Tendencias: “El auto se queda en casa”: los colectivos gratis están revolucionando una ciudad en Francia

Tendencias: “El auto se queda en casa”: los colectivos gratis están revolucionando una ciudad en Francia

Hace un mes que funcionan en Dunkerque. Y el proyecto, admiten, es un éxito.

Dunkerque. Esa playa francesa, trampa mortal de las tropas británicas atrapadas entre el mar de un lado y los nazis, del otro. Y escenario de un heroico operativo de rescate a través del Canal durante la Segunda Guerra, hoy es noticia por otra cosa: por sus colectivos gratis.

Un mes después de que este puerto francés estrenara el transporte público gratuito para todos, se desató una revolución.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Retrouvez le plan des nouvelles lignes de bus à l’accueil de l’Hôtel de ville. #dkbus #CoudekerqueBranche #busgratuit

Una publicación compartida de Coudekerque-Branche (@coudekerquebranche) el

Ahora pasan cosas como que una mujer admite que se toma el colectivo “solo por diversión”. Porque sí.

Otro joven, se sube al colectivo, tiene puestos auriculares. Y decide cargar el celular en la toma ubicada justo arriba del timbre de parada.

En otro colectivo, Claude Pointart de 65 años, jubilada, explica que los colectivos gratis significan que su jubilación rinde más. “Ya estoy ahorrando, y además pasan cada 10 minutos así que no tengo que esperar mucho”. Claro que, tiene que admitir, ahora mucha más gente toma el colectivo. Así que la hora pico es mejor pasarla de largo y viajar en otro momento si uno se quiere sentar. “Pero, aún así, es bueno”, dice Claude.

 

El mapa de los recorridos

La postal es idílica. A bordo de un colectivo urbano que pasa junto al puerto histórico, los pasajeros sonríen al chofer y dicen “bonjour” al subir.

Los colectivos están pintados en colores deslumbrantes. Celeste, rosa, naranja, verde, amarillo… y el tapizado, obvio, combina. Tienen wi fi.

Las autoridades de la ciudad ya están pensando en un “colectivo deportivo” con juegos interactivos y una cámara para sacarse selfies. Y por qué no conseguir que alguna celebridad se suba de vez en cuando.

Según una nota publicada por el Guardian, hace un mes, Dunkerque (con una población metropolitana de 200 mil habitantes) se convirtió en la ciudad más grande de Europa en ofrecer transporte público gratuito. No hay tranvías ni trenes, pero los colectivos son gratuitos y accesibles. No se necesitan boletos, pases ni tarjetas. Y para todos es igual, locales y turistas.

Estonia, primero

El modelo no es único. Está inspirado en el caso de Tallin en Estonia, que en 2013 se convirtió en la primera capital europea en ofrecer un servicios de buses y tranvías gratis, pero solo para los residentes que están registrado en la municipalidad. Pagan 2 euros por una “tarjeta verde”. Después de eso todos los viajes son gratis.

La ciudad pasó de tener 25 mil residentes registrados a 416 mil, por lo que las autoridades reciben ahora por año 1000 euros por residente en impuestos a las ganancias.

Y la tendencia crece. En febrero de este año, Alemania anunció que está planeando un servicio de transporte público gratis en cinco ciudades, incluida Bonn, Essen y Mannheim. Pero en junio, esto se redujo a un recorte de las tarifas de transporte público del 50% para persuadir a las personas a abandonar el auto.

Los residentes de Tallin en Estonia pagan 2 € por una tarjeta verde que les da acceso gratuito a autobuses, tranvías y trolebuses. Fotografía: STRINGER / EPA

China también tiene su ciudad con transporte gratis: Changning, en la provincia de Hunan desde 2008. El primer día que entró en vigencia, la cantidad de pasajeros trepó un 60%.

En Dunkerque, admiten que el proyecto es un éxito. En su oficina,el alcalde Patrice Vergriete, quien en la campaña electoral de 2014 había prometido transporte público gratis, celebra. 

En su ciudad natal, donde antes el 65% de los viajes se hacían en auto, 5% en bus y 1% en bicicleta, ahora todos se suben al colectivo.

 

Fuente:

The Guardian

DKBus

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *