El Gobierno anunció un aumento en trenes, colectivos y subte: será del 40% en promedio hasta marzo

El Gobierno anunció un aumento en trenes, colectivos y subte: será del 40% en promedio hasta marzo

Comenzará a regir, de forma escalonada, a partir del 12 de enero. Habrá un nuevo sistema de subsidios. No descartan nuevos incrementos.

El Gobierno nacional anunció este jueves un nuevo incremento en los boletos de trenes y colectivos, que será del 40% en promedio, se aplicará de forma escalonada y comenzará a regir desde el 12 de enero.

Durante una conferencia de prensa brindada en el microcine del Palacio de Hacienda, el ministro Guillermo Dietrich no descartó que haya más aumentos durante el año próximo.

«Esto es el aumento que nosotros hoy consideramos necesario para mantener la calidad de servicio. Esperamos no tener que hacer otra actualización tarifaria para el año 2019», sostuvo.

El Gobierno oficializó también el nuevo sistema de asignación de subsidios para el transporte público, en el que las provincias pasan a tener autonomía plena en el financiamiento de sus propios sistemas de transporte.

Según el nuevo esquema tarifario, el viaje mínimo en colectivo subirá $ 2 a partir de enero; $ 1,50 en febrero y $ 1,50 más en marzo. Así, cuando se aplique el último aumento, costará $ 18.

Para los beneficiarios de la tarifa social, el incremento en la tarifa mínima del colectivo a partir del 12 de enero será de 90 centavos. Si además esa persona hace combinaciones con otros colectivos en un lapso no mayor a las dos horas, tiene los descuentos de la Red SUBE, por lo que el incremento en el segundo colectivo es de 45 centavos y en el tercero, de 30 centavos.

En los trenes Mitre, Sarmiento y San Martín, en tanto, el boleto mínimo costará $ 1,25 más desde enero; $1,25 más en febrero y $ 1 más en marzo. Hoy, el precio del tramo más económico de esa línea está en $ 8,75

Los trenes Roca, Belgrano Sur y Urquiza incrementarán su boleto mínimo 75 centavos a partir de enero; 75 centavos más en febrero y otros 75 en marzo. Además, la tarifa mínima del tren Belgrano Norte costará 1 peso más desde enero, otros 50 centavos más en febrero y 50 centavos más en marzo.

Por otra parte, la tarifa propuesta para el subte de la Ciudad de Buenos Aires es de $ 2,50 más a partir de marzo y $ 2 más a partir de abril. Desde noviembre, la Ciudad viene aplicando una suba escalonada de $ 1, con lo que en febrero el boleto costará $ 16,50.

Los beneficios de la Red SUBE se acumulan con los de la Tarifa Social, que ya supone un 55% de descuento en el valor del boleto para jubilados y pensionados, personal de trabajo doméstico, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, Asignación por embarazo y otros programas sociales.

Según el Ministerio de Transporte, en la actualidad, sólo el 40% de los usuarios del Área Metropolitana de Buenos Aires paga la tarifa plena del transporte, cuando en 2015 el 90% de los viajes se pagaban de forma completa. De todas las personas que viajan por día, el 60% recibe subsidios de forma directa, a través de los descuentos de Red Sube y de la Tarifa Social.

Consultado sobre el impacto que en el bolsillo de los usuarios tendrán los nuevos valores, Dietrich explicó que el Gobierno recibió “un sistema de transporte nacional totalmente distorsionado” porque “había una torta de subsidios que cada vez se repartían más al área metropolitana y cada vez menos al interior del país”.

“Los argentinos del interior financiaban el servicio de transporte a los argentinos del área metropolitana. Tuvimos que resolver esta distorsión tarifaria que nos dejó el kirchnerismo, sumado a una falta enorme de obras de infraestructura. A nadie le gusta hacer aumentos tarifarios. Pero para tener un sistema de transporte con calidad y que haya equidad en toda la Argentina ha sido necesario ir recorriendo este camino”, aseveró.

«Es cierto que estos aumentos tienen un impacto en la gente y que hay una injusticia en el interior del país.Por lo tanto, es difícil resolver las dos cosas juntas, sino imposible. Lo que hemos recibido es una gran distorsión que generó el kirchnerismo, porque antes del kirchnerismo esto no pasaba», insistió Dietrich.

El nuevo esquema de subsidios
«Trabajamos todos los días para que los argentinos vivan mejor. Para eso es fundamental avanzar para que haya un federalismo en serio en todo el país. Federalismo en serio es construir autopistas que conecten las provincias, tener rutas en buen estado. Federalismo en serio es la revolución de los aviones también», comenzó diciendo Dietrich, que también oficializó el nuevo esquema de subsidios, que recaerán principalmente sobre las arcas provinciales. En ese ​sentido, resaltó que

Así, según comunicó la cartera de Transporte, la administración de los fondos para las líneas de colectivo con recorridos municipales recaerán en los municipios; las que circulan entre dos o más municipios, en las provincias y, para las que atraviesen los límites provinciales, en el Gobierno Nacional.

En ese sentido, «el año que viene, las provincias van a recibir tres veces más recursos de los que recibían en 2015. También se incrementaron las transferencias automáticas. Eso hace que hoy la mayoría de las provincias tengan sus cuentas ordenadas. Hoy, en conjunto, las provincias tienen superávit fiscal, algo inédito en nuestro país».

«Estamos recorriendo un camino para que cada uno tome las responsabilidades que le corresponden. Así hemos avanzado en el traspaso de las responsabilidades en el sistema de transporte. A partir de ahora, las provincias van a tener total autonomía para definir su política tarifaria de transporte», añadió.

El Gobierno afirmó que el traspaso será acompañado por fondos y obras del Ejecutivo nacional en todo el país. Entre otras cosas, habrá de $ 6.500 millones para el sostenimiento del sistema de transporte en todo el país y se mantendrá la Tarifa Social a lo largo de esta transición.

Según informó Dietrich, la Agencia de Transporte Metropolitano coordinará las tarifas, y los gobiernos de la Provincia y de la Ciudad de Buenos Aires, al igual que el resto de las provincias, asumirán la responsabilidad de financiar sus propios sistemas de transporte.

El Gobierno Nacional seguirá llevando adelante las obras para la mejora continua del sistema, con 6 nuevos corredores de Metrobus y centros de trasbordo y la pavimentación de casi 400 kilómetros de calles por donde circulan colectivos. También, aseguró, continuará la transformación del sistema de trenes, con 3 nuevos viaductos, frenado automático y electrificación de todas las líneas, nuevas estaciones y la recuperación de las terminales de Retiro y Constitución, entre otras mejoras.

Los aumentos en 2018
Dietrich siempre fue renuente a avisar sobre los aumentos en trenes y colectivos. Los aplicó en 2016 y 2018, es decir en años no electorales. Para 2019, la recomendación que le hicieron desde el sector es que sea antes de marzo, ya que tendrá menos impacto tanto en la opinión pública como en el bolsillo.

Tras un movimiento en 2016, la tarifa del transporte público que administra el Gobierno nacional volvió a subir con fuerza en 2018. Los viajes en colectivo en sus trayectos mínimos acumulan un 117% de aumento desde enero, mientras que en líneas ferroviarias como la del Mitre, San Martín y Sarmiento un 118%, el Belgrano Norte %137, el Urquiza %161 y, el Roca y Belgrano Sur %175.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido