Larga distancia: El Gobierno quiere más jugadores para bajar los precios del transporte

Larga distancia: El Gobierno quiere más jugadores para bajar los precios del transporte

Con siete empresas que concentran 75% del mercado, quedaron reducidos a cero los subsidios al transporte interurbano, que totalizaban $ 1800 millones en 2015.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) presentó ayer un conjunto de recomendaciones que realizó al Ministerio de Transporte, destinadas a mejorar las condiciones de competencia en el mercado de Autotransporte Interurbano de Pasajeros (AIP).

Las recomendaciones surgieron a partir de un análisis de varios meses sobre el funcionamiento del mercado realizado por la CNDC junto al Ministerio de Transporte. Ambas dependencias gubernamentales aseguran que hay un déficit importante en la información disponible sobre los grupos empresarios que operan en el mercado.

Entre los aspectos centrales, la investigación de la CNDC detectó “un mercado altamente concentrado”, en el que “sobre un total de 119 empresas, 79 pertenecen a 15 grupos empresarios, de los cuales siete concentran más del 75% del parque automotor”, precisó en conferencia de prensa Esteban Greco, titular de la CNDC. El principal jugador del mercado, Flechabus, tiene el 40% del parque automotor, seguido por Plusmar y Andesmar, cada una con un 9%.

Otro aspecto clave es el mecanismo de regulación tarifaria que, según el funcionario, “podría estar generando incentivos no deseados a mantener altos los precios del sector”. Esto se refiere a un sistema que establece una base tarifaria y bandas, que fija tarifas máximas y mínimas, pero dentro de la cual la tarifa puede fluctuar.

El tema aquí es que el ajuste de la base tarifaria y por añadidura, de la banda se realiza en base a la evolución de las tarifas en los llamados corredores competitivos, una modalidad que lleva a las empresas del sector a establecer tarifas cerca del tope de la banda en estos corredores y actuando, de algún modo, como referencia para el resto.

Además, la CNDC propuso eliminar los precios mínimos para fomentar la competencia y modificar la forma en que se regulan las tarifas, orientado a que esto sea independiente del comportamiento de las empresas.

Una cuestión de relevancia para poder bajar precios es la flexibilización de las frecuencias, para lo que el Ministerio de Transporte firmó dos resoluciones para “dar flexibilidad y bajar la frecuencia cuando fluctúa la demanda”, pero con tratamiento diferencial para servicios socialmente deseables pero no rentables o beneficios para discapacitados, indicó el subsecretario de Transporte Automotor, Luis Molouny, quien acompañó a Greco en la presentación.

Otro punto relevante es el sistema de permisos para el ingreso al mercado de nuevas empresas. La CNDC recomendó a la cartera de Transporte desburocratizar y simplificar los permisos para el ingreso de nuevos operadores al mercado, así como promover la competencia interna y la reconversión competitiva, apuntando a la complementariedad entre diversas modalidades de transporte, con la vista puesta en la multimodalidad.

Molouny explicó que en los últimos dos años y medio se transitó un proceso de reducción gradual de los subsidios al transporte interurbano, que totalizaban a $ 1800 millones anuales al asumir este Gobierno. Los subsidios “se fueron reduciendo hasta llegar a cero, ya que constituían una traba para darle un buen servicio al consumidor”, indicó el funcionario de Transporte.

En este contexto, el Gobierno, a través de la intervención de Transporte y el Ministerio de Turismo, contribuyó a bajar la burocracia en el sector. Esto “permitió bajar las tarifas y se promocionaron descuentos de hasta el 30% en pasajes de larga distancia”, aclaró Molouny.

 

Fuente:

El Cronista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *