El colectivo, el medio de transporte público más elegido por los porteños

El colectivo, el medio de transporte público más elegido por los porteños

Concentra el 60% de los viajes que se hacen en la Ciudad.

Porque es más directo, porque llega más cerca de casa o simplemente porque permite disfrutar de las vistas que ofrece la Ciudad. Según un relevamiento oficial, el colectivo es la primera opción de transporte público para los porteños. En Devoto, Agronomía y Núñez, ocho de cada diez viajes se hacen por este medio. Y en Barracas, Liniers y Saavedra, nueve de cada diez.

El estudio fue llevado adelante por la Secretaría de Transporte porteña en el último trimestre del año pasado, y revela que el 60% de los viajes en transporte público en la Ciudad se hacen en colectivo. De ellos, el 44% hace parte de su tramo con algún corredor del Metrobus, o pasa por un Centro de Trasbordo.

El 44% de los colectivos hacen una parte de su recorrido por algún corredor del Metrobus. Foto: Mario Quinteros

 

En Barracas, Liniers, Saavedra, La Paternal y Villa Pueyrredón hay estaciones de tren. Sin embargo, los vecinos hacen el 91% de los viajes en colectivo. Del mismo modo, el 85% de los traslados en Agronomía, Coghlan, Floresta, Núñez, Devoto, Villa del Parque y Villa Luro corresponden a ese medio de transporte.

En barrios con subte como Parque Chacabuco, Recoleta y San Cristóbal, entre el 64% y el 74% de los viajes se hacen en colectivo. Incluso en los que cuentan con las tres modalidades de transporte, la mayoría de los traslados se completan en el tradicional bondi. Es el caso de Balvanera, Belgrano, Caballito, Colegiales, Flores, Palermo y Villa Crespo, con entre el 52% y el 76% de incidencia.

Fabián Correa (30) viaja todos los días desde Boulogne, en el partido de San Isidro, hasta el barrio porteño de Barracas. Aunque podría elegir hacerlo en tren y subte, prefiere la línea 130. “Es un medio más fiel porque en general no se rompe y, si eso pasa, te subís al colectivo de atrás y listo”, explica.

En Barracas, Liniers, Saavedra, La Paternal y Villa Pueyrredón hay estaciones de tren. Sin embargo, los vecinos hacen el 91% de los viajes en colectivo. Del mismo modo, el 85% de los traslados en Agronomía, Coghlan, Floresta, Núñez, Devoto, Villa del Parque y Villa Luro corresponden a ese medio de transporte.

En barrios con subte como Parque Chacabuco, Recoleta y San Cristóbal, entre el 64% y el 74% de los viajes se hacen en colectivo. Incluso en los que cuentan con las tres modalidades de transporte, la mayoría de los traslados se completan en el tradicional bondi. Es el caso de Balvanera, Belgrano, Caballito, Colegiales, Flores, Palermo y Villa Crespo, con entre el 52% y el 76% de incidencia.

Fabián Correa (30) viaja todos los días desde Boulogne, en el partido de San Isidro, hasta el barrio porteño de Barracas. Aunque podría elegir hacerlo en tren y subte, prefiere la línea 130. “Es un medio más fiel porque en general no se rompe y, si eso pasa, te subís al colectivo de atrás y listo”, explica.

Para Nadia Mestrovic (36), estudiante de traducción, el principal motivo por el que elige conectar Parque Patricios y Plaza Italia en colectivo es estético. “El viaje es más ameno, aunque tome más tiempo. Tal vez puedo espiar algún balcón, mirar qué ven en la tele, cruzar una mirada con alguien que sale a fumar”. Sergio Uccello (30), que para unir José C. Paz y el sur porteño opta por la línea 53 antes que por el ferrocarril San Martín, coincide con Nadia y suma otra razón: “Con la obra del viaducto, el tren tarda el doble”.

Ornella Proni (34), profesora de inglés, toma el 161 para ir de Belgrano a Palermo. “Con el Metrobus estoy al toque y viajo sola, como si estuviera en un taxi. En cambio, cada vez viaja más gente en subte y se abarrota, por eso no me gusta”.

Andrés Borthagaray, arquitecto y director para América Latina del Instituto Ciudad en Movimiento (IVM), aporta al debate otros factores. Uno es la ubicuidad del colectivo, que llega a más puntos de la Ciudad y con paradas más cercanas una de la otra. Otro es la accesibilidad: “En el subte hay que bajar varios metros y, para algunas personas, se complica, más si una escalera mecánica no funciona”. La mayor franja horaria del colectivo también colabora.

Para el especialista, el mismo estado del subte influye en la elección. “Está muy exigido. Si tuviera las mejores condiciones posibles, más frecuencia y todas las escaleras mecánicas funcionaran, muchas más personas lo elegirían en lugar del colectivo”, sostiene.

“Conocer la manera en que los porteños viajan nos permite pensar y diseñar proyectos de infraestructura que eleven la calidad del transporte público, para que siga siendo la mejor opción para moverse”, sostuvo Juan José Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad.

Constitución es el barrio donde más se elige el tren, que concentra el 72% de los viajes. Foto: Gustavo Garello

Además de Balvanera, Belgrano, Caballito, Colegiales, Flores, Palermo y Villa Crespo, hay otros cinco barrios que cuentan con las tres opciones de transporte (colectivo, subte y tren). Son Chacarita, Constitución, Retiro, Villa Ortúzar y Villa Urquiza. De todos estos barrios, Chacarita es donde la proporción de uso entre los tres medios está más repartida: 48% de los viajes se completan en colectivo, 34% en subte y 18% en tren

A su vez, en Retiro, sede de tres estaciones de trenes, la mayoría de los traslados son en bus (49%). Constitución, por su parte, es el barrio donde más se elige el tren (72% de los viajes).

Pese a las comparaciones, Borthagaray resalta que los distintos medios de transporte no deben ser considerados competidores sino complementarios. Y marca un punto en contra del colectivo: la polución. “El subte contamina menos porque es eléctrico. El colectivo, en cambio, emite más gases contaminantes. Queda pendiente el salto tecnológico para que ensucien menos, hagan menos ruido y tengan una presencia más amigable en la calle”, concluye.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *