Barcelona se prepara para la llegada de un híbrido de autobús y taxi

Barcelona se prepara para la llegada de un híbrido de autobús y taxi

La aplicación CON Bus a demanda es una de las novedades presentadas por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) en la última edición del Smart City Expo World Congress 2018. Este nuevo sistema de transporte público, como si se tratara de un híbrido entre taxi y autobús, permite al usuario reservar su trayecto con una aplicación móvil. Los pasajeros sólo tienen que seleccionar la parada de inicio y final, la fecha, la hora y las plazas necesarias. El servicio ya está implantado en la línea E33 del área metropolitana, que conecta el Hospital de Can Ruti de Badalona con Tiana. Las peticiones se hacen vía telefónica o mediante la aplicación, y sólo funciona las mañanas de los días laborables, con cuatro viajes en cada dirección. La AMB trabaja para extender el proyecto a otros muncipios metropolitanos, como Cervelló. 

Un sistema de transporte similar es el que plantea la compañía de movilidad Shotl . Como si se tratara de un servicio de bus flexible, sin rutas ni horarios establecidos, la aplicación desarrollada por esta empresa agrupa en tiempo real a los usuarios de bus urbano a partir de sus orígenes y destinos. El servicio funciona a través de una flota de minibuses y de conductores que se distribuyen por la ciudad y un algoritmo define la mejor ruta para ahorrar el máximo de tiempo posible en los desplazamientos.

En Cataluña, la aplicación hace un año y medio que está en marcha. Es el caso de Sant Cugat, donde Shotl enlaza la zona residencial de Can Barata con el centro de la ciudad. Antes una línea de autobús daba servicio a 300 habitantes, con una media de seis pasajeros diarios. Ahora, son 16 los usuarios que, de media, utilizan la aplicación cada día. También en Vallirana el servicio de bus a demanda alcanzó una cifra de 881 pasajeros mensuales después de seis semanas en funcionamiento, frente a los 315 usuarios que se desplazaban con el servicio tradicional. En ambos casos los usuarios pueden utilizar los abonos de transporte ordinarios. El cofundador de Shotl, Gerard Martret, asegura que este nuevo sistema ha multiplicado hasta cinco veces el número de usuarios para que “el vehículo sólo se mueve si es necesario y permite rebajar el consumo de combustible,

También en el barrio de Torre de Baró, en el distrito de Nou Barris de Barcelona, ​​se iniciará este mes una prueba piloto. El objetivo es conectar la parte baja del barrio con la alta, que se encuentra a 400 metros, de subida, del centro comercial. El servicio se podrá solicitar con una llamada oa través de la aplicación móvil en unos horarios establecidos y tendrá el mismo costo que cualquier otro autobús. Aunque los detalles sobre la ampliación de nuevas líneas en la capital catalana aún no se conocen, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ya está trabajando de cara a finales de año.

Shotl, una start-up con sede en Sant Cugat, ideó el proyecto en 2012. El objetivo principal es mejorar los desplazamientos en zonas de baja demanda o en recorridos de escasa frecuencia, como los parques de negocios, las áreas industriales, las urbanizaciones residenciales o los barrios periféricos. La aplicación también pretende mejorar el transporte nocturno de las grandes ciudades o hacer de enlace con estaciones de tren o de autobuses. La compañía trabaja con los consistorios de las ciudades que ya tienen un transporte urbano desarrollado. Shotl hace un análisis de la red existente y adapta a una simulación de la aplicación. Después los ayuntamientos o las autoridades de transporte operadoras deciden si siguen adelante con el proyecto y también en fijan el precio.

Un transporte alternativo para las personas con movilidad reducida en Valencia

Al Levante, Valencia será la primera gran ciudad española en implantar un sistema de autobús a demanda para personas con movilidad reducida. La capital valenciana ya dispone de cinco autobuses urbanos adaptados, pero los usuarios se ven obligados a reservar los desplazamientos con una anticipación de hasta 48 horas. La tecnología permitirá reducir el tiempo de reserva a cuatro horas y cancelar o cambiar ágilmente los traslados. El precio del servicio se mantendrá igual, a 1,50 euros por billete sencillo. La Empresa Municipal de Transportes de Valencia, la operadora del servicio, tiene previsto iniciar una prueba piloto este mes y tener en pleno funcionamiento la aplicación a finales de año o principios del 2019.

 

Fuente:

El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido