Mercedes-Benz presenta una motorhome con pila de combustible de hidrógeno

Mercedes-Benz presenta una motorhome con pila de combustible de hidrógeno

Mercedes-Benz ha presentado en los últimos meses las versiones eléctricas de dos de sus furgonetas más exitosas: la eVito, derivada de la furgoneta mediana Vito, y la eSprinter, derivada de la furgoneta de gran tamaño Sprinter. Por el momento, Daimler ha sido extremadamente conservadora en su propuesta, y por ello ambas furgonetas están bastante limitadas en varios aspectos, destacando el de la autonomía: apenas llegan a los 150 km por carga.

Esto tiene como consecuencia que no pueden ser utilizadas en numerosas aplicaciones para las que sí sirven sus equivalentes de combustión. Así, quedan limitadas a usos como el reparto urbano o el traslado de mercancías a corta distancia. Sin embargo, el transporte de media y larga distancia, así como las aplicaciones de tipo recreativo (camper, autocaravanas) quedan descartados.

Sin embargo, Daimler tiene en mente una alternativa para todos aquellos que buscan una furgoneta 0 emisiones pero que necesitan más autonomía de la que ofrece la gama de furgonetas a baterías del fabricante: la pila de combustible de hidrógeno. Anteriormente ya habíamos visto unidades de pruebas del GLC F-CELL, un modelo de hidrógeno que la marca lanzará próximamente y que ya ha sido presentado en formato de prototipo. Sin embargo, la recién revelada Sprinter F-CELL Concept es la primera aplicación de esta tecnología en una furgoneta que lleva a cabo Mercedes-Benz.

La Mercedes-Benz Sprinter F-CELL Concept ha sido presentada con una carrocería de autocaravana, lo que pone de manifiesto que al contrario que las versiones a baterías, con la variante de hidrógeno podremos llevar a cabo viajes largos sin tener que preocuparnos por la carga. Por el momento, la marca no ha facilitado imágenes del interior del vehículo, pero a simple vista parece ser una autocaravana con 4/5 plazas para pernoctar, baño completo, etc.

A nivel técnico, hay que destacar que al igual que en el caso del GLC F-CELL, la Sprinter F-CELL es una suerte de “híbrido enchufable” a hidrógeno: cuenta con unas baterías que le proporcionan una autonomía de 30 km sin consumir hidrógeno, y cuando se termina la carga, entra en funcionamiento la pila de combustible. Una solución, por el momento, única en el mercado.

Cuenta con tres tanques gracias a los cuales puede almacenar 4,5 kg de hidrógeno, más que suficientes para llegar a los 300 km de autonomía. De forma opcional se puede montar un cuarto tanque para alcanzar los 500 km de autonomía.

A pesar de ser una propuesta interesante desde un punto de vista técnico, el elevado precio de esta tecnología y la rápida evolución y el abaratamiento de las baterías (en unos pocos años es probable que la propia eSprinter sea capaz de igualar las cifras de autonomía de la Sprinter F-CELL) harán que probablemente este modelo no pase del ámbito conceptual.

 

Fuente:

Frankfurter Allgemeine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *