Uruguay es pionero en el mundo en incorporar equipos cardiodesfibriladores en el transporte colectivo urbano de pasajeros

Uruguay es pionero en el mundo en incorporar equipos cardiodesfibriladores en el transporte colectivo urbano de pasajeros

Cutcsa instalará 50 cardiodesfibriladores en ómnibus y terminales de Montevideo y del área metropolitana.

Con la presencia del presidente Tabaré Vázquez, Cutcsa anunció, este 20 de setiembre, la instalación de cardiodesfibriladores en sus líneas de ómnibus CA1 y D1, en un hecho sin precedentes en el mundo. Mario Zelarayán, titular de la Comisión de Salud Cardiovascular, dijo que su uso, sumado a la aplicación de técnicas de reanimación en los primeros 10 minutos de un paro cardíaco, determina el éxito en el 50 % de los casos.

El mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, participó, en la terminal de Paso Molino de la empresa Cutcsa, de la presentación de los primeros 50 equipos cardiodesfibriladores que instalará en sus líneas CA1 y D1. También estuvieron presentes su titular, Juan Salgado; el intendente de Montevideo, Daniel Martínez; los ministros de Industria, Energía y Minería y de Salud, Carolina Cosse y Jorge Basso, respectivamente, y el presidente de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, Mario Zelarayán.

Vázquez felicitó a esta empresa por su iniciativa y extendió el saludo a todas aquellas que también están comprometidas con la salud de la población. Asimismo, recordó la incidencia que tienen las enfermedades no transmisibles en el mundo, que llevan a la muerte, por año, a 41 millones de personas, de las cuales más del 60 % son jóvenes. Agregó que, para cambiarlo, toda la sociedad debe involucrarse, “porque no se precisan grandes capitales para luchar contra estas enfermedades ni invertir en tecnologías de última generación, se necesita asumir la responsabilidad política y compartir el riesgo de trabajar fuerte”.

Salud: Autobuses cardioprotegidos con desfibriladores a bordo

Por su parte, Zelarayán recordó que el 80 % de los casos de muerte súbita suceden fuera del ámbito hospitalario, una persona con paro cardíaco tiene 10 minutos para ser atendida y sobrevivir.  Gracias a los cursos de  resucitación (ley que cumple 10 años el próximo 26 de setiembre) que se imparten entre la población, sumados a la instalación de desfibriladores, que permiten mantener a la persona con vida durante los 10 primeros minutos, antes de que llegue la emergencia, el 50 % de los afectados sobrevive.

Agregó que actualmente hay en el país unos 3.000 desfibriladores y la Comisión que lidera capacita a ocho personas en maniobras de rehabilitación por cada equipo que se vende, de manera de retransmitir los conocimientos dentro de cada empresa que adquiere estos equipos.  Asimismo, desarrolló un programa de georreferenciación de los desfibriladores, que permite ubicarlos mediante la aplicación informática Cerca.

Finalmente, Salgado agradeció a la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular, a la Intendencia de Montevideo, al Banco República, a la Asociación Española y a la empresa eMedical por su participación en esta iniciativa, que se enmarca en las acciones de responsabilidad social que lleva adelante.

Informó que Cutcsa cuenta con 1.200 funcionarios capacitados en resucitación y que se seguirá avanzando en ese número. “Esto que comienza hoy, y que quizá no llama mucho la atención, es un proyecto pionero en el mundo”, aseguró.

Fuente:

Presidencia Uruguay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *