Los taxis porteños deberán aceptar pagos con tarjetas de débito y crédito

Los taxis porteños deberán aceptar pagos con tarjetas de débito y crédito

El Ejecutivo de la Ciudad enviará un proyecto de ley. Hasta ahora es un servicio opcional. También estarán obligados a contar con alguna aplicación para abonar con el celular.
Pagar el taxi con tarjeta de débito o crédito dejará de ser una posibilidad para convertirse en un servicio obligatorio que deberán ofrecer los choferes de la Ciudad. La exigencia nace desde la Secretaría de Transporte porteña y forma parte de un plan de modernización, que también los insta a que ofrezcan sus viajes a través de una aplicación, ya sea pública o privada, para que se pueda pedir y hasta abonar con el celular.
Para la puesta en vigencia de la obligatoriedad, el proyecto deberá primero pasar por la Legislatura. “Hoy el pago con tarjetas y la recepción de viajes a través de una aplicación no forman parte del servicio básico que deben dar los taxis. Eso se cambiará, para que ya no sea opcional, sino un requisito”, explica el secretario de Transporte, Juan José Méndez. La modificación será sobre el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad (Ley N° 2148).

El servicio de taxis de la Ciudad está conformado por una flota de 37.000 autos. Dos años atrás, en la tranquilidad de un domingo, a la hora del almuerzo familiar, ese sector quedó sacudido: Uber había desembarcado en Buenos Aires. Y desde entonces, pese a decenas de causas judiciales abiertas, pagos con tarjeta bloqueados, manifestaciones de taxistas y la calificación del Gobierno porteño de “servicio ilegal”, Uber sigue funcionando casi con normalidad, con 35.000 conductores registrados.

Una de las primeras medidas para combatir a la empresa extranjera fue diseñar una aplicación local, que modernizara al sector: “BA Taxi”. Se lanzó en abril de 2017 y desde esa fecha ya hizo 100.000 viajes, una cifra que queda muy lejos de las 750.000 personas que se mueven con Uber en el Área Metropolitana. Ahora, el segundo intento de actualizar a los taxistas, aunque así no lo presenten desde el Gobierno porteño, vendrá por exigirles el pago electrónico y la asociación del servicio a alguna aplicación. En el caso de las apps privadas, podrán registrarse y, en caso de ser aprobadas, serán homologadas por la Secretaría. Hoy hay al menos 10 activas.

“No sólo se trata de una herramienta moderna para el pedido de un taxi, sino que además es útil para el control de la calidad del servicio”, dice Méndez. En las apps solo aparecerán los conductores y vehículos que cumplan con las condiciones de seguridad requeridas por la Secretaría: licencia profesional, seguro habilitante y capacitaciones.

En tiempos en los que la vida pasa por un celular, alzar la mano para llamar a un taxi puede resultar anacrónico. Pero en la Ciudad sigue siendo la manera más común: el 79% de los viajes son en la calle y sólo el 4% es por medio de una aplicación. En ese contexto, sólo el 10% se abona a través de tarjetas.

“La comisión de la tarjeta de crédito formará parte de la estructura de costos. Para el pasajero saldrá lo mismo pagar en efectivo o con tarjeta. Las tarifas diferenciales estarán prohibidas“, aclara Méndez. Consultado sobre la conectividad que requieren los posnet o equipos inalámbricos de pago, dice que la Ciudad tiene capacidad suficiente.

En los próximos días el proyecto entrará a la Legislatura porteña para que los diputados lo debatan en comisiones, pero como el bloque Vamos Juntos tiene 34 bancas sobre 60, se estima que el proyecto no encuentre trabas.
Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *