Barcelona pasará de 4 autobuses eléctricos a 56 en dos años

Barcelona pasará de 4 autobuses eléctricos a 56 en dos años

El transporte público impulsa la lucha de Barcelona contra el cambio climático en la línea de reducción de las energías fósiles y descarbonización de la economía marcada por el Acuerdo de París.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) sustituirá 449 autobuses diésel y de gas natural comprimido de primera generación por autobuses híbridos, eléctricos y de gas natural más avanzados entre 2017 y 2020.

Los vehículos a sustituir son 26 el año pasado, 254 este año, 98 en 2019 y 71 en 2020, explicó el consejero delegado de TMB, Enric Cañas; el adjunto al consejero delegado, Pau Noy, y el director de Ingeniería de Bus, Josep Maria Armengol.

El objetivo de la adquisición de estos buses de la flota –que en total tiene más de 1.000 vehículos– es reducir drásticamente las emisiones de CO2, que disminuirán, en comparación con las emisiones de años anteriores, con un ahorro que oscilará entre un 7% para 2018 y un 15% para 2020.

La renovación supone pasar de los 205 autobuses híbridos actuales a 393, y de cuatro eléctricos puros a 56, mientras que la flota de gas natural se mantendrá alrededor de las 380 unidades, ya que se sustituyen antiguos por nuevos de la misma tecnología.

“La realidad es que ya tenemos una flota muy limpia”, destacó el consejero delegado de TMB, que recordó que TMB fue reconocida en 2015 como la flota de bus más limpia de Europa por la Unión Internacional de Transporte Público.

El coste de los buses que adquirirá entre 2017 y 2020 es de 125 millones de euros –no incluyen las infraestructuras necesarias, como cargadores para los eléctricos–, y la previsión es que los últimos buses diésel de las líneas regulares –sin contar las de Bus del Barri y el bus turístico– se retiren entre 2024 y 2026, cuando todos serán híbridos, eléctricos o de gas.

El compromiso de TMB de reducción de emisiones ha sido escogido por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente dentro de su programa Fes-CO2 de incentivos a las actividades bajas en carbono, y lo ha incorporado como uno de los Proyectos Clima, con una aportación máxima de 500.000 euros hasta 2023.

Las emisiones de CO2 de un bus híbrido son de media un 30% más bajas que las de un vehículo diésel equivalente –ascienden hasta el 45% en algunos modelos–, y la reducción es del 100% en el caso de los eléctricos.

TMB sigue comprando autobuses diésel para los vehículos que cubren las rutas de barrio, porque por el momento ninguna empresa fabrica estos autobuses más pequeños con tecnologías como la híbrida o la eléctrica, e instaló hace años filtros en todos los buses diésel para reducir las emisiones, algo que ahora hacen otras ciudades, como París.

 

Fuente:

Híbridos & Eléctricos

(Visited 28 times, 32 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *