¿Son los buses eléctricos chinos el “salvavidas” del Transantiago? Un experto responde

¿Son los buses eléctricos chinos el “salvavidas” del Transantiago? Un experto responde

El Gobierno anunció hace algunas semanas la llegada de al menos 200 buses eléctricos chinos para reforzar el servicio del Transantiago, móviles que han sido bien evaluados por la ciudadanía.

Actualmente algunos de estos vehículos operan en los servicios 516 y 315e del sistema de transporte capitalino, recibiendo nota 6,3 por parte de los usuarios.

Chile: Pasajeros de Transantiago califican con nota 6,3 los buses eléctricos por mayor tecnología y comodidad

Lo que valoran los usuarios es que cuentan con mayor tecnología y comodidad. Además, destacaron el diseño que tiene la máquina, su luminosidad, el poco ruido que emite y los elementos adicionales como el aire acondicionado y cargadores USB.

Según un comunicado de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, actualmente el Transantiago cuenta con 6.700 buses, de los cuales 2.500 han sido utilizados durante los 11 años de vida del sistema, por lo que estos nuevos 200 buses eléctricos no generarán un gran impacto, pero sí crearán un escenario de mejora en el servicio.

El geógrafo Voltaire Alvarado, experto en transporte y geomática de dicha casa de estudios, cree que nuestro país preparó su propia infraestructura vial para la llegada de estos buses que no contaminan, que permiten controlar mejor la evasión y que están hechos específicamente para aprovechar los corredores del Transantiago,

“Veo con optimismo la llegada de estos buses eléctricos que permitirán optimizar parte de la infraestructura que Transantiago ha construido en la última década y que se ha transformado en un pequeño desastre al no poder aprovecharla del todo”, indicó.

El profesor analiza la cuenca de Santiago y su distribución en líneas rectas que transectan la ciudad conectando sus extremos norte-sur y oriente-poniente con el centro “con una menor fricción de distancia”, agregó

“Es decir, esto es algo que hace más eficiente el uso de la energía porque las nuevas pistas están hechas solamente para el tránsito de estos buses. Así que este es el momento ideal para que se entreguen los ejes viales que están finalizándose en Vicuña Mackenna, en Independencia o las que aún están en carpeta o ya terminados hace años como Kennedy y Grecia”, aseveró el académico.

Las máquinas chinas con capacidad de 85 asientos, autonomía de 280 kilómetros por carga y otros atributos son más que una promesa de reducción significativa de emisiones y tiempos de traslado, cree Voltaire Alvarado, porque es durante la congestión que un motor más combustible gasta y más contamina.

“El paradigma que hay que derribar es el de quienes aún piensan que la electricidad es menos confiable que el combustible fósil. O sea, nosotros efectivamente tenemos una vulnerabilidad real cuando llueve y se corta la luz, pero es un asunto en el que podemos mejorar para anticipar las condiciones necesarias para la llegada de buses eléctricos. Es visible que se está trabajando para ello”, expuso.

Por último, declaró que “la llegada de nuevas tecnologías más sustentables asociadas al transporte terrestre vendrían a destruir el mito de que los automóviles urbanos son los que más contaminan. La tendencia es que al año 2050 el parque automotriz particular esté compuesto completamente por autos eléctricos. En Chile el mercado aun no llega a eso, pero en términos de transporte público, creo que se pueden hacer mejoras rápidas con nuevas licitaciones. Es algo que veo con optimismo”.

 

Fuente:

BioBioChile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *