Murió Beri Biagiotti, el “padre” de los colectivos en escala

Murió Beri Biagiotti, el “padre” de los colectivos en escala

Beri Biagiotti falleció el sábado a los 84 años. Junto a sus dos hermanos fabricaron durante casi 50 años micros en escala. Fue el creador de un juguete auténticamente lujanense que hoy es un objeto buscado por coleccionistas.

Fue un hombre bueno, generoso, querido por quienes lo conocieron y tuvieron el privilegio de tratarlo o contar con su amistad. En los últimos años se había ganado el respeto, la admiración y la idolatría entre aquellos que tuvieron, tienen, atesoran y hasta desean el fruto de sus años de febril trabajo. El sábado, a los 84 años, falleció Beri Biagiotti, el fabricante de los ómnibus en escala que por estos tiempos son poco menos que un objeto de culto.

Camello, Doble Camello, Nahuel, Nahuel II, CX40 de Cametal, con un solo eje trasero o doble eje si el modelo lo ameritaba, fueron las carrocerías emblemáticas que hicieron famosos a los “colectivitos de chapa” que durante décadas fueron una marca registrada, aunque tal vez poco reconocida como se merecía, de Luján.

“El único medio de transporte que circula a piolín” fabricado en serie “es patrimonio lujanense”, resaltaba en EL CIVISMO en una nota realizada en agosto de 2001 cuando la fábrica ubicada en Mitre y Gamboa empezaba lentamente a ser un recuerdo.

EL COMIENZO

A principio de los años 60, Beri con sus hermanos transformaron la carpintería en un pequeño taller que llevaba por nombre Bedier (por Beri, Divio y Erar Biagiotti) dando inicio a los primeros modelos que no eran micros sino réplicas en escala de una pick up Ford, tractores y camiones elaborados en madera.

En 1965, los hermanos Biagiotti fabricaron la primera matriz para moldear la chapa. Erar creaba las máquinas y Beri pensó que el camino a seguir estaba en la fabricación de colectivos que podían ser tanto un juguete como un velador y hasta un regalo empresarial.

El primer modelo que vio la luz fue un Chevallier, que era la empresa más importante de larga distancia por esa época. Luego, llegó la carrocería camello y en los años 70 el doble camello. En la actualidad una de estas unidades pueden alcanzar precios de hasta 35 mil pesos y son muy buscados por coleccionista. Se dice entre los hobbistas que por cada año que pasa, el valor de los colectivos Bedier o Biagiotti aumenta mil pesos.

Hasta se formó un grupo en Facebook que había propuesto realizarle un homenaje a Beri para el marzo. El artesano de la hojalata llegó hacer 95 líneas de colectivos y un millar de unidades de cada empresa.

La mejor época de la pequeña firma familiar fue en los 80. Durante el gobierno de Alfonsín llegaron a fabricar 1.500 colectivos y generar trabajo a siete personas hasta que empezó a decaer paulatinamente con el correr de los años por la imposibilidad de conseguir los planos para hacer la matricería de las nuevas carrocerías y la apertura indiscriminada de las importaciones que permitió el ingreso a granel de otros juguetes.

Así todo, en el comienzo del nuevo siglo el taller Biagiotti todavía hacía unas 40 unidades mensuales y el stock siguió vendiéndose hasta no hace mucho en santerías, estaciones de servicio y jugueterías de esta ciudad y paradores del interior del país.

 

Fuente:

El Civismo

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *