Galería de fotos: Los verdaderos grandes choferes de la Ciudad

Galería de fotos: Los verdaderos grandes choferes de la Ciudad

Los conductores de los históricos «bondis» argentinos, son los encargados de lograr un tránsito más seguro y ordenado. Por eso, el concurso «Grandes choferes» busca reconocerlos y premiarlos.

En los pasillos de todos los colectivos que circulan dentro de la Ciudad se encuentra el número del chofer, y, en las puertas y laterales, las instrucciones para reconocer a los Grandes choferes.

Mirá la fotogalería de los más destacados.

Rogelio López es un chofer de la línea 152 con gran interés en mejorar la calidad de los viajes. En épocas donde las personas suelen estar pendientes de sus celulares, decidió avisar la llegada a cada parada, y así, ayudar para que a ningún distraído se le pase.

 

Alejandro Iglesias es un joven chofer de la línea 99, aunque ya se convirtió en uno de los cuatro Grandes choferes.

 

Favio Zacarías, chofer de la línea 41. Como todo Gran chofer, su principal interés es respetar las normas de tránsito y que sus pasajeros tengan un viaje agradable, brindando un trato cordial a cada uno de ellos.

 

Ricardo Ovando es chofer de la línea 8 y fue reconocido por los vecinos de la Ciudad como uno de los Grandes choferes. Por cábala, no miraba la tabla de reconocimientos diariamente, pero admite que quería convertirse en un Gran chofer.

 

Favio Zacarías y Rogelio López, dos de las Grandes choferes de la Ciudad. Ambos coinciden en que el trato amable y cordial es una de las principales características para ser un gran chofer.

 

Ricardo Ovando y Alejandro Mauricio Iglesias, dos de los Grandes choferes de la Ciudad. Sienten un gran orgullo por el reconocimiento que le hicieron sus pasajeros.

 

Rubén Tejeda, chofer e instructor de la línea 176. Sus amigos le dicen, el “Hombre de la rosa”. Es el encargado de enseñar a las nuevas generaciones de choferes, no solo cómo se maneja, sino cómo es la calle, el tránsito y el recorrido. Está convencido de que cada pasajero genera una conexión de por vida con el colectivo que toma todos los días.

 

Diego Barrientos, de la línea 59. Sus pasajeros lo definen como una persona amable, siempre sonriente y de buen humor. Además, resaltan lo buen conductor que es. Por eso, es uno de los Grandes choferes.

 

LOS PASAJEROS QUE VOTARON

Catalina viaja todos los días de Ciudad Universitaria a Retiro en la línea 45. Para ella, los choferes son sus amigos. Su mayor reconocimiento fue para aquel chofer que, un día de lluvia, viéndola correr hacia la parada, no dudó en esperarla.

 

Leo, pasajero habitual de la línea 34. Atento a cada chofer de la línea 34 y 39 de colectivos, se sumó al programa Grandes choferes.

 

Lucas es diseñador de indumentaria y pasajero regular de la línea 15. Todas las semanas viaja para ir comprar lanas y telas, y sus viajes duran casi una hora. Por eso, lo que más valora en un chofer, es el respeto por las normas de tránsito, su solidaridad y amabilidad.

 

Natalia es bailarina. Todos los días toma la línea 176 para ir a su estudio, donde da clases de baile. Ella viaja feliz rumbo a su trabajo, porque bailar es su gran pasión.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido