

Por cada 1.000 autobuses eléctricos que circulan por las carreteras, unos 500 barriles diarios de gasóleo son desplazados del mercado, según cálculos del BNEF.

Este año, el volumen de combustible que no se necesitará podría aumentar hasta un 37%, representando unos 279.000 barriles al día, y todo gracias al transporte eléctrico, incluyendo automóviles y camiones ligeros, casi tanto petróleo como el que consume Grecia, según BNEF. Los autobuses representan alrededor de 233.000 barriles sobre el total.

La gráfica siguiente enmarca la demanda mundial de combustible desplazado por los autobuses eléctricos:

Según el jefe de transporte de la unidad de investigación Bloomberg, en Londres…. “Este mercado se está acercando a un punto de inflexión. Los gobiernos municipales de todo el mundo están siendo reprendidos por la mala calidad del aire urbano. Esta presión no desaparecerá y las ventas de autobuses públicos eléctricos evidentemente aumentará”.

C40 Electric Buses in Cities FINAL APPROVED by Colectibondi on Scribd

Según los cálculos de la principal empresa fabricante de autobuses eléctricos en China. Sus autobuses han recorrido 17.000 millones de kilómetros y ahorrado 6.800 millones de litros de combustible desde que comenzaron a transportar pasajeros alrededor de las ciudades más ocupadas del mundo. Suma, alrededor de 18 millones de toneladas de contaminación por dióxido de carbono que se ha evitado, lo que equivale a unos 3,8 millones de automóviles producidos cada año.

 

Fuente:

Bloomberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *