A 20 años de la caída del colectivo Etacer al río Colastiné

A 20 años de la caída del colectivo Etacer al río Colastiné

Sólo dos personas sobrevivieron a la tragedia: una mujer y un hombre. Los demás -seis muertos, seis desaparecidos- quedaron como víctimas del choque entre un automóvil y un micro, en un puente sobre el río Colastiné, en la provincia de Santa Fe. Después del impacto (madrugada del 17 de enero de 1999) el micro cayó 20 metros y se hundió en el río.

Durante la tarde, una grúa que estaba haciendo trabajos de rescate también cayó al agua: su operario se salvó por milagro.La ruta 168, donde ocurrió el accidente, estuvo cortada más de 12 horas y los vehículos formaron colas de hasta 8 kilómetros de largo, lo que generó un caos.

La ruta une Santa Fe con Paraná y conduce al túnel subfluvial, por el que cada día pasan 12.000 vehículos, entre ellos camiones que operan en el Mercosur.Ayer, a las tres y cuarto de la mañana, el interno número 3 de la empresa Etacer, que iba hacia Paraná, chocó de frente con un Peugeot 504, rompió la baranda del puente que estaba cruzando y cayó al agua. En ese lugar, la profundidad del río es de 15 metros.

El micro había salido de la terminal General Manuel Belgrano, de Santa Fe, a las 2.30 de la madrugada. Lo manejaba Luis Pretz, de 48 años. Los sobrevivientes estimaron que ahí viajaban unos 12 pasajeros.Del otro lado venía Francisco Abasto, de 38 años, al volante de su Peugeot. Según se informó, habría estado comiendo un asado en Paraná e iba a buscar a su mamá a Santa Fe. Era cajero del túnel Subfluvial. Tras el choque lo llevaron hasta el hospital de emergencias José Cullen, en Santa Fe, pero allí murió.

Dos hombres que pescaban a unos 100 metros del puente vieron caer el micro, oyeron gritos, se acercaron con su canoa y rescataron a Mariela Dalarraga de Biaggini, de 25 años, y a Andrés Bouchet, de 28.Los vecinos corrieron a pedir ayuda. El dueño del bar donde está el único teléfono semipúblico del distrito Colastiné Sur llamó a la Policía. Al amanecer, los equipos de rescate estaban instalados en el lugar. Había gente especializada en emergencia médica, patrulleros, grupos especializados en rescate y paramédicos. En el fondo del río.

Desde la superficie no se veía nada, pero se pudo ubicar el micro. Un buzo confirmó la posición exacta y anunció que el vehículo estaba con sus ruedas tocando el lecho del río. Entonces llegaron las grúas.Mientras se hacían los movimientos de rescate, la ruta 168 estaba cortada. Ayer la ruta estaba especialmente cargada: era día de cambio de quincena, con lo que al movimiento corriente se sumaron los turistas que iban o volvían de sus vacaciones. Hacía calor. La chapa de los autos se fue calentando.

La gente no estaba preparada para un viaje largo, así que hubo que pensar también en ellos: los servicios de asistencia de Santa Fe y Paraná tuvieron que llevar alimentos y agua potable a familias enteras, que quedaron varadas.A las dos y media de la tarde, la grúa de la Empresa Provincial de Energía (EPE) tenía el micro izado y se estaban rescatando los primeros cuerpos del interior. Entonces la grúa -una máquina con capacidad para levantar 20 toneladas- perdió estabilidad y se fue al agua.El operario -José Báez, de 42 años- alcanzó a saltar de su cabina y terminó sobre el puente.

Lo internaron con golpes leves. Fue una fatalidad, dijo Carmelo Liberatore, jefe del operativo por la EPE.Después que se cayó la grúa, el juez de turno, Daniel Rucci, decidió suspender el rescate y así descongestionar la ruta. En cuanto al choque, no se sabe qué pasó.

La noche estaba oscura, no había niebla. La Policía no descarta un error humano o una falla mecánica (por ejemplo, el reventón de una goma).Anoche sólo se conocía la identidad de dos de los cinco cuerpos rescatados: eran los de Ramona Calveira de Luna, de 55 años y Alejandra Rivero, de 27.Temprano, apenas haya luz, hoy seguirá el rescate. Se encargará de eso el grupo Sersico (Servicio de Salvamento, Incendio y Contaminación), de la Prefectura Naval Argentina. Llevarán un remolcador y un malacate, con el que trabajarán desde la ribera. Primero se ocuparán de la grúa, después del micro.

 

Fuente:

Diversos medios en Internet

Fotos: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido