China está agregando una flota de autobuses eléctricos del tamaño de Londres cada cinco semanas

China está agregando una flota de autobuses eléctricos del tamaño de Londres cada cinco semanas

Este artículo se presenta gracias a la cooperación estratégica de  The European Sting con el  Foro Económico Mundial .

Autor: Alex Gray, contenido formativo

Cada cinco semanas, 9,500 autobuses eléctricos nuevos toman las carreteras de China.

Eso es el equivalente de toda la flota de autobuses de Londres, según un nuevo informe de Bloomberg New Energy Finance.

C40 Electric Buses in Cities FINAL APPROVED by Colectibondi on Scribd

El mundo tiene alrededor de 3 millones de autobuses. La mayoría funciona con diesel y gas natural comprimido. La flota mundial de autobuses eléctricos ahora suma alrededor de 385,000 vehículos, y el 99% de ellos están en China.

China se vuelve eléctrica

China tiene la mayor población urbana del mundo y la contaminación del aire es un peligro importante para la salud en las ciudades chinas. También es un tema político de alto perfil, dice el informe, por lo que se debe ver que las autoridades hacen todo lo que está en su mano para limpiar el aire de la ciudad. En un nivel económico más amplio, China también quiere reducir su dependencia del petróleo.

Los objetivos estrictos de calidad del aire están impulsando la demanda de autobuses eléctricos. El gobierno está subsidiando a los operadores en la compra y el despliegue de nuevas flotas de flotas de transporte público ecológicas. Hasta el final de 2016, los subsidios nacionales y regionales se combinaron para llevar el costo de capital inicial de un e-bus por debajo del de un bus diesel similar.

E-infraestructura

Muchas ciudades en China son nuevas, lo que significa que la infraestructura requerida para los autobuses eléctricos se puede incorporar al plan general de infraestructura de transporte desde el principio. En ciudades más establecidas, los funcionarios tienen que encontrar la forma de asimilar la tecnología necesaria. Algunas ciudades importantes, como Shanghai y Shenzhen, han dejado de comprar por completo los autobuses tradicionales de combustible y solo compran electricidad.

China tiene la ambición de ser un importante exportador de autobuses eléctricos. Ya se construye más que cualquier otro país y buscará abrir nuevos mercados a medida que las ciudades de todo el mundo introducen políticas orientadas a reducir las emisiones de los vehículos y mejorar la calidad del aire.

La imagen global

Europa y EE. UU. Tienen un largo camino por recorrer para alcanzar a China.

Solo el 1.6% de todos los autobuses urbanos en Europa son eléctricos. En los Estados Unidos, es solo alrededor del 0.5%. Sin embargo, el mercado global de e-bus está cambiando. El transporte es responsable de alrededor del 23% de las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía a nivel mundial . Los vehículos eléctricos, que tienen cero emisiones, son ampliamente vistos como la solución. Además, la caída de los precios de la batería está haciendo que los autobuses eléctricos sean más atractivos desde el punto de vista económico.

En octubre de 2017, 13 ciudades, incluidas París, Vancouver, Ciudad de México y Ciudad del Cabo, firmaron la Declaración de las Calles C40 sin combustibles fósiles , comprometiéndose a comprar solo autobuses de cero emisiones a partir de 2025.

Una de las principales barreras para que las ciudades opten por utilizar los autobuses eléctricos es que son mucho más caras de poseer y operar que los autobuses diesel o de gas natural convencionales. Representan un gran costo inicial para los presupuestos de la ciudad.

Sin embargo, el análisis de Bloomberg concluye que los autobuses electrónicos tienen costos de operación mucho más bajos y son más baratos, sobre la base del costo total de propiedad, que los autobuses convencionales actuales.

Actualmente, las baterías representan aproximadamente una cuarta parte del precio del autobús, pero el informe dice que el costo de las baterías se reducirá a alrededor del 8% del total en los próximos años.

¿Los buses electrónicos están completamente limpios?

No hay duda de que los autobuses electrónicos ayudarán a las ciudades a respirar más fácilmente, pero la expansión de la industria de vehículos electrónicos está generando nuevos desafíos. La extracción de cobalto, esencial para las baterías que impulsan los vehículos eléctricos, puede ser un proceso contaminante y peligroso. También hay informes generalizados de trabajo infantil en la industria minera de cobalto.

Además, la carga eléctrica de millones de vehículos aumentará la demanda de energía, por lo que el proceso de extremo a extremo de ejecutar los buses electrónicos requerirá más energía de fuentes limpias y renovables.

Sin embargo, muchas ciudades, incluidos los signatarios de la Declaración de las Calles Sin Combustible Fósiles C40, están considerando los autobuses eléctricos como parte de una solución más amplia. También quieren sacar más vehículos de la carretera e incentivar modos mucho más activos de desplazarse, como caminar y andar en bicicleta.

” Nos imaginamos un futuro donde caminar, andar en bicicleta y compartir el transporte es la forma en que la mayoría de los ciudadanos se mueven en nuestras ciudades”, dicen.

 

Fuente:

EuropeanSting

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *