Movilidad inteligente: llegan los mini buses autónomos a la ciudad de Nueva York

Movilidad inteligente: llegan los mini buses autónomos a la ciudad de Nueva York

Optimus Ride, con sede en Boston, implementará un servicio de transporte autónomo en el Brooklyn Navy Yard a finales de este año.

Los vehículos autónomos finalmente llegan a la Gran Manzana. Optimus Ride, una nueva empresa autónoma con sede en Boston, anunció planes para desplegar un servicio de transporte autónomo en la ciudad de Nueva York en el segundo trimestre de 2019. La compañía también planea ofrecer viajes a los residentes de la comunidad de retiro de Paradise Valley en el norte California.

Para estar seguros, los autos robot no buscarán espacio en Times Square en el corto plazo. Las lanzaderas autónomas de Optimus Ride se ejecutarán en circuitos cerrados en caminos privados dentro del Brooklyn Navy Yard, una fábrica privada de 300 acres de la Segunda Guerra Mundial que se encuentra en medio de una reinvención de alta tecnología . El servicio de transporte estará disponible para unas 8.500 personas que trabajan en los diversos negocios de manufactura pesada y liviana del Navy Yard, así como para futuros pasajeros del servicio de transbordadores East River de la ciudad de Nueva York, que planea abrir un nuevo muelle en el Navy Yard a principios de 2019.

Las primeras pruebas de este concepto se realizarán en los astilleros Brooklyn Navy Yard, situados en el East River. Viajarán a 40 km/h

Optimus Ride no diría cuántos vehículos estaría desplegando, ni proporcionaría ninguna especificación para el tipo de vehículo que usa. «La flota de vehículos automáticos en las propiedades de Brooklyn Navy Yard y Paradise Valley aumentará a lo largo del período de despliegue», dijo un portavoz en un correo electrónico. “Optimus Ride utiliza vehículos eléctricos del vecindario (NEV, por sus siglas en inglés) que están diseñados para funcionar en entornos de 25 mph. Optimus Ride es independiente del vehículo y puede integrar nuestras tecnologías de conducción automática en cualquier tipo de vehículo «.

Aún así, es un desarrollo significativo, considerando que Nueva York ha quedado en gran parte fuera del boom del taxi robot en los últimos años. Hace casi dos años, la Legislatura del estado de Nueva York aprobó un proyecto de ley que autorizaba demostraciones y pruebas de vehículos autónomos en vías públicas. Pero desde entonces, las calles de Nueva York han estado desprovistas de autos robot, ya que los operadores acudieron a lugares con regulaciones más amigables (como Arizona) o que son más convenientes para su sede (como California).

Optimus Ride, una escisión del MIT, está facturando al despliegue de Navy Yard como el «primer despliegue comercial de vehículos de auto-conducción en el estado de Nueva York». Pero ha habido un puñado de demostraciones de tecnología autónoma. Audi completó una demostración de seis millas alrededor de la capital del estado en junio de 2017 luego de recibir la aprobación del DMV. Más tarde ese año, Cadillac realizó un viaje en «manos libres» desde su sede en la ciudad de Nueva York a Nueva Jersey.

Since then, New York has been a ghost town for AV testing. Part of the reason could be the state’s strict requirements, which include a state police escort at all times to be paid for by the testing company. In 2017, GM announced plans to test its self-driving vehicles in Lower Manhattan, but those plans have since dried up with little explanation as to why.

And New York’s elected officials have largely ignored the self-driving phenomenon, instead focusing their attention on the dire state of the city’s subway system. New York City Mayor Bill de Blasio opposed the GM deployment at the time, and still remains skeptical of the technology.

“If this pilot abides by insurance and other non-traffic laws and remains confined to the Brooklyn Navy Yard — which is private — then it can operate,” Seth Stein, a spokesperson for the mayor, said in an email. “The Mayor has voiced his strong opposition to testing a new technology on our busy streets.” (A spokesperson for New York Gov. Andrew Cuomo did not respond to a request for comment.)

The state’s DMV echoed the mayor in a statement: “Pursuant to statute, DMV approves testing on public roads. This, however, does not include testing performed on private roads that are closed to public motor vehicle traffic. If Optimus Ride intends to operate on public roadways, they would need DMV approval.”

The Navy Yard and Paradise Valley, an 80-acre retirement community located in Fairfield, California, would be Optimus Ride’s third and fourth public deployments, respectively. The company also plans to run an autonomous taxi service at Halley Rise, a $1.4 billion mixed-use development project in Reston, Virginia, starting later this year. Previously, Optimus Ride deployed a handful of robot cars near its home base in Boston’s Seaport district.

These deployments call to mind similar services that are available from startups like Voyage in retirement communities in California and Florida, or Drive.ai in Frisco, Texas: mostly low-speed autonomous vehicles in tightly controlled, geofenced areas with an operations team in constant communication with the cars. These vehicles — small, usually electric, with capacity for no more than a dozen people — have proliferated in cities around the world. Experts see them as a good entry point for autonomous vehicle technology, while regulators like keeping the vehicles contained in small, less populated areas.

 

Fuente:

The Verge

Optimus Ride

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido