Cumbre del G20: cómo llegar a la terminal de ómnibus Dellepiane

Cumbre del G20: cómo llegar a la terminal de ómnibus Dellepiane

Desde las 15, cerraron Retiro y los micros de larga distancia operan desde la terminal de Perito Moreno y Zuviría.

Cerrada la terminal de ómnibus de Retiro por la cumbre del G20, este jueves es el turno de Dellepiane para lucirse. Aunque habitualmente apenas recibe micros, desde las 15 absorbe todas las operaciones de larga distancia. Ante esta eventualidad, de que las empresas se enteraron hace apenas una semana, recomiendan a los pasajeros tener paciencia y llegar al menos media hora antes de la partida del bus.

Hasta este jueves, la terminal Dellepiane era la Cenicienta del transporte. Aunque costó 30 millones de dólares, habitualmente recibe sólo el 1% del total de micros de larga distancia que pasan por la Ciudad. Ahora se les dará uso pleno a sus 48 dársenas hasta el domingo a las 15. Las empresas se enteraron recién la semana pasada por lo que, sostienen, no pudieron adaptarse adecuadamente al cambio.

Inauguraron la terminal porteña de colectivos Dellepiane

 

Así es como las boleterías que se instalaron en Dellepiane son precarias, ya que nunca contaron con sistema en esa terminal. Por lo pronto, las empresas  pidieron a los operadores del predio una conexión WiFi. Para sumar complicaciones, los choferes no están familiarizados con el entorno de la estación y, en muchos casos, nunca estacionaron en esas plataformas. Es por eso que desde la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI) sugieren a los pasajeros comunicarse con las empresas para chequear el horario de partida y llegar entre 30 y 40 minutos antes.

“Son muy pocos los conductores que han ingresado a esta terminal. La mayoría tiene que aprender el recorrido. Además, si bien hay acceso por autopista, estos micros no pueden tomar el carril del Metrobus, por lo que no tienen una bajada especial para ellos”, explica Gustavo Gaona, vocero de la CELADI, que pidió paciencia a los pasajeros ante esta situación eventual.

El acceso a la terminal, ubicada en Perito Moreno y Zuviría, suma otro nivel de dificultad: la estación de subte más cercana queda a poco más de un kilómetro, en una zona insegura. Y, además, el viernes y el sábado no funcionará ninguna línea de subte. “Es un problema logístico grande -reconoce Gaona-. No nos complica operativamente cómo llegan los micros a Dellepiane, sino cómo llegan los pasajeros”.

La terminal fantasma: lleva un año abierta y no recibe ni un solo micro

¿Cómo trasladarse hasta la terminal? Las alternativas son los colectivos de las líneas 7, 46, 50, 56, 101, 107 y 193, que tienen su parada y llegan a la zona de Perito Moreno y Zuviría, donde está la terminal. El predio también cuenta con un estacionamiento amplio, para quienes elijan ser trasladados en auto hasta el lugar.

La opción de Liniers para reemplazar Retiro fue descartada porque esa playa no está habilitada como terminal sino como parador, por lo cual de allí no pueden partir ni culminar servicios. Sin embargo, desde la CELADI sugieren que los pasajeros se pongan en contacto con las compañías para saber si hay paradas intermedias disponibles. Y que, por ejemplo, si les queda más cerca Liniers -si van al sur- o Pacheco -si van al norte-, puedan consultar sobre las salidas desde esos puntos, aunque los micros comiencen su recorrido en todos los casos en Dellepiane.

Es de esperar, entonces, que esta tarde Liniers concentre más pasajeros que los habituales, y que también haya más gente en paradas informales como Puente La Noria y Ezeiza. Con todo, por el momento no hay una demanda de pasajes superior a la habitual para estos días.

Una buena noticia entre tanta restricción por la cumbre es que el cierre de las autopistas Dellepiane y 25 de Mayo durante algunas horas del jueves y del viernes no afectará la salida de micros, que podrán usar la autovía de forma libre.

Dellepiane pertenece a Terminales Terrestres Argentina S.A., una empresa vinculada a Néstor Otero. En agosto, el empresario se entregó a la Justicia después de que se dijera en los famosos cuadernos de las coimas que él pagaba presuntos sobornos a funcionarios K. Mientras tanto, la otra terminal que opera Otero, Retiro, sigue deteriorada. Y si bien la fecha límite para contar con un nuevo operador es abril, la licitación continúa frenada.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido