Aeroparque: pasajeros confundidos y taxistas enojados con el nuevo sistema de tarifas prefijadas

Aeroparque: pasajeros confundidos y taxistas enojados con el nuevo sistema de tarifas prefijadas

$180 hasta Belgrano, $419 a Martínez y $196 a Facultad de Medicina. Las tarifas de taxis prefijadas debutaron este mediodía en Aeroparque y en algunos casos son competitivas hasta con Cabify, que al momento de consultar arrojó cifras de $200, $391 y $264 para los mismos recorridos.

Una decena de empleados ayuda a los pasajeros que llegan buscando un taxi y no comprenden en cuál de las dos filas se deben ubicar. Una, dentro del aeropuerto, lleva a los tótems donde se saca el ticket con el precio prefijado (una no funcionaba cuando LA NACION hizo el recorrido) y la otra es para quienes ya lo tienen y esperan un auto afuera. La confusión, lógica en el primer día del nuevo sistema, también es de los taxistas que consultan a los agentes qué deben hacer.

Silvio Gómez, valija en mano, está esperando su turno para dirigirse a las pantallas. “Viajo habitualmente y, cómo sé cuánto salen los viajes, me ha pasado de darme cuenta que el reloj estaba adulterado”, cuenta. Imagina que con la tarifa fija no queda mucho margen para la informalidad.

Algo similar le sucedió a Eduardo André, que aguarda en la fila exterior. En su mano tiene el ticket que le expidió la máquina por el viaje que está a punto de hacer: ir a Santa Fe y Junín le costará 184$. Por ese mismo recorrido, hace un año llegó a pagar $250. “Soy salteño, viajo seguido y me parece barato. Eso sí, está medio lento el sistema. Pagaría un poco más con tal que fuera más rápido”, cuenta.

María José Lucero fue una de las más perjudicadas por la espera: nadie le explicó que primero tenía que ir a las máquinas e hizo la cola para subir al taxi sin el ticket en la mano. Cuando llegó a subirse, le indicaron que tenía que hacer la otra cola. “Estoy hace media hora acá, es un lío. Lo tienen que agilizar”, dijo. Ella viajaba a Olivos y el sistema le indicó un viaje de $ 373 muy similar al remis que pagó a la ida, que salió $350.

“El sistema me parece que está muy bien pero me parece pésimo que no se contemple el tiempo de espera”, explicó el taxista Gabriel Salcedo, mientras ayudaba a un pasajero a meter una valija en su auto. “Si vas a Belgrano o Palermo no hay problema, ¡pero para el lado del centro siempre hay lío!”, se quejó.

Con el nuevo sistema, los taxistas no prenden el reloj y solo cobran lo que indica el ticket entregado por el pasajero. La tarifa se calcula sobre la base de la distancia del recorrido, incluye la bajada de bandera y el equipaje extra, y se actualiza automáticamente en horario nocturno.

“Esto es una forma de rebajarle el salario al taxista, al sacar la variable de tiempo el ticket nos limita la recaudación” se quejó Gabriel Vieytes, vocero de la Asociación de Taxistas de Capital. “Un viaje de acá al Obelisco, según el tótem es de 177$. Nuestros relojes lo cobraban habitualmente $233. Vos salís de acá, te agarra el semáforo, y ese tiempo ya no existe más, pasamos a ser un remis. Entonces este sistema nuevo te va sacando un promedio de 30, 40 o 50 pesos por viaje que se hace en Capital”, reclamó. Según sus cálculos, los taxistas perderán un promedio de $400 pesos por día.

Más allá de la variable económica, el taxista Pablo Carrizo se preocupó por la eventual cobertura en caso de un accidente. “El seguro no nos cubre si circulamos con el reloj apagado. Este sistema no piensa ni en el pasajero ni en nosotros los taxistas”, reclamó.

Desde el Ministerio de Transporte explicaron que la tarifa se calcula siempre en tiempo real y en base al Mapa Interactivo de la Ciudad, que contempla cortes de calles o inconvenientes por obras.Por eso, el ticket tiene validez para ser utilizado dentro de la siguiente hora. Respecto a la cobertura del seguro, indicaron que el nuevo sistema no interfiere en absoluto. “El seguro los cubre desde el momento en que suben al taxi. El reloj no tiene nada que ver, no importa si está prendido o apagado”, explicaron.

El sistema de tarifas prefijadas estará en Ezeiza la semana que viene y en el transcurso del mes desembarcará en Buquebús y la terminal de Retiro.

 

Fuente:

La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido