Un chofer de la línea 343 salvó a un joven pasajero que sufrió una descompensación en Munro

Un chofer de la línea 343 salvó a un joven pasajero que sufrió una descompensación en Munro

El dramático momento ocurrió este domingo por la noche a metros de la estación. Un joven se descompensó y hubo desesperación porque no podía respirar. Los pasajeros asistieron al muchacho y el colectivero desvió su recorrido hasta la Clínica Independencia.

Un chofer de la línea 343 salvó a un joven pasajero que sufrió una severa  descompensación mientras viajaba en colectivo por Vicente López. El hecho corrió este domingo mientras el interno N°6 de la empresa “Compañía Noroeste S.A.T.” cumplía su habitual recorrido desde el barrio porteño de Liniers hasta el partido bonaerense de Tigre.

El episodio tuvo lugar anoche, cerca de las 21.00, a la altura de la estación de Munro. Fue en ese instante cuando un adolescente que viajaba acompañado junto a otra joven comenzó a sentirse mal, lo que movilizó al resto de los pasajeros que viajaban a bordo del ómnibus y al propio colectivero, que decidió desviar su recorrido para que asistan al muchacho.

“El colectivo venía desde Liniers a Tigre y el episodio fue a la altura de la estación de trenes de Munro”, contó a ZonaNorteHoy.com Marina Medina, una de las pasajeras que viajaban a bordo de la unidad. “El chico se descompuso y su compañera se desesperó. El joven decía que sentía cosquilleo en todo el cuerpo y acusaba no poder respirar bien”, señaló la mujer.

Frente a la desesperación de los pasajeros y con el joven a bordo que no podía respirar, el conductor del colectivo, llamado Gonzalo, no dudó y de inmediato desvió su recorrido hasta llegar a la Clínica Privada Independencia, situada en Luis María Drago 5681, donde los médicos del lugar asistieron de emergencia al paciente.

“Con buen tino y humanidad, el chofer del colectivo inmediatamente desvió su recorrido hasta hasta la Clínica Independencia de Munro. Durante el viaje hasta el centro médico, todos los pasajeros se preocuparon por el chico y ayudaron a que su acompañante se tranquilizara. Una vez que llegamos al lugar, el chofer y otro hombre que viajaba en el colectivo ayudaron a bajar al chico y lo ingresaron a la clínica”, relató Marina.

La mujer destacó la rápida respuesta que tuvieron tanto del colectivero como el resto de los pasajeros que viajaban en el transporte. “Gonzalo tuvo una actitud ejemplar y cuando todo terminó le pedí si podía sacarle una foto. Además, mientras duró el episodio, todos los pasajeros nos convertimos en familia del joven por un ratito”, agregó.

En declaraciones a ZonaNorteHoy.com, Marina celebró la valiosa actitud de las personas que fueron testigos del dramático momento. “Buena gente por suerte todavía abunda. Finalmente fue muy grato compartir ese momento encabezado por el chofer, en el que todos unimos tantas buenas acciones y actitudes. No todo está perdido”, concluyó la mujer.

 

Fuente:

ZonaNorteHoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido